¡Argentina dice sí a la vida!

Tras más de 12 horas de sesión el Senado de Argentina rechazó la iniciativa de ley –aprobada en la Cámara de Diputados- con la que se pretendía legalizar el aborto hasta la semana 14 de gestación.



Con 38 votos en contra y 31 a favor, dos abstenciones y una ausencia, la cámara alta del país sudamericano cerró –por lo pronto- el debate que durante varios meses dividió a los argentinos.

Bajo una lluvia constante, miles de personas se reunieron afuera del recinto legislativo para esperar el resultado de la votación.

El júbilo estalló entre quienes apoyaron el movimiento “Salvemos las dos vidas”, que logró movilizar a cientos de miles de personas en varias manifestaciones de rechazo a la iniciativa.

Durante la jornada, decenas de senadores subieron a tribuna para expones sus motivos a favor o en contra de la legalización.

“Tanto la propuesta de Diputados como las modificaciones que se proponen son increíblemente exageradas: se pasa de convertir algo que es un delito en algo que es una obligación, lo cual es un poco exagerado” aseguró en su participación Federico Pinedo, presidente provisional del Senado.

La expresidenta Cristina Fernández de Kirchner habló a favor de la iniciativa y aseguró que su posición en contra del aborto cambió al ver que “miles de chicas salieron a la calle”.

La senadora Silvia Elías de Pérez también mostró su rechazo a la legalización del aborto, argumentando que significaría una especie de discriminación entre quienes son aceptados para nacer y quienes son rechazados.

“Realmente legalizar el aborto es admitir lisa y llanamente el fracaso del Estado; es desentenderse de trabajar en la prevención”, puntualizó.
Leer: ¿Por qué Argentina debate la legalización del aborto?

La Iglesia pide profundizar el diálogo

En este debate la Iglesia Católica tuvo un papel preponderante. En un comunicado, la Conferencia Episcopal de Argentina, encabezada por el obispo de San Isidro Oscar Ojea y el arzobispo de Buenos Aires Mario Poli, agradeció a los argentinos, a los legisladores y a las organizaciones que dieron la batalla en defensa de la vida.

"(damos las gracias) a tantos hombres y mujeres, a los Senadores y organismos e instituciones que se han pronunciado en defensa de la vida (…) agradecemos especialmente el testimonio de los pobres, que siempre nos enseñan a recibir la vida como viene y a saber cuidarla porque es un don de Dios"

Asimismo, la Iglesia Católica llamó a todos los sectores involucrados a un diálogo renovado para un nuevo compromiso social en apoyo a las vidas más vulnerables.

“Nos encontramos ante grandes desafíos pastorales para anunciar con más claridad el valor de la vida: la educación sexual responsable, el acompañamiento a los hogares maternales surgidos especialmente en nuestros barrios más humildes para acompañar a mujeres embarazadas en situaciones de vulnerabilidad y la atención a personas que han pasado por el drama del aborto”.

¿Ahora qué sigue?

La iniciativa no podrá ser discutida en el congreso argentina, al menos en lo que resta del año legislativo.

Cabe recordar que, aunque aseguró que personalmente su postura era provida, el presidente Mauricio Macri fue quien impulsó el debate en el legislativo. Incluso, de acuerdo con activistas de la campaña ‘Salvemos las dos vidas’, fue presionado por organismos internacionales para ello.
Leer: “A los provida ya no nos callan más”: Activistas

Ahora, de acuerdo con el diario argentino Clarín, el gobierno estudia la posibilidad de impulsar una Reforma al Código Penal, para descriminalizar a las mujeres que aborten, con lo que la ley pesaría sobre médicos, enfermeros y quienes asistan el aborto.


@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Email marketing by Interspire