Últimas noticias:

¡No pierdan la esperanza!, exhorta el Papa a refugiados en Lesbos

El sábado 16 de abril, el Papa Francisco viajó a la isla griega de Lesbos para, en compañía del Patriarca de Constantinopla, Bartolomé I, y del Arzobispo de Atenas y de toda Grecia, Jerónimo, visitar a los refugiados que huyen de la persecución y la guerra, principalmente de Medio Oriente, y que buscan acceder a Europa, pero que se hallan detenidos en este sitio en muy malas condiciones y con pocas expectativas de poder asentarse en el Continente.


Papa Francisco; viaje a Lesbos


Durante el vuelo de ida a Lesbos, el Papa señaló a los representantes de los medio de comunicación que “éste es un viaje marcado por la tristeza… Vamos a encontrar la catástrofe humanitaria más grande después de la Segunda Guerra Mundial”, para luego agregar de inmediato: “E iremos también a un cementerio: el mar. Tanta gente ahí se ha ahogado”.

Posterior a su llegada al Aeropuerto de Mitelene, se reunió por espacio de unos 15 minutos con el Primer Ministro de Grecia, Alexis Tsipras. Luego, junto con el Patriarca Bartolomé y al Arzobispo Jerónimo, visitó el campo de refugiados de Moria, cuyas condiciones impuestas por la Unión Europea más parecen propias de una estructura de detención, con una capacidad rebasada, sin alimentos suficientes y con escasa información a las personas respecto de su situación migratoria.

En su mensaje a los refugiados, el Papa Francisco dijo: “He venido a estar con ustedes y quisiera decirles que no están solos [que] he venido con mis hermanos, el Patriarca Bartolomé y el Arzobispo Jerónimo para escucharlos y hablar en su nombre… Esperamos que el mundo preste atención a estas situaciones… y responda de un modo digno de nuestra humanidad común”.

Grecia, añadió el Papa, “ha respondido generosamente a pesar de sus propias necesidades”, igual que otras muchas personas señaladamente jóvenes. “Damos gracias a Dios porque nunca nos deja solos en nuestro sufrimiento”. Acto seguido, remarcó: “Éste es el mensaje que les quiero dejar hoy: ¡No pierdan la esperanza!”, y los exhortó a intercambiar el don del amor mediante una sonrisa, la escucha y la oración. “Ojalá todos nuestros hermanos y hermanas en este Continente, como el Buen Samaritano, vengan a ayudarlos. Los abrazo a todos con afecto”, concluyó.

Tras este encuentro, los tres líderes religiosos firmaron una declaración conjunta.

Posteriormente el Papa se reunió con la población local y la comunidad católica. En su mensaje reconoció la generosidad del pueblo griego, de aquellas personas que “han ofrecido lo poco que tenían para compartirlo con quienes carecían de todo”, y manifestó que “Dios recompensará su generosidad”, así como a los demás países con el corazón abierto; e hizo un llamado a la solidaridad y a la responsabilidad ante la situación en la que día a día viven los refugiados.

En el vuelo de regreso, el Papa manifestó que ésta fue “una jornada demasiado fuerte para mí”.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar