Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

El poder de la fe

Escrito por Marinellys Tremamunno.

¿Te has preguntado en qué radica la fuerza de la iglesia católica y el poder de la fe? Yo influyo entrevistó en Roma al secretario del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, monseñor Octavio Ruiz Arenas, quien nos responde estas interrogantes y además nos explica la renovación pastoral que propone el Papa Francisco.


 


Bueno la religión católica ha representado en el mundo una fuerza muy grande espiritual, teniendo en cuenta que la religión como tal es un sentimiento profundo del hombre que quiere buscar a Dios, relacionarse con él. Y la religión católica nos presenta un Dios que es persona, un Dios que nos ama, que ha querido mostrarnos su amor, su misericordia, un Dios de perdón y por lo tanto eso ha hecho que quienes profesamos la fe católica sigamos los mandatos de Jesús que dice que nos amemos unos a otros, que tengamos un gran privilegio por los pobres, que seamos justos, que tengamos unos valores de igualdad, de dignidad, de solidaridad y todos estos son elementos

que ayudan a la construcción de una buena sociedad. De tal manera que, la religión católica como tal, es una religión que nos indica que tenemos que crecer, que tenemos que ayudar a los demás y construir un mundo mejor.

¿En qué radica el poder de la fe?

La fuerza y la fe es precisamente que nosotros encontramos a Cristo en nuestras vidas. Él viene a dar respuestas a todas nuestras inquietudes, a todas nuestras necesidades. Él es el que viene a llenar el vacío que muchas veces hay en nuestro corazón. Y cuando uno encuentra a Jesús y encuentra realmente que está con nosotros, luchando contra el mal, contra la injusticia, hace que, de todas maneras, hagamos lo posible por comunicar esa fuerza a las demás personas, a los que están a nuestro alrededor…

¿Cuál es el rol que debe haber el Papa en lo internacional? ¿En qué radica su poder?

Sin duda alguna el vaticano ha hecho todo lo posible con los distintos Papas, de ser un puente de dialogo. Ha habido momentos muy álgidos de la historia, en los que la iglesia se ha visto muy comprometida; pero en los últimos siglos ha cambiado mucho la situación. La realidad de lo que es el Papa ha cambiado, ya no es tanto como un jefe de estado, como un jefe de los Estados Pontificio, sino que es un pastor. Un pastor que lógicamente está situado en el pequeño estado vaticano, porque necesitaba una extensión muy pequeña territorial, al menos para poner allí su sede. Pero la fuerza del Papa es precisamente ser puente, buscar el dialogo, tratar de indicar a las personas que con el dialogo se puede avanzar. Y los mensajes que han dados los Papas siempre van en ese sentido: evitemos las guerras, evitemos los conflictos, tratemos de buscar una situación de justicia, de solidaridad, de hermandad. De tal manera, que yo creo que eso es el papel importante en la línea internacional. La palabra del Papa cuenta muchísimo por la autoridad moral que tiene y el deseo que tiene de ayudar a construir una sociedad mejor.

¿Cuáles son los retos de la iglesia católica en el papado de Jorge Mario Bergoglio?

Bien, el mundo está viviendo una etapa profunda secularización, de donismo, de materialismo. Y esto ha ido envolviendo poco a poco a toda la sociedad y lógicamente los católicos sea en Europa, sea en América Latina, un poco en general, nos hemos ido dejando meter dentro de ese ambiente. Y lógicamente el mundo los ha ido arrastrando a perder esos valores fundamentales, como es el servicio, la solidaridad, la honestidad, la integridad, etc., que son valores que brotan del Evangelio. De tal manera que, muchos inclusos se han sentido alejados de la iglesia, porque veían una iglesia un poco lejana, un poco como desinteresada de las cosas, es decir tenían una mala imagen de la iglesia. Los últimos Papas han tratado de comenzar a resolver esta situación, porque quiénes se han alejado no es porque hayan perdido su fe en Dios, sino que han ido a buscarlo en otras confecciones religiosas. Por eso la iglesia se han plateado, ¿qué podemos hacer para responder esos desafíos? Y ahí el Papa Juan Pablo II dijo, es necesario que hagamos una nueva evangelización; el Papa Benedicto XVI impulsó fuertemente esta idea; y ahora el Papa Francisco nos ha dado ya cosas muy concretas. Nos ha dicho, por un lado, es necesario que la iglesia sea una iglesia en salida, es decir una iglesia que va a buscar a las personas alejadas, a los indiferentes. Una iglesia que tenga una palabra y un rostro amable. Una iglesia que busque lo que se llama una conversión pastoral, es decir, de tener el valor de reconocer que hay cosas que no iban bien; que era necesario dejar a un lado eso de decir, siempre se hizo así debemos continuar, sino que hay que renovarse completamente. Y sobre todo que estemos muy cerca de la gente y sobre todo de aquellos que son más pobres y necesitados. Estos los han venidos subrayando los tres últimos Papas.

¿Qué plantea el Papa Francisco cuando invita a una iglesia a puertas abiertas que vaya a las periferias?

Cuando el Papa Francisco nos plantea que la iglesia tiene que salir de las periferias, no quiere decir que tengamos que buscar el barrio más lejano de nuestra ciudad; sino que tenemos que ir a buscar las situaciones donde hay dolor. Donde hay por ejemplo gente que sufre por causa del narcotráfico, gente que se encuentra en las cárceles, enfermos terminales, parejas que tienen ese problema profundo de haberse divorciado, de haber perdido su hogar, etc. Lo importante es el modo como lo está haciendo el Papa, porque tanto como Juan Pablo II, como Benedicto XVI lo hicieron también; lo que pasa es la actitud con que lo hace el Papa. Es decir, con una sencillez, se ve que abraza por ejemplo al enfermo, una persona que uno podría decir no me le acerco porque me daría como miedo contagiarme, el Papa no tiene ningún temor de acercarle, en darle un abrazo, un beso. Es decir, el Papa nos insiste mucho, cuando por ejemplo damos una limosna o vemos un pobre, toquemos esa persona, mirémoslo con cariño, porque allí encontramos la carne de Cristo. De tal manera que es el ejemplo, el Papa nos dice que si queremos hacer nueva evangelización es con actitudes concretas y con un verdadero testimonio.

 

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar