Últimas noticias:

Ejército de Siria está a punto de recuperar Alepo

Moscú, 10 Dic (Notimex).- El gobierno de Rusia afirma que el 93 por ciento de la asediada ciudad de Alepo se encuentra bajo el control del gobierno de Siria, mientras el ejército leal al presidente Bashar al-Assad cesó los combates para permitir la evacuación de civiles.



 

"La gente está saliendo por los corredores humanitarios hacia la parte de la ciudad controlada por el gobierno sirio", señaló el portavoz del Ministerio de Defensa, Igor Konashenkov, reportó la agencia rusa de noticias Interfax.

"Una gran parte de Alepo, el 93 por ciento, es hoy controlada por el gobierno sirio", sostuvo el vocero.

Konashenkov añadió que después de que se terminara la salida de civiles, las fuerzas del gobierno sirio continuarán "liberando" Alepo oriental, en alusión a nuevos bombardeos contra las posiciones rebeldes.

Por su parte, Sergei Rudskoi, teniente general del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia, afirmó que los soldados del gobierno sirio, apoyados por Rusia, han recuperado de manos de los combatientes de la oposición el este de Alepo y otras áreas.

Afirmó que más de 10 mil personas huyeron a áreas controladas por el gobierno en las últimas 24 horas y que más de mil miembros de la oposición se han rendido.

Konashenkov señaló que el Centro Ruso para la Reconciliación organizó la salida de los civiles por corredores humanitarios a las zonas seguras de la ciudad.

El vocero aseguró que las fuerzas sirias continuarán por liberar a Alepo de la presencia del Estado Islámico.

En la reconstrucción no se beneficiará a países enemigos: al-Assad

El diario pro-gubernamental al Watan (Patria) publicó en su portada una entrevista exclusiva con el presidente sirio, Bashar al-Assad, en el que hace una clara diferencia entre las diversas facciones de la oposición en el país. "No son todos colaboracionistas", dijo el jefe de Estado, y agregó que "no es en absoluto contrario al establecimiento de un diálogo inter-sirio, a condición de que sea hecho por y con los sirios que no están al servicio de agendas extranjeras y no apoyan el terrorismo".

Añadió, además, que esta mesa redonda puede tener lugar "en Damasco o en cualquier otro lugar del mundo, teniendo en cuenta que nadie es inmune o está por encima de la ley", en una referencia clara a Turquía, Qatar o Arabia Saudita.

Sin rodeos, el presidente sirio denuncia tanto a Arabia Saudita como a Qatar, que "han tomado posiciones anti-árabes y que estaban entre las principales causas de la supervivencia de Israel y su superioridad regional". Assad también reveló por primera vez la historia de una mediación de Rusia que tuvo lugar un año y medio atrás, para acercar a Siria a Arabia Saudita, una operación que fracasó debido a que Riad "sólo quería una cosa: que Siria se uniera al lado opuesto a Irán. “Y nosotros -añadió el presidente- no vemos por qué deberíamos meternos contra Irán para apaciguar a Arabia Saudí o para complacer a sus mentes atrasadas".

En la mejora de las relaciones con Egipto, Assad dijo que los lazos entre las dos naciones tocaron un mínimo histórico durante los gobiernos de los Ikhwanji [los Hermanos Musulmanes] dirigidos por Morsi. Pero aclaró que las relaciones nunca alcanzaron el nivel de la ruptura definitiva, y no por los Ikhwanji, sino por la mediación y el aparato militar egipcio.

Hablando sobre los combates en Alepo, el presidente sirio dijo: "Tenemos que ser honestos, la victoria en Alepo no significa el fin de la guerra en Siria, pero sin embargo es un paso importante hacia el final. Una guerra que no terminará hasta que no hayamos erradicado totalmente el terrorismo. Y erradicaremos a todos".

"No hay más remedio que el diálogo", dijo Assad, elogiando los esfuerzos realizados hasta el momento y que han salvado muchas vidas. "Y en cualquier acuerdo hasta ahora alcanzado -continuó- nuestro primer interés fue siempre de sacar a los rehenes en poder de diversos grupos armados".

Sobre el milagro económico de Siria, en el que el sistema nacional se mantiene sólido a pesar de la guerra que ha durado más de cinco años, el presidente sirio lo atribuye a la "base sobre la cual se ha establecido la economía de Siria durante décadas, junto con la voluntad de hierro de vida de los sirios... así como la ayuda externa de países amigos como Irán y Rusia".

Ya hablando de la próxima fase de la reconstrucción de Siria, ahora casi totalmente destruida, el presidente Assad subrayó en que "las naciones amigas serán los primeros en usufructuar los contratos de reconstrucción y serán los países acreedores". Y advirtió que el pueblo sirio no permitirá que las empresas pertenecientes a países enemigos “puedan obtener algún beneficio o provecho de la guerra que causaron".

Pero insistió que ahora "las prioridades del Estado son aquellas de combatir el terrorismo y garantizar unas normas mínimas de vida digna para los ciudadanos".

 

Con información de Notimex y Asia News

 

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com

 

 


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar