Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

En las grandes ciudades se vive el valor de la familia

 

La “Pastoral de las Grandes Ciudades” nace como respuesta a los desafíos que enfrenta la Iglesia ante el aumento vertiginoso de las poblaciones urbanas: hoy es el 52% a nivel mundial, y según las Naciones Unidas, para el 2050 será 84% mayor. Yo Influyo entrevistó en Roma al cardenal Lluís Martínez Sistach, arzobispo emérito de la ciudad de Barcelona, quien nos explica el valor de la familia en este contexto y los preparativos para el próximo Congreso Internacional “Laudato Sí y las Grandes Ciudades”, a realizarse del 13 al 15 de julio en Río de Janeiro.

Marinellys Tremamunno / Corresponsal de YI en Roma

Estamos en compañía de Lluis Martínez Sistach, quien es el promotor de la “Pastoral de las Grandes Ciudades”. ¿Cuéntenos de qué se trata?

Cardenal Lluís Martínez Sistach / Arzobispo Emérito de Barcelona

Se trata de tomar conciencia de que la población mundial va siendo cada vez más urbana. El 52% de la población mundial se encuentra ya viviendo en grandes ciudades. En el 2050, dicen ya, que será un 60%, y eso va aumentando. En Brasil, por ejemplo, es el 80%, en Europa supera el 52%. Bueno, esa es una realidad que tenemos que tener en cuenta para todo, no solamente para la pastoral, que es muy importante: cómo configuramos las parroquias, cómo se vive la vida cristiana y la Iglesia está presente en las grandes ciudades; pero podemos hablar del clima, podemos hablar del agua, podemos hablar del aire, podemos hablar de todas las cosas que nos sobran y echamos que se hacen en la grande ciudad. Son grandes problemas que nos tocan a todos, sin dudas la mayoría, que ya vivimos en las grandes ciudades.

Marinellys Tremamunno / Corresponsal de YI en Roma

En las grandes ciudades hay muchísimos conflictos y el ser humano tiene una tendencia a aislarse. Desde la visión de la Pastoral de las Grandes Ciudades, ¿cómo la Iglesia puede afrontar estos problemas del ser humano, sobre todo, el problema del aislamiento?

Cardenal Lluís Martínez Sistach / Arzobispo Emérito de Barcelona

Pues lo dices muy bien, el problema del aislamiento es el más grande. El individualismo, el aislamiento de las personas unas a las otras, curiosamente porque vivimos en grandes ciudades donde hay inmuebles con muchos pisos uno al lado del otro, pero la gente no se comunica, usan el mismo ascensor, pero a veces no se comunican; sin duda, ese es el gran problema. El problema también de la violencia, el problema de la marginación, el problema de la pobreza, el problema del miedo, hay mucho miedo. Bueno, pero hay también cosas muy positivas en las grandes ciudades, no nos podemos quedar solamente en estos aspectos. Por ejemplo, hay dos realidades que todavía los ciudadanos, los que viven en las grandes ciudades, dan importancia y confían, y lo dicen los sociólogos, una es la familia. La familia es una realidad, es una institución, que todavía, pues, hay mucha confianza por parte de los miembros, y lo sabemos. Y, en segundo lugar, la religión. Es curioso: son las religiones. La gente espera y confía, ante estas dificultades que encuentra en las grandes ciudades, en las religiones. Bueno, yo pienso, por otra parte, el Papa Francisco nos ha dicho algo muy bonito y muy real: y es que Dios habita en las grandes ciudades; por lo tanto, no todo es negativo, hay muchos aspectos positivos. Y Dios habita y se manifiesta con el deseo de fraternidad, el deseo de justicia, deseo de solidaridad. Es la presencia de Dios que habita en las calles, en las plazas, en los hogares, en el corazón de las personas.

Marinellys Tremamunno / Corresponsal de YI en Roma

Justamente, México, que nos están viendo en este momento los amigos mexicanos, es una gran ciudad, la capital Ciudad de México. ¿Cómo buscar a Dios en Ciudad de México o en grandes ciudades como Ciudad de México?

Cardenal Lluís Martínez Sistach / Arzobispo Emérito de Barcelona

Puede ser difícil y puede ser muy fácil. Lo tenemos que buscar en el corazón de las personas y lo tenemos que buscar también en todas aquellas realidades sociales, sociables, aquellas preocupaciones que surgen de los mismos ciudadanos: de justicia, de amor, de solidaridad, de fraternidad. Los hay, con todas las limitaciones, porque a veces no podemos; los ciudadanos son muy pocos potentes, digamos, ante las grandes instituciones. Hoy, fíjese, tenemos una cosa que no teníamos hace años, con eso de twitter y con eso de los aparatos, de los móviles, pues se organizan grandes cosas, se organizan encuentros, se organizan, pero cosas muy importantes, esto no existía. ¿No es una presencia también de Dios cuando con eso se busca el bien, la fraternidad, la justicia y la libertad? 

Marinellys Tremamunno / Corresponsal de YI en Roma

Y justamente usted está en este momento en los preparativos del Congreso Internacional que se va a llevar a cabo en Brasil, en donde se va a hablar de este tema, además de “Laudato Sí”. ¿Cómo vivir en esa Casa Común? ¿Cuéntenos cuáles son esos preparativos y los objetivos de este Congreso?

Cardenal Lluís Martínez Sistach / Arzobispo Emérito de Barcelona

Pues hemos pensado organizar este Congreso, la Fundación Antonio Gaudí y Grandes Ciudades, que es constituido en Barcelona, y organizarla y celebrarla en Río de Janeiro del 13 al 15 de julio de este año. ¿Por qué? Porque el 80% de la población de Brasil vive en grandes ciudades. Río de Janeiro es una gran ciudad. Y entonces lo hemos dedicado a “Laudato Sí”, esta Encíclica del Papa Francisco que es muy actual, es muy urgente y que científicamente es muy bien aceptada por todos los científicos en estos campos.

Bueno, le dedicamos tres días: un día al agua, otro día al aire, otro día a los restos que sobran de las grandes ciudades y que no sabemos dónde echarlos y cómo transformarlos. Eso es por la mañana. Habrá tres conferencias, una más científica, otra más de administración y otra ética, porque el congreso tiene una finalidad práctica. ¿Cómo podemos ir aplicando Humanae Vitae? ¿Cómo podemos preservar y respetar nuestra creación?, la que Dios nos ha puesto a nuestro servicio, no para nosotros, sino para todos los que vengan después.

Y por las tardes, habrá tres paneles, tres mesas redondas: una realizada por alcaldes de grandes ciudades, alcaldes, alcaldesas. ¿Cómo lo hacen? ¿Cómo solucionan sus problemas? ¿Cómo lo ven? ¿Qué dificultades encuentran? ¿Qué imposibilidades también se les presentan? Y otro será, otra tarde, otro panel, los responsables o los representantes de grandes religiones católica, judía, musulmana y ortodoxa. Y la última tarde, pues el último panel sería la de los rectores de grandes universidades para el mundo intelectual y para el mundo universitario, cómo viven toda esa realidad de la Laudato Sí, de nuestra creación, para ponerse al servicio de todos.

Marinellys Tremamunno / Corresponsal de YI en Roma

Usted mencionó anteriormente a la familia, que también está muy presente dentro de la Encíclica, ¿qué recomienda a los mexicanos, que han tenido diferentes amenazas a la familia? Ha habido grandes movilizaciones en México, ¿qué recomendaciones puede dar a México y a Latinoamérica en general para la defensa de la familia?

Cardenal Lluís Martínez Sistach / Arzobispo Emérito de Barcelona

Que valoren mucho la familia, los que forman parte, pues todos formamos parte de una familia. Y los responsables de los Estados que protejan este gran bien que es la familia. He dicho muchas veces que con la familia la humanidad se juega muchísimo, y en el Concilio Vaticano II hay un documento “La Presencia de la Iglesia en el Mundo”, y hablando de la familia dice que “el bien de las personas, especialmente los hijos, pero el bien de las personas, de la sociedad y de la Iglesia está en relación directa con la salud de los matrimonios y de la familia. 

Marinellys Tremamunno / Corresponsal de YI en Roma

Muchísimas gracias Cardenal. Esto es Yo Influyo desde Roma. Soy Marinellys Tremamunno.

@marinellys

mtremamunno@yoinfluyo.com

@yoinfluyo

mm@yoinfluyo.com


Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar