Últimas noticias:

Atlas de riesgo, instrumento contra desastres

Prevenir la pérdida de vidas humanas y disminuir daños materiales ocasionados por catástrofes naturales es posible gracias a herramientas como los Atlas de Riesgo, los cuales contienen información que permiten prever el peligro, la vulnerabilidad y el riesgo ante fenómenos meteorológicos como lluvias, huracanes, tornados, heladas, sequías, inundaciones, deslaves, erupciones de volcanes o terremotos.


México; atlas de riesgos


La geografía de México es variada y diversa, por lo que pueden presentarse un sinnúmero de peligros para los habitantes de cada región, por lo que conocer la proximidad de alguna contingencia ocasionada por la naturaleza resulta fundamental para la seguridad de las personas.

Debido al cambio climático y otros aspectos ocasionados por los propios seres humanos, los riesgos se van transformando, por lo cual es fundamental que las autoridades encargadas de concentrar la información actualicen con frecuencia la misma, a fin de que se cuente con datos fidedignos que verdaderamente sirvan para salvaguardar vidas.

En el país la autoridad encargada de elaborar el Atlas Nacional de Riesgo es la Secretaría de Gobernación, a través del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), de acuerdo a la Ley de Protección Civil la actualización debe ser permanente. Sin embargo, para cada uno de los dos mil 457 municipios de la República es todo un reto mantenerlo al día, debido a que requiere de una ardua investigación, apoyo institucional y económico, por lo que sólo el 15% de los municipios cuentan con un Atlas de riesgo.

La presidenta de la Comisión de Protección Civil de Chiapas, María Elena Orantes López, comentó para Yoinfluyo.com que el Atlas de Riesgo tiene que ser un requisito a nivel estatal y municipal para acceder a los recursos y conocer los riesgos que puede haber, estas herramientas deben ser elaboradas por organizaciones o instituciones de investigación, siempre y cuando tengan la autorización del Cenapred.

Aunque señaló que “las limitaciones para desarrollar estas herramientas son los costos de las investigaciones”.

Los organismos del gobierno federal como el Cenapred, la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), se han dado a la tarea de atender la gestión de riesgo considerando el mayor número de información en todas las vertientes posibles de peligros naturales, además esta herramienta se ha convertido en uno de los instrumentos más importantes para el ordenamiento de los asentamientos humanos.

El Atlas de Riesgo que se elabora a nivel estatal y municipal exigen la actualización cada tres años, por ello los estados y municipios pueden contratar instituciones universitarias o de investigación que brinden herramientas para que este desarrollo del atlas sea compatible en un sistema cartográfico digital, siendo este el único a nivel nacional.

Por otro lado, quien se encarga de que existan fondos es el Fondos para la Prevención de Desastres (Fopreden), a cargo de la Secretaría de Gobernación, brinda recursos a nivel Estatal y Nacional. El programa Hábitat a cargo de la Secretaría de Desarrollo Social, fondea proyectos a nivel municipal.

En las últimas décadas, los atlas de riesgo se han convertido en instrumento clave del desarrollo de la política de protección civil en México ya que sus resultados pueden incorporarse a los programas de desarrollo urbano, y reordenamiento territorial, lo que permite que el riesgo disminuya y se salvaguarde la vida de la población.

Orantes subrayó que en años anteriores, los municipios y estados que tienen su atlas y los que no cuentan con él, han visto las consecuencias de su omisión en materia de riesgo, dando como resultado un gasto mayor por los desastres que haber actualizado o implementado el Atlas de riesgo.

“La vida no tiene precio, la prevención sale más barata” recalcó.

Orantes López mencionó que los alcances para prevenir desastres varían debido a la tecnología, y que año con año se les avisa a los municipios y estados sobre los riesgos que existen con respecto a cada lugar, con ello buscan la participación de los mismos y de la población en la atención de llamados de los riesgos meteorológicos que pueda haber.

Subrayó que han manejado varias iniciativas para lograr la participación de los municipios a nivel federal, municipal y estatal, con respecto a los avances, menciono que si existe un cambio del 2015 al 2016 y es notorio, ya que México, en materia de protección Civil ya está manejando dichas iniciativas con tecnología, buscando a poner a México en un buen nivel.

El 21 de abril del presente año la diputada Orantes López anunció que la comisión legislativa que encabeza trabaja en una plataforma virtual sobre una consulta ciudadana de la Ley General de Protección Civil, para conocer opiniones y propuestas de la sociedad y especialistas.

Se busca contar con una ley eficaz y eficiente que atienda las necesidades reales del país en materia de prevención de desastres, apuntó.

Además, la comisión de Protección Civil planteó el desarrollo de una cultura de la protección civil, el compromiso público e implementar medidas de salvaguarda del medio ambiente, uso del suelo y planeación urbana, infraestructura crítica, generación de alianzas y creación de instrumentos financieros y transferencia de riesgos, además del surgimiento de sistemas de alertamiento.

@yoinfluyo

arojas@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar