Últimas noticias:

Felipe, una víctima más a la que no se le hace justicia

Contento por ser la primera Navidad que el recién casado Felipe iba a pasar con su nueva familia -una niña de menos de un año y Martha, su esposa-, el joven quiso sorprenderlas con regalos, a pesar que acordó con su mujer no gastar mucho, ya que su economía comenzaba a estabilizarse.



El dinero de los regalos era un “guardadito” que Felipe se ahorró por no pagar el seguro de su coche, ya que a su consideración no le pareció necesario tenerlo, por lo que no pensó mucho en tomar ese dinero para comprar un bambineto para su hija y vestido para que su mujer lo luciera en la fiesta familiar del 24 de diciembre en la noche.

Sin embargo, no contó con que la delincuencia en la Ciudad de México acabaría con sus ilusiones, ya que, luego de comprar los regalos y meterlos en su coche, Felipe fue asaltado y bajado de su automóvil por dos personas a plena luz del día, en el cruce de la calle Francisco del Paso y Troncoso con la Avenida Ignacio Zaragoza.

A pesar del asalto y de que los delincuentes se llevaron su coche con todo y los bienes que había comprado, Felipe decidió no levantar una denuncia contra los asaltantes pues consideró que de nada sirve y sólo le iba a quitar tiempo.

Y así como ésta, hay miles de historias de mexicanos decepcionados por la falta seguridad y sobre todo de justicia en México, que, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal (CCSPJP), atraviesa la peor crisis de impunidad en su historia.

Las cifras han empeorado año con año desde que se comenzó a registrarse los índices de impunidad de acuerdo con la estadística judicial del Instituto Nacional Estadística y Geografía dadas a conocer por la CCSPJP.

En el 2015 (las cifras de 2016 aún no las da a conocer el gobierno sino hasta el próximo año) se tuvieron las tasas más bajas de delincuentes que fueron recluidos por sus delitos, del 3.14%; es decir, sólo 3 de cada 100 responsables de delitos pagaron por sus faltas y lo autores del 97% de los 1 millón 501 mil 061 delitos registrados quedaron en absoluta impunidad.

La tasa máxima de personas convictas por cometer delitos alcanzó su mejor momento cuando el 8.6% de los delitos fueron castigados; pero desde entonces no ha pasado nada positivo, ni siquiera con la implementación gradual de los juicios orales que prometían mucho contra la injusticia.

El presidente del CCSPJP, José Antonio Ortega Sánchez, sostiene que una de las causales de la impunidad y que contribuye a que los delincuentes salgan de prisión, es el nuevo sistema penal acusatorio que opera en todo el país desde junio de 2016.

En un mitin realizado frente a las oficinas de la Procuraduría General de la República (PGR), José Antonio Ortega pidió que se le hagan ajustes al sistema oral, debido a que un número muy reducido de los delincuentes que son detenidos en flagrancia llega al ministerio público y es menor aún la cifra de criminales que son llevados ante un juez y vinculados a un proceso.

Los integrantes del CCSPJP presentaron un documento en el que denuncian el incremento de los homicidios y la poca efectividad para castigar a los responsables, por lo que exigen más eficacia de las procuradurías del país para combatir a la delincuencia, ya sea del fuero común o federal.

@yoinfluyo

dlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar