Últimas noticias:

El hambre no es una enfermedad incurable: Francisco

De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas en 2016 el número personas que sufren hambre en el mundo aumentó en 38 millones, con lo que en la actualidad suman 815 millones, y este año se declaró una hambruna en Sudán del Sur, país que, junto con Somalia, el Yemen y el noreste de Nigeria tiene a 20 millones de personas al borde de la muerte por inanición.

Habla el Papa en la FAO

Este martes se celebró en Roma el día Internacional de la Alimentación, bajo el lema "Cambiar el futuro de la migración: invertir en seguridad alimentaria y desarrollo rural", en la que participaron ministros de Agricultura del G7 y el papa Francisco ofreció un discurso además de contar con la participación del presidente de Madagascar, Héry Rajaonarimampianina, quien denunció los efectos del cambio climático que sufre su país, sometido a fuertes sequías en el sur y graves problemas de inseguridad alimentaria.

El papa Francisco aseguró que “el hambre no es una enfermedad incurable, sino el fruto de las guerras y el cambio climático", por lo que pidió que a nivel internacional exista "mayor responsabilidad a todos los niveles" para garantizar la producción necesaria de comida, su distribución equitativa y el derecho de toda persona a alimentarse.

Asimismo, lanzó un cuestionamiento “¿sería exagerado introducir en el lenguaje de la cooperación internacional la categoría del amor, conjugada como gratuidad, igualdad de trato, solidaridad, cultura del don, fraternidad, misericordia? Estas palabras expresan, efectivamente, el contenido práctico del término «humanitario», tan usado en la actividad internacional”.

Ante lo que ofreció como respuesta que “amar significa contribuir a que cada país aumente la producción y llegue a una autosuficiencia alimentaria. Amar se traduce en pensar en nuevos modelos de desarrollo y de consumo, y en adoptar políticas que no empeoren la situación de las poblaciones menos avanzadas o su dependencia externa. Amar significa no seguir dividiendo a la familia humana entre los que gozan de lo superfluo y los que carecen de lo necesario”.

Al referirse a la migración como uno de los principalmente aquejan actualmente a millones de personas en el orbe, Francisco dijo que “la gestión de la movilidad humana requiere una acción intergubernamental coordinada y sistemática de acuerdo con las normas internacionales existentes, e impregnada de amor e inteligencia. Su objetivo es un encuentro de pueblos que enriquezca a todos y genere unión y diálogo, no exclusión ni vulnerabilidad”.

Y aseguró que existen alternativas para aminorar esta grave problemática “el yugo de la miseria generado por los desplazamientos muchas veces trágicos de los emigrantes puede ser eliminado mediante una prevención consistente en proyectos de desarrollo que creen trabajo y capacidad de respuesta a las crisis medioambientales.

Finalmente, Francisco invitó a quienes participan en la FA, y en las demás Instituciones intergubernamentales, a descubrir y revalorar la labor de estas instituciones para trabajar infatigablemente por el bien de la familia humana.

 

@yoinfluyo

sdominguez@yoinfluyo.com

redaccion@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar