Últimas noticias:

Narco detrás de clérigos asesinados: AIN

Julieta Appendini, Directora de la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada-México, en entrevista con Yo Influyo, dijo que en México han sido asesinados 56 sacerdotes en un periodo de 15 años, a los cuales habría que sumar los tres casos suscitados en Veracruz y Michoacán en este año. 15 homicidios de sacerdotes han ocurrido en los últimos 4 años. El nuevo Informe sobre la Libertad Religiosa en el Mundo va de julio de 2014 a julio de 2016, y el conteo del Centro Católico Multimedial comprende desde 1999 y hasta 2014, publicado en 2015.



Los casos que sí refiere el informe, son casos ocurridos en 2014 de los sacerdotes John Ssenyando, misionero de Uganda, que laboraba en la diócesis de Chilpancingo-Chilapa; José Ascensión Acuña Osorio, también en el estado de Guerrero, y Gregorio López Gorostieta.

Refiere que el 80% de estos atentados han sido perpetrados por el narcotráfico, porque “estorbaban” debido a su trabajo de concientización. Así, México es uno de los países más peligrosos para ejercer el sacerdocio. De hecho, indica el informe, es el más peligroso entre los países latinoamericanos.

El reporte llama también la atención sobre incidentes entre grupos religiosos de diferentes denominaciones cristianas en zonas como Chiapas, lo que se constituye en una intolerancia muy clara.

Y por otro lado, hay una tercera parte del informe sobre México que habla sobre la reglamentación de la libertad religiosa, por ejemplo en la Constitución Política, se habla del Estado Laico, pero no está definido qué es; además, falta reglamentación en ciertas áreas, lo que se convierte en un obstáculo para profesar efectivamente la fe, como la forma en que las autoridades exteriorizan su propia fe, lo que no representa ningún problema en diversos países de Europa. Por otro lado, un sacerdote no puede ser representante legal de, por ejemplo, una radio pública. Entonces, ¿dónde queda el Estado laico?, se pregunta Julieta Appendini, quien por otra parte puntualizó que si por Estado laico se entiende “ateo”, esto es intolerancia. La auténtica laicidad, subrayó, permite la sana convivencia de todas las personas, creyentes y no creyentes.

La Directora de la Fundación Ayuda a la Iglesia Necesitada agregó que en el caso de México se debe tomar en cuenta la grave situación de desigualdad social, pobreza, corrupción y narcotráfico.

Si bien es cierto, que la clasificación de México, según el reporte, se mantuvo como estable, “sin clasificar”, las perspectivas son negativas, ya que hay incidentes de intolerancia y discriminación, en los que influyen las señaladas acciones del narco.

En México, es preocupante el clima adverso para las religiones, ya sea la católica u otras, ya que, como revela el informe 2012-2014, se siguen registrando incidentes que revelan discriminación e intolerancia, concluyó Appendini.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar