Últimas noticias:

¿Por qué ha surgido “Yo no soy Charlie Hebdo”?

Es muy lamentable el atentado que se registró la semana pasada en contra el semanario Charlie Hebdo, donde lamentablemente perdieron la vida 12 personas, pero también es muy condenable el asesinato de 100 mil cristianos en Medio Oriente durante los últimos años y la reciente masacre donde el grupo islamista Boko Haram asesinó a por lo menos 2 mil personas en Nigeria, la mayoría cristianos, hechos que lamentablemente no han merecido la misma condena mundial.


Los derechos humanos y la libertad de expresión


Salvador Abascal Carranza, vicepresidente de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH), advirtió que es una lástima que la sociedad mundial no exprese la misma indignación que siente por el asalto a la controvertida revista satírica francesa, que por las constantes matanzas y persecuciones en contra de cristianos por parte de grupos fundamentalistas.

Precisó, incluso, que ha habido una especie de locura en donde la gente se ha identificado con algo que no conoce a profundidad, haciendo creer que el atentando fue contra la libertad de expresión.

“Yo no soy Charlie, por ejemplo, porque yo no comparto la línea editorial de esa revista, pues va en contra de la dignidad de las personas”, señaló Abascal Carranza, tras puntualizar que la libertad, como tal, tiene límites que deben respetarse.

“Si alguien tiene la libertad de blasfemar, mentir, matar o insultar, eso no quiere decir que tenga la libertad para hacerlo. El límite de la libertad es el absoluto respeto por la dignidad del otro”, resaltó el directivo de la asociación civil.

Indicó que el atentando en París, Francia, no fue en contra de la libertad de expresión, sino un acto terrorista a manos de grupos fundamentalistas.

No obstante, aclaró que nadie, ya sea católico, judío, musulmán o ateo, puede ser privado de la vida por sus creencias, de ahí que confió en que los líderes del mundo puedan encontrar la vía más correcta para atenuar los efectos del terrorismo en el mundo.

Expuso que el movimiento islámico es muy peligroso, por lo que habrá que medir el alcance de cualquier acción directa. “El Estado Islámico ha conquistado parte de Irak y de Siria; es una amenaza para la paz mundial, por ello habría que medir las consecuencias de una acción directa”, remarcó.

Salvador Abascal detalló que las libertades de las que goza Occidente tienen que ver con la cultura judeo-cristiana que se encuentra en sus orígenes y que se refieren al respeto a la dignidad de la persona humana. “En lo que queda del cristianismo en Occidente –ahora más en América Latina que en Europa– no se debe usar el pretexto de la libertad para herir, lastimar, blasfemar en contra de las creencias de los demás, sea de quien fuere, ya sean budistas, musulmanes, judíos, católicos, protestantes, o de quien sea, incluso de los ateos”.

Consideró que los directivos y caricaturistas del semanario Charlie Hebdo han abusado de la libertad que se ha conquistado a través del cristianismo en Occidente. “Es una contradicción, porque ellos publican cartones blasfemos no solamente en contra de los musulmanes, eso hay que analizarlo bien, sino en contra de la Iglesia Católica, en contra del concepto mismo de Dios”.

Abascal Carranza preguntó qué pasa frente a un fenómeno de esta naturaleza y respondió que lo que debe pasar es que los que están conscientes de la importancia y del respeto a la dignidad del otro por el simple hecho de ser humano, no debe orillar a vulnerar la dignidad de los demás, porque su dignidad tiene que ver con su creencia. “Esto nos obliga a no lastimar la creencia de los demás”.

Ante tal panorama, Salvador Abascal puso en la mesa del debate el caso de Asia Bibi, la madre católica condenada injustamente en Pakistán bajo la ley de blasfemia, quien el pasado 12 de diciembre cumplió 2 mil días de encarcelamiento y que está a la espera de que la Corte Suprema de Pakistán la libere de la pena de muerte.

En 2009, Asia trabajaba recogiendo frutas con otras mujeres musulmanas. En una ocasión fue al pozo local para tomar un poco de agua; sin embargo, esto hizo que sus compañeras la acusaran de haber hecho impura el agua para el resto de trabajadores por su condición de cristiana. Al año siguiente fue condenada a morir bajo la ley de blasfemia.

Su caso, dijo, ha sido defendido por un pequeño puñado de católicos españoles y franceses, quienes a través de sus intervenciones han logrado frenar la pena de muerte, “pero este tipo de casos no merece la condena de la sociedad mundial, no trasciende, como fue con Charlie Hebdo”.

En opinión del vicepresidente de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos, la gente está confundida por el caso Charlie Hebdo, pues no sabe diferenciar entre libertad y libertinaje. “Estas definiciones deberían darse en los colegios de los países occidentales, a fin de que se entienda qué es el libertinaje (abuso de la libertad)”.

-¿Existe el riesgo de que alguna potencia mundial aproveche la coyuntura para iniciar una acción bélica?

-El riesgo existe, así como lo aprovechó en su momento el presidente de los Estados Unidos, George Bush, para declarar la guerra en Irak, bajo el argumento de localizar armamento nuclear que nunca existió. Lo razonable es que el gobierno francés distinga el mensaje de rechazo al terrorismo en cualquier parte del mundo, para que de alguna manera se descentralice la atención del atentado a la libertad de expresión.

Para concluir, Salvador Abascal manifestó que las manifestaciones de rechazo que se han dado en el mundo en contra del atentado a Charlie Hebdo favorecen al Estado Islámico, “porque para ellos les representa un triunfo para su causa, ya que les permitió vengar a Mahoma”.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar