Últimas noticias:

Derechos Sexuales vs Salud Sexual

Los activistas de la llamada “ideología de género” vienen implementando una nueva estrategia que tiene ahora por objetivo a la niñez y juventud de los países del mundo.


Por la defensa de la infancia


Su nueva estrategia se basa en promover la “educación sexual integral” como un derecho humano reconocido internacionalmente, con la idea de que si pueden “criar” a la siguiente generación educada en sus ideologías sexuales radicales, entonces habrán ganado en gran parte la batalla.

El concepto de “educación sexual integral” es muy amplio, por lo que se puede expresar de muchas maneras y puede disfrazarse como “educación en derechos humanos” o en programas de “habilidades requeridas para la vida”. Los activistas de la “ideología de género” la han planteado deliberadamente de ese modo con la finalidad de introducir gradualmente su revolución cultural-sexual, es decir, no generar mucho “ruido”, para evitar tropiezos.

No obstante, se disfracen como se disfracen, la mayoría de los programas de “educación sexual integral” comprenden una serie de elementos que los identifican y que debe poner en alerta a todos:

• Enseñar a los niños para que defiendan una serie de “derechos sexuales”.

• Enseñar a los niños varios modos de obtener el placer sexual.

• Promover condones entre los niños sin informarles de sus fallas.

• Enseñar a los niños la masturbación.

• Animar a los niños para que experimenten sexualmente con individuos de su mismo sexo o del sexo opuesto.

• Promover en los niños el sexo oral o anal o enseñarles que este tipo de comportamientos es seguro.

• Promover en los niños la promiscuidad como un “derecho”.

• Denigrar los valores culturales y religiosos de sus padres o su comunidad.

• Proveer a los menores de consejería sexual, información o servicios sin el consentimiento de sus progenitores (padre y madre).

La ONU financia este tipo de programas

La mayoría, si no es que todos los programas sobre sexualidad financiados o promovidos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), contienen muchos de los elementos que impulsan los activistas de la “ideología de género”.

Planned Parenthood

Así, por ejemplo, el Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA) promociona el programa “It’s All One” (“Son Todos Uno”) de la Federación Internacional de Planificación Familiar (International Planned Parenthood Federation, IPPF), una de las mayores proveedoras de programas de “educación sexual integral” en el mundo.

El programa “It’s All One” de IPPF invita a los maestros para que conduzcan discusiones en sus grupos de clase acerca de la homosexualidad, de la diversidad sexual, cómo son tratadas las minorías sexuales en sociedad y cómo son violados sus derechos.

Según IPPF, esto es lo que ha ordenado la ONU que los niños deben recibir.

Claro, la “ideología de género” –como todas las ideologías– se traduce en jugosos negocios. Planned Parenthood opera en la mayoría de los países del mundo y está haciendo millones de dólares por sus servicios sexuales para niños y adultos. Parte de sus ingresos provienen de múltiples agencias de la ONU, como la ya mencionada UNFPA, el Programa de las Naciones Unidas Sobre el VIH/SIDA (UNAIDS), ONU Mujeres, Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial.

Guía de la UNESCO

Otra vertiente de impulso a la agenda de “educación sexual integral” es la “Guía Internacional sobre Educación de la Sexualidad” (“International Guidelines on Sexuality Education”) de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación), que fue elaborada con la colaboración del Fondo de Población de Naciones Unidas (UNFPA), la Organización de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud.

La “Guía Internacional sobre Educación de la Sexualidad” de la UNESCO está totalmente en línea con las premisas de la “educación sexual integral”, y con ella se enseña a niños y jóvenes que:

• Se debe respetar la “diversidad sexual y de género”.

• “Un hombre que se convierte en mujer y es atraído hacia otras mujeres sería identificado como lesbiana”.

• “La masturbación no es dañina”.

• “Tanto hombres como mujeres pueden dar y recibir ‘placer sexual’, con una pareja del mismo sexo o del sexo opuesto.”

Reporte de Relator Especial de la ONU

Otra plataforma desde donde se impulsa la estrategia de “educación sexual integral” para modificar la conciencia y los valores de niños y jóvenes, la constituye el reporte elaborado por el Relator Especial de la ONU, Vernon Munoz, que entregó a la Asamblea General de Naciones Unidas, en octubre de 2010.

El reporte de Vernon Munoz es de lo más perverso. En él afirma –apoyado en nada– que ahora existe un derecho humano internacional a la “educación sexual integral”; y más aún: que éste incluye un derecho a “experiencias sexuales placenteras”, derecho que sólo puede efectuarse “si [los niños] reciben educación sexual integral desde el comienzo de [su] escolaridad”. En otras palabras, de acuerdo con este reporte, a los niños y niñas desde los 5 años de edad y posiblemente aun pre-escolares debe enseñárseles sobre su derecho al placer sexual.

Vernon Munoz no solamente se excedió en su mandato, pues fue designado por la ONU para elaborar un reporte sobre el “derecho a la educación”, sino que promovió su propia agenda personal de derechos sexuales, en un intento unilateral por establecer un derecho ficticio a la educación sexual.

Los planteamientos de Vernon Munoz, que forman parte de la filosofía de la “educación sexual integral” que por distintas vías están empujando en diversos países, como en México, buscan dinamitar los fundamentos de la naturaleza humana:

“El placer y el disfrute de la sexualidad… debería ser uno de los objetivos de la educación sexual integral, aboliendo los sentimientos de culpabilidad acerca del erotismo, que restringen la sexualidad a la mera función reproductiva”.

“Restringir la educación sexual al asunto de las enfermedades de transmisión sexual… puede crear una asociación errónea entre la sexualidad y la enfermedad, lo que es tan dañino como asociarla con el pecado”.

Asimismo, cuestiona el papel de la religión, por obstruir la educación sexual, así como el que los padres de familia excluyan a sus hijos de dicha educación.

El reporte concluye haciendo un llamado a la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (OHCHR) para que “investigue problemas específicos en relación con barreras y retos para el efectivo disfrute del derecho a la educación sexual integral” y al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para que cuestione a los Estados Miembro durante las revisiones periódicas acerca de cómo están asegurando el “disfrute del derecho a la educación sexual integral”.

Apoyo traducción: Norma Mendoza Alexandry

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar