Últimas noticias:

Quiere ISIS “matar” también convivencia pacífica plurirreligiosa

La pretensión del autollamado “Estado Islámico de Irak y el Levante” (ISIS) de fundar a sangre y fuego un Califato islámico en Medio Oriente, podría poner fin también a la tradicional y secular convivencia entre cristianos y musulmanes en Medio oriente, en particular en Irak, Siria y Líbano, advierte un análisis de AsiaNews publicado este lunes.


Urge acabar con la persecución a los cristianos


La advertencia gira en torno al carácter confesional de los fanáticos del ISIS, que, además de asesinar con lujo de crueldad a miles de personas, quieren “matar” también la convivencia que hay entre musulmanes y cristianos, mediante la destrucción de los símbolos de (común) integración religiosa y cultural. Por eso, están concentrando sus acciones más en destruir lugares sagrados y centros de culto, que sitios turísticos o arqueológicos de elevado interés histórico-cultural.

El riesgo que pueden provocar todas estas acciones es terminar con los referentes tradicionales y culturales que durante siglos han favorecido la convivencia pluriétnica y religiosa en esta conflictiva región del mundo.

Los lugares sagrados, en Irak y en todo el Medio Oriente, que por mucho tiempo han sido puntos de encuentro, de tolerancia y coexistencia pacífica, están siendo destruidos por los fanáticos del ISIS.

Ejemplo de ello es la destrucción de la tumba del profeta Jonás, el jueves 24 de julio de 2014, localizada en una mezquita sunita denominada la Mezquita del Profeta Younis, en la ciudad de Mosul, en la provincia de Nínive, Irak, y que es un lugar sagrado tanto para musulmanes como para cristianos.

La historia de Jonás aparece tanto en el Antiguo Testamento cristiano como en el Tanaj judío y es uno de los profetas mencionados en el Corán de los mahometanos.

El sábado 26 de julio, los terroristas del ISIS destruyeron también el mausoleo de San Jorge, patrono de Mosul, al norte de Irak. De hecho, justamente San Jorge representa un símbolo de unión entre las dos religiones: profeta para los musulmanes, santo para los cristianos.

Entre estas dos acciones, los milicianos del ISIS destruyeron también la mítica tumba de Seth (el hijo de Adán y Eva), venerado por judíos, cristianos y musulmanes.

Además de la destrucción de museos, mezquitas chiítas y tumbas en el territorio bajo su control, los fanáticos del ISIS amenazan, ahora, con erradicar tambén los sitios arqueológicos importantes.

Cabe destacar que en los alrededores de Mosul, base de operaciones del ISIS, desde que la tomaron el 10 de junio pasado, alberga 1,791 sitios arqueológicos registrados, incluyendo las ruinas de las cuatro capitales del imperio asirio. La ciudad fue escenario de varias batallas bíblicas que habla el Antiguo Testamento y, según la tradición judía y cristiana, fue fundada por el bisnieto de Noé, Nimrod.

@yoinfluyo

nvilla@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar