Últimas noticias:

Alemania, Campeón

La selección alemana se coronó campeón mundial del futbol a 4 minutos de terminar el segundo tiempo extra, en el partido en el mítico estadio Maracaná, y ocupa por cuarta vez el sitio, lo que consagra a Alemania como uno de los países predominantes del balompié mundial.


Una mirada al deporte mundial


La primera ministro germana Ángela Merkel acompañó a su equipo en el cotejo crucial; a diferencia de la argentina Cristina Fernández de Kirchner, que no se dignó acompañar a su team, y así se coloca muy lejos de su pueblo.

Holanda, que venció al combinado anfitrión un día antes por 3-0, quedó en tercer lugar y los cariocas en cuarto, después que Alemania se ensañó con ellos y les cortó el sueño de coronarse por quinta ocasión en su tierra.

Los defenestró en la semifinal por un aplastante 7-1, que desató la ira de los brasileños e intensificó las protestas sociales, que la justa internacional había suspendido.

La presidenta de Brasil Dilma Rousseff finalmente se animó a presentarse en la final en la inauguración del certamen, en Sao Paulo, brilló por ausente para no ser abucheada, cuando las protestas arreciaban por los despilfarros y corrupción con que se manejaron los fondos para preparar el mundial, y casi seguramente no será reelegida.

Si en 1950 Brasil sufrió el “maracanazo” por el 2-1 que le endilgó Uruguay en la final en Maracaná recién inaugurado, para llevarse el trofeo del orbe, ahora sufrió el “mineirazo”, por el 7-0 de la semifinal en el estadio de Minas Gerais, una de las principales ciudades futboleras brasileiras, a manos de los germanos. Una humillación, por el marcador tan escandaloso.

Las estrategias en el cotejo final fueron claras desde el inicio: Alemania iba al ataque, a presionar e invadir el terreno pampero tras el gol; mientas Argentina iba al contragolpe con Lío Messi de pistón y alimentador de sus compañeros, que no le respondieron, como tampoco a Macherano, la otra estrella.

Messi, hoy por hoy el mejor jugador del mundo, recibió el trofeo del mejor del mundial.

Cabe señalar que es otra cosa respecto de Maradona, y no se desatará en torno suyo la mitología que siguió al ”pelusa”, que supo publicitarse como la gran figura, casi paralela a Pelé, cuando no le llegó a los tobillos. Pero a lo argentino, se convirtió en el gran ídolo, aun inspirador de una secta de culto maradoniano.

Diego, humano como somos, se degradó hasta ser adicto a las drogas, muy distante de Edson Arantes do Nascimento, atleta disciplinado, primera figura mundial del balompié, que sufrió a últimas fechas que su hijo mayor recibiera una larga sentencia por narcotraficante.

Dentro de sus planteamientos bien definidos, los dos protagonistas dieron un gran partido, que el público disfrutó y los futboleros empiezan a analizar por lo interesante.

Este Mundial, salvo excepciones, fue lucha de partidos donde las grandes figuras no pudieron deslumbrar, porque el futbol actual es de marcaje rudo, no de largos pases ni futbol espectacular, sino se centra a neutralizar a los grandes astros, mediante el presing, pues si vencen a un defensor, salen otros más para contenerlos y evitar las esperadas jugadas de maravilla.

Empero, “la pulga más grande del mundo” sí pudo hacerlas, no abundantes como se deseara, y sin la suerte de que sus compañeros las secundaran, y tampoco fue el crack culé que define cotejos con golazos a balón parado, en lo que brilla en el club catalán; además en su combinado, Messi no halló quién aprovechara sus chispazos y pases geniales.

La eliminación escandalosa de España (campeona defensora del trofeo) por 5-0 en la salida inicial, mostró la realidad futbolera: la Furia española ganó el galardón en Sudáfrica por su futbol basado en el Barcelona del técnico Cep Guardiola, hoy del Bayer Munich, base del combinado germano, que resultó campeón y a veces exhibía el mismo estilo de juego, con amaine de pases largos y jugadas sorpresivas.

Quizá coincidamos en que el futbol está en ebullición, y es de esperarse que se resuelva con partidos más vistosos y más goles, en bien del espectáculo.

De admirar el papel del futbol latinoamericano y exponentes importantes en esa justa: Argentina, Brasil, México, Uruguay, Chile, Costa Rica y Colombia con James Rodríguez, que finalizó como campeón mundial de goleo.

Es de destacar que es muy alentador que el balompié americano mejora, dejó grandes muestras; se vio también que el africano avanza y no es lejano el día en que ese continente se erija en gran potencia.

Felicidades a los contendientes y al público espectador, con la esperanza de que el campeonato del orbe en Qatar resulte un éxito y buen espectáculo, pese a los climas detestables, que serán neutralizados con selectos sistemas de calefacción, de acuerdo a los enormes recursos de esa potencia petrolera.

Es indudable: el futbol se consolidó como el deporte dominante en el orbe, el más popular, y el que reditúa mayores dividendos; lo que, por desgracia, se presta a grandes corrupciones.

 

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar