Últimas noticias:

Trata y tráfico de órganos amenazan a menores mexicanos

En México solo se recupera uno de cada 10 niños o adolescentes robados, debido a la dilación que prevalece aún en materia de denuncia y seguimiento oportuno a los casos por parte de las autoridades de procuración de justicia.


México; trata y tráfico de órganos


Lo más grave de ello, es que muchos de esos infantes y adolescentes son robados y/o sustraídos con fines de trata y tráfico de órganos, no solo en el territorio nacional, sino a nivel internacional.

Y es que en el supuesto de que un menor de edad sea robado o sustraído en la ciudad de México, en 6 horas estaría en la frontera del estado de Chiapas, en 12 horas en los Estados Unidos o América Latina y en 24 horas en Europa o Asia.

De ahí que las primeras horas son fundamentales para tratar de localizar a los infantes robados, desaparecidos o sustraídos.

Al exponer lo anterior, Guillermo Gutiérrez y Donaldo Gutiérrez, presidente y director juvenil de la Fundación Nacional de Investigaciones de Niños Robados y Desaparecidos, revelaron que es imperativo que las autoridades de procuración de justicia sean más expeditas en la atención y seguimiento de las denuncias por robo o sustracción de menores, algo que en los hechos deja mucho que desear.

Citaron, por ejemplo, que cuando una madre o un padre de familia acuden a denunciar el robo, se topan con que el ministerio público les indica que deben de pasar 72 horas para que se dé la presunción del delito, algo que de igual manera ocurre con la desaparición de chicas adolescentes, ante lo cual el argumento más absurdo de las autoridades es que “se fue con el novio”.

Precisaron que se trata de un argumento que no forma parte de ningún protocolo y sobre todo no está estipulado en ningún código penal del país.

Ante la gravedad del problema, citaron que la Alerta AMBER ha resultado ser una herramienta muy eficaz para la localización de menores que han sido robados, pues la denuncia tiene un efecto multiplicador, sobre todo en las redes sociales.

No obstante, criticaron que las alertas solo aparezcan en horarios específicos y prácticamente en el Canal 11 de la televisión, cuando por la gravedad del caso deberían multiplicarse en los canales de mayor audiencia y en horarios de programas estelares, además de que la sociedad debe ser más participativa en replicarlas por Facebook y Twitter-

Al participar en la conferencia “El robo y trata de niñas, niños y adolescentes; el mal silencioso del siglo XXI”, organizada por Red Familia, Guillermo y Donaldo Gutiérrez detallaron que en los últimos cinco años han sido robados alrededor de 5 mil 600 menores de edad, de acuerdo a cifras del gobierno federal.

Las entidades y ciudades con mayor índice de denuncias son Tamaulipas, Tabasco, Chiapas, Tijuana, Sinaloa, Veracruz, Morelos, Monterrey, Guadalajara y, en primer lugar el Estado de México, donde se ha notado una mayor incidencia en mujeres adolescentes.

Subrayaron que el principal objetivo del robo de infantes es la trata de personas, “un delito que deja ingresos de hasta 32 mil millones de dólares al año, convirtiéndose en el tercer negocio más redituable, después del tráfico de armas y las drogas”. 

En este sentido, afirmaron que un pedófilo llega a pagar mucho dinero por tener sexo con una niña o niño de 3 años de edad, por ejemplo, además de que la Unión Americana el corazón de un infante se cotiza entre 20 mil y 80 mil dólares para su trasplante ilegal.

Resaltaron que Bangkok (Tailandia) es la capital mundial de la prostitución infantil, seguido por Japón y Canadá, amén de que figura como el principal destino de las y los adolescentes latinos víctimas de robo.

Para desgracia de nuestro país, indicaron que México ocupa el quinto lugar en trata, explotación y pornografía infantil. “Las redes de trata buscan a adolescentes en las redes sociales con distintas estrategias como: amistad, empleo y la mayoría con promesas de amor, casi todas las víctimas se encontraban en un estado emocional de vulnerabilidad, provocado por rupturas amorosas, violencia intrafamiliar y hasta bullying”, recalcaron.

De igual modo, lamentaron que a nivel latinoamericano, México ya sea visto como el Bangkok de la región, dada la alta incidencia en explotación sexual infantil y juvenil.

Ya para concluir, expusieron que ante cualquier sospecha de que un menor haya desaparecido es de vital importancia realizar la denuncia ante la Procuraduría General de la República y llamar al 01 800 00 854 00, que es la línea de Alerta AMBER.

“Con la Alerta AMBER en México se han logrado avances, pero aún falta mucho por hacer, ya que no funciona de manera inmediata y esto le da tiempo a los delincuentes; por ello es necesario homologar el delito como grave para capacitar a los ministerios públicos de cada entidad y poder agilizar la atención y búsqueda del menor”, finalizaron.

Tras agradecer la participación de los ponentes, el director nacional de Red Familia, Mario Romo, y ante representantes de organizaciones afines, puntualizó sobre el daño que éste delito le deja a las familias, al grado de la desintegración y la pobreza extrema. Además, resaltó la importancia de tener comunicación con nuestros hijos, sin importar su edad, establecer límites e informarles sobre los riesgos que existen en las redes sociales, en las fiestas y en las calles. “Recordemos que para prevenir el robo de menores, la solución está en la familia”.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar