Últimas noticias:

INEGI: Más de 22 millones de mexicanos fueron víctimas del delito

En contraste al discurso del gobierno federal, la percepción de inseguridad que prevalece en el país va en ascenso, ya que 73.3 por ciento de la población de 18 años y más considera que vivir actualmente en su entidad es inseguro a consecuencia de la delincuencia, cifra estadísticamente mayor al 72.3 por ciento de 2013 y al 66.6 por ciento registrado en 2012.


El papel del crimen organizado


Al dar a conocer los resultados de la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE) 2014, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) destacó que tan sólo en 2013 el costo de la inseguridad y el delito en México ascendió a 213.1 mil millones de pesos el año pasado, cifra que representa el 1.27 por ciento del PIB, y que equivale a 5 mil 560 pesos por persona afectada por la inseguridad y el delito.

El INEGI subrayó que a nivel nacional el 58.1 por ciento de la población de 18 años y más considera la inseguridad y delincuencia como el problema más importante que aqueja hoy en día en su entidad federativa, seguido por el desempleo con 46.1 por ciento y el aumento de precios con 37.7 por ciento.

De igual modo, resaltó que durante 2013 hubo 22.5 millones de víctimas de delitos de 18 años y más, lo cual representa una tasa de 28 mil 224 víctimas por cada 100 mil habitantes, cifra estadísticamente superior a los 27 mil 337 estimada para 2012. Asimismo, se estima que 33.9 por ciento de los hogares del país tuvo, al menos, una víctima de delito durante el año pasado.

Durante 2013 se generaron 33.1 millones de delitos asociados a 22.5 millones de víctimas. Esto representa una tasa de 1.5 delitos por víctima (en 2012 la tasa fue de 1.3 delitos por víctima).

De los 33.1 millones de delitos estimados, la víctima estuvo presente en el 55 por ciento de los casos, lo que representa en términos absolutos 18.2 millones.

Del total de delitos, se inició averiguación previa en el 6.2 por ciento de los casos. Lo anterior, representa un 93.8 por ciento de delitos donde no hubo denuncia o no se inició averiguación previa. Este 93.8 por ciento representa la “cifra negra” de los delitos cometidos, en los cuales no hubo denuncia o no se inició averiguación previa durante 2013.

Del total de averiguaciones previas iniciadas por el Ministerio Público, se refiere que en el 49.9 por ciento de los casos “No pasó nada” o “no se resolvió la denuncia”.

Entre las principales razones para no denunciar delitos ante las autoridades por parte de las víctimas, destacan: la “pérdida de tiempo”, con 31.4 por ciento, y la “desconfianza en la autoridad”, con 21 por ciento.

Repunta el secuestro

Por lo que se refiere al delito de secuestro, la encuesta refiere que repuntó en 2013, al registrarse 131 mil 946 casos en el país, 26 mil 264 más respecto a 2012. Es decir, que el año pasado en promedio ocurrieron 361 secuestros al día, 15 por hora.

El INEGI reportó que el 64.8 por ciento de los secuestros fueron exprés, pues los plagios duraron menos de 24 horas; mientras que 17.4 por ciento fueron privaciones de la libertad de 1 a 3 días; de 13.1 por ciento de cuatro o más días y en 4.7 por ciento de los casos no se especificó.

El documento detalla que la incidencia delictiva de secuestros en 2013 fue de 110 por cada 100 mil habitantes, mientras que en 2012 fue de 103 por cada 100 mil habitantes.

Comparando los datos presentados por el INEGI con las denuncias de secuestro ante ministerios públicos que reporta el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), resulta que 130 mil 248 casos no se denunciaron, ya que sólo hay registro de mil 698.

Los delitos más representativos en 2013 fueron el robo o asalto en la calle o en el transporte público y la extorsión, que suman el 53.2 por ciento del total de delitos ocurridos en el país. Robo total o parcial de vehículo, fraude, amenazas, robo en casa habitación y lesiones son otros de los delitos más comunes. Además, el delito con portación de armas ha aumentado de 2011 a 2013.

Otros de los datos que revela la encuesta, son que el lugar más inseguro para los mexicanos sigue siendo el cajero automático, seguido por los bancos. También destaca el consumo y venta de droga como dos actividades delictivas que la gente ubica alrededor de su vivienda y este registro va en aumento.

Respecto al cambio en el comportamiento de las personas, derivado del delito, los más mencionados son: dejar de permitir que sus hijos salgan a la calle, dejar de usar joyas, dejar de salir de noche; la gente también reduce la cantidad dinero en efectivo y limita el uso de tarjetas de créditos.

La policía de tránsito es la que se percibe más corrupta, mientras que el Ejército y la Marina siguen siendo las instituciones más confiables que se perciben a nivel general.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar