Últimas noticias:

¿Qué papel juega el Abuelo en la familia?

La celebración del Día del Abuelo en México (28 de agosto) debe ser un momento para la reflexión y el análisis, sobre todo cuando muchas veces se asume que los abuelos ya no tienen cosas por hacer y por lo tanto pueden o deben dedicarse a cuidar a los nietos o a realizar quehaceres domésticos sin tener descanso, como si se tratara de una tarea implícita. Es decir, que ser abuelos es igual a cuidar de los nietos, sobre todo en las clases medias y bajas.


Ir en contra de la cultura del descarte


Al analizar precisamente el papel que muchos adultos mayores desempeñan como cuidadores de sus nietos, Graciela Saldaña Hernández, académica del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana, advierte que muy probablemente esto puede generar una especie de explotación laboral, ya que en la mayoría de los casos esa actividad no es remunerada.

En opinión de la maestra universitaria, este fenómeno puede provocarse por el desconocimiento mismo de los adultos mayores, a sus derechos reconocidos legalmente en la Ley de los Derechos de las Personas Adultas Mayores (publicada en abril del 2002).

Por ello, explica, es necesaria una transformación en las familias contemporáneas, a través de la cual la solidaridad no se vea solamente de los abuelos hacia los nietos y sus familias, sino también desde éstos a los abuelos, que aunque ancianos siguen siendo ante todo personas dignas de respeto, cuidado y atención.

Asimismo, señala, es tarea fundamental del Estado velar por el bienestar de sus ancianos, por medio de medidas tendientes a monitorear sus condiciones y creando la infraestructura adecuada para asistirlos cuando así lo requieran.

La académica de la Ibero considera que es tarea fundamental adentrarse al tema de los abuelos como cuidadores de sus nietos, no sólo por el número cada vez mayor de personas de la tercera edad que hay en México, sino también por las condiciones no institucionalizadas en que esta actividad se desarrolla.

Así también, por la escasa o nula valoración monetaria que se le otorga en un gran número de familias mexicanas, pese a que histórica e ideológicamente en nuestro país ha sido común contar con el apoyo de los abuelos para el cuidado de sus nietos, y aunque actualmente la figura del abuelo(a) como cuidador principal se presente cada vez con más frecuencia.

Un tema poco investigado en México

“A pesar de esta importancia, éste es un tema recientemente investigado en nuestro país. De hecho, se han comenzado a estudiar los efectos de la aportación económica y no económica de los abuelos y de los adultos mayores en el bienestar de las familias, por medio del empleo formal, del cuidado de la vivienda, de los nietos o actividades instrumentales (Cárdenas y Vera-Tudela, 2011)”, explica.

De igual modo, indica que hay autores que resaltan efectos positivos que el cuidado de los nietos tiene para los abuelos, como por ejemplo, los sentimientos de amor y ayuda hacia los demás, los sentimientos de utilidad y solidaridad, la revitalización por la relación con sus nietos, el disfrute de la presencia y de la relación con la familia, el aumento de autoestima, el gozo por ver crecer a los miembros de la familia, o bien el encontrar sentido y felicidad a sus vidas.

Aclara, sin embargo, que existen otros estudiosos cuyas investigaciones hacen énfasis en la relación del cuidado de los nietos con la desvinculación y los conflictos entre abuelos, hijos y nietos; o bien con el resto de la familia. Asimismo, los estudios revelan la existencia de sobrecarga, trastornos de salud física o emocional o el miedo al fracaso por parte de los abuelos (Cfr. Parashar, 2007; Weisbrot y Giraudo, 2012).

“En realidad, hay poco acuerdo respecto a los efectos del cuidado de los nietos en los abuelos. Otros autores afirman que la dificultad de ser abuelo(a) radica en que su papel no se encuentra institucionalizado, y además tiene escaso reconocimiento social”, refiere Saldaña Hernández.

En otras palabras, la especialista expone que esta situación es difícil de definir, ya que puede representar un símbolo, un papel social, una experiencia emocional, una interacción con los nietos o también un proceso grupal con la familia (Pinazo y Montoro, 2004). “Esto puede generar visiones idealizadas de lo que debe ser un abuelo(a)”.

Necesario establecer políticas públicas

La académica de la Universidad Iberoamericana advierte que la reflexión, el análisis y las propuestas de políticas públicas se hacen necesarios si se considera el número de personas de la tercera edad en México, ya que de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en el año 2012 había más de 10 millones de individuos de 60 años o más, y se calcula que para 2030 habrá más de 20 millones de ancianos, que deberán considerarse para la programación de un Plan Gerontológico Nacional.

Añade que esta problemática contribuye a la generación de preguntas acerca de cómo es concebido el papel de los abuelos. Asimismo, surgen preguntas en torno a si ellos deciden genuinamente si quieren o no quieren dedicar parte o todo su tiempo al cuidado de sus nietos, o bien si se sienten comprometidos a hacerlo debido a la presión que las miradas de sus familias lanzan sobre ellos, con el pretexto de que “somos familia y tenemos que ayudarnos”.

“¿Es acaso que los abuelos se proponen como cuidadores como una forma de contar con casa y comida? ¿Es válido que los abuelos dediquen parte o todo su tiempo al cuidado de sus nietos sin remuneración alguna? ¿Es legítimo que los hijos pidan a los padres que cuiden de sus nietos sin remuneración de por medio?”, cuestiona la especialista.

Finalmente, precisa que de acuerdo con la información recabada existen en los abuelos sentimientos encontrados en relación con su actividad de cuidadores de los nietos. “Estos sentimientos pueden relacionarse con el cansancio acumulado después de toda una vida de ser madres o padres, y en muchas ocasiones amas de casa. O bien porque ellas o ellos también tienen proyectos que quieren llevar a cabo”.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar