25 muertos por erupción del Volcán de Fuego en Guatemala

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología informó en un comunicado que finalizó la erupción de Volcán de Fuego registrada este domingo y que causó al menos 25 muertos. 



El gobierno de Guatemala decretó el Estado de Calamidad Pública en los departamentos de Chimaltenango, Escuintla y Sacatepéquez, impactados por una violenta erupción volcánica que ha dejado 25 muertos y 1.7 millones de personas afectadas.

 

La medida de excepción, con 30 días de vigencia, tiene el objetivo de agilizar la asignación de recursos para atender a la población afectada y reconstruir la infraestructura dañada.

 

El Estado de Calamidad “tiene por objeto mitigar, restablecer la infraestructura, servicios esenciales y evitar mayores consecuencias”, indicaron en el acuerdo del consejo de ministros.

 

El propósito principal de esta disposición, según el gobierno, es realizar las acciones necesarias que garanticen la vida, la integridad y la seguridad de la población afectada o en situación de riesgo.

 

La reunión de gabinete, encabezada por el mandatario Jimmy Morales, se efectuó anoche en la Casa Presidencial de Guatemala.

 

El gobernante indicó en rueda de prensa que se requería de recursos no contemplados en el presupuesto del país.

 

En consecuencia, se decretaría el Estado de Calamidad Pública para obtener cuanto antes los fondos necesarios para superar la emergencia.

 

Por otra parte, el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) informó en un comunicado que finalizó la actividad volcánica registrada este domingo y que causó al menos 25 muertos.

 

“La erupción del volcán de Fuego, luego de 16 horas y media de actividad, finalizó anoche con ceniza a cuatro mil 500 metros sobre el nivel del mar, con explosiones débiles y moderadas”.

 

Precisó que “la estación sísmica registró un último flujo piroclástico a las 18:45 horas del domingo, tiempo local, con registro de explosiones normales y abundante desgasificación”. Luego, “los retumbos y ondas de choque desaparecieron”.

 

Aunque la erupción finalizó “existe ceniza en el ambiente a una distancia de 20 kilómetros en el perímetro volcánico con probabilidad de que la velocidad del viento la pueda mover a mayor distancia”.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.