Últimas noticias:

En la India van por la eliminación de la maternidad subrogada

“El objetivo de la maternidad subrogada no es el bien del niño, sino el de satisfacer el capricho o deseo de unos adultos de ser padres a cualquier precio”. Esto se lee en el reporte de Profesionales por la Ética, publicado en abril de 2015, titulado “Vientres de alquiler, Maternidad Subrogada. Una Nueva forma de explotación de la mujer y de tráfico de personas”.


Maternidad subrogada India


Por su parte, a esta práctica el Early Institute en México considera que dicha acepción es incorrecta, por lo que le llama Explotación de Mujeres con Fines Reproductivos o EMFR, y la define como “la contratación de una mujer que se compromete a gestar a un bebé con la obligación de entregarlo a los solicitantes cuando nazca, para que estos últimos lo críen, renunciando la gestante a sus deberes y derechos parentales”, la mayor de las veces, a cambio de una contraprestación, aunque hay algunas que se tramitan de forma gratuita.

Poco a poco diversos países van comprendiendo los diferentes problemas que acarrea la maternidad subrogada; por ejemplo, en India ocurrió el caso de Manji. Una pareja de médicos japoneses concertó la gestación con una mujer india y el óvulo de una tercera persona; poco después la pareja de médicos se divorció, y al nacer el menor, la esposa, ya divorciada, rechazó cualquier vínculo con la criatura, aun cuando el padre y la abuela deseaban la custodia del bebé, por lo que éste se quedó sin nacionalidad y generó un asunto diplomático entre Japón e India.

El padre fue acusado por tráfico de infantes y la abuela obtuvo la custodia de Manji. De esta forma, ninguna de las “tres madres”, la que encargó la gestación, la que aportó el óvulo ni la gestante se hicieron cargo del recién nacido, sino quien resultó no ser su madre.

La India actualmente permite la EMFR de manera libre. “Las clínicas y solicitantes celebran contratos privados con las gestantes, quienes sacan provecho debido a las condiciones de ignorancia y de extrema pobreza de éstas últimas, al grado de ingresarlas en estancias o ‘granjas’ vigiladas por trabajadores de las clínicas, sin que tengan derecho de salir de ellas durante el embarazo, hasta que entregue al menor nacido a satisfacción de los solicitantes”, según publica Early Institute en “Maternidad Subrogada: Explotación de Mujeres con Fines Reproductivos (EMFR)”.

En vista de lo anterior, el gobierno de la India aprobó un proyecto legislativo que, de autorizarse por el Parlamento, terminaría con la gestación subrogada con fines comerciales. La Canciller, en rueda de prensa, reconoció que habían existido casos en los que se abandonaba a los menores o se rechazaban por tener deficiencias.

Paulatinamente se había hecho más estricta la ley, pero no se contemplaba terminar con la práctica comercial, este proyecto sí la prohíbe; no obstante, la modalidad “altruista” o gratuita aún puede practicarse, pero sólo para matrimonios de nacionales indios con al menos 5 años de haber contraído nupcias; se excluye de esta posibilidad a los solteros, las parejas de hecho y las parejas homosexuales. Se reproduce un modelo muy similar al de Tailandia, que tomó cartas en el asunto tras el caso de Phamy, la niña con síndrome de Down, que fue rechazada por sus “padres” australianos que en cambio sí se llevaron a su hermano gemelo, quedando ella a cargo de la mujer que la gestó.

Sobre el particular, la Mtra. Luz María Cortés comentó para este medio que preferiría que “se terminara la maternidad subrogada con fines de lucro o sin fines de lucro… porque estamos hablando de la dignidad de la persona, empezando por la mamá y luego el bebé”. Consideró que esta medida es un avance, pero espera que pueda terminar la maternidad subrogada en todas sus formas, porque toda ellas lastiman la dignidad de la mujer y del niño.

Subrayó que después que la madre ha tenido 9 meses en su vientre al pequeño, ya se ha formado un vínculo emocional, biológico, afectivo, psicológico, por lo que es inimaginable lo que pudiera experimentar la mujer que deba de entregarlo. Consideró que la maternidad subrogada no es una manera digna de tener un bebé, es un atentado contra la naturaleza. En comparación con la adopción es radicalmente distinto porque no se buscó producir a un bebé.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar