Últimas noticias:

Proponen penalizar difusión de material sexual sin consentimiento

Con el propósito de combatir el creciente fenómeno de divulgar y compartir imágenes o videos de contenido íntimo o sexual de una persona sin su consentimiento, principalmente a través de redes sociales, la senadora Mónica Arriola Gordillo propuso sanciones de dos a cinco meses de prisión y multa de hasta 100 días a quienes incurran en esa conducta ilícita.


Dignidad Humana


La propuesta considera que también comete el delito quien, sin haber capturado la imagen o video, participe en su distribución por cualquier medio. Además, el medio virtual o impreso de divulgación que publique las imágenes o videos deberá eliminarlos de forma inmediata a petición de la víctima; de no hacerlo se le impondrán 300 días de multa.

Para tal efecto, la senadora de Nueva Alianza presentó la iniciativa para reformar el Código Penal Federal, a fin de sancionar el delito de abuso por divulgación --con una pena de dos a cinco meses de prisión y hasta cien días de multa-- que se comete cuando una persona fotografía o graba la imagen de otra, parcial o totalmente desnuda, y la distribuye en cualquier medio sin su consentimiento, de forma impresa o en las redes sociales.

De ser aprobado, el proyecto modificaría la denominación del Capítulo I del Título Decimoquinto del Código, para quedar como Delitos contra la Libertad y el Normal Desarrollo Psicosexual.

En su exposición, Arriola Gordillo dijo que la iniciativa no tiene una víctima específica, sino que lesiona a ambos géneros, aun cuando las mujeres han sido señaladas como las más afectadas. “Ignorar este fenómeno implicaría la indiferencia ante un delito que contiene características de violencia sexual y dolo”, advirtió.

Graves consecuencias psicológicas y emocionales para las víctimas

La legisladora señaló que es importante sancionar esta conducta porque conlleva graves consecuencias psicológicas y emocionales para las víctimas. “Debemos entender que el atropello a la privacidad va en incremento a nivel mundial, y países que han decidido estar a la vanguardia legislativa han empezado a diseñar un marco jurídico que castigue este fenómeno, principalmente desde la materia penal”, sostuvo.

Asimismo, puntualizó que este delito cobra mayor relevancia si se toma en cuenta que en las redes sociales, donde se ha generado esta conducta de manera predominante, hay millones de publicaciones diarias. 

Puso como ejemplo que en Twitter hay más de 250 millones de tuits al día y en Facebook 800 millones de actualizaciones.

“Las víctimas de esta práctica, al igual que las que sufren violencia doméstica o asalto sexual, tienen consecuencias negativas en su psicología, y les provoca un miedo profundo. La anorexia nerviosa y la depresión son enfermedades comunes para personas que son acosadas online. Incluso, algunos investigadores han encontrado que la ansiedad de víctimas de acoso cibernético crece con mayor severidad con el paso del tiempo”, argumentó.

Advirtió que los avances legislativos que se han logrado en California, Estados Unidos, han sido criticados por la carencia de elementos punibles en diversos aspectos, limitando su alcance de protección, pues en dicha legislación únicamente se castiga al que captura la imagen, pero no a terceros que pudieran distribuirla, lo cual se corrigió en la propuesta que presentó en el Senado y que fue turnada a las comisiones unidas de Justicia y de Estudios Legislativos.

Contexto

Cabe destacar que la iniciativa de reforma cita que países como Israel, Filipinas, Japón, y más de 15 entidades de los Estados unidos han emitido ya disposiciones legislativas criminalizando esta conducta, conocida popularmente como “porno venganza” o “pornografía no consensual”.

Detalla que un estudio realizado por integrantes de la Universidad de Maryland Francis King Carey Escuela de Leyes; a la Universidad de Yale - Yale Information Society Project; la Escuela de Leyes de Stanford “Center for Internet and Society”; y la Universidad de Miami Escuela de Leyes, revela datos interesantes que inclinan el delito perjudicando, particularmente, al género femenino. 

Según lo que reporta el estudio, la pornografía no consensual implica la distribución de imágenes sexualmente gráficas de las personas sin su consentimiento, incluyendo imágenes originalmente obtenidas mediante métodos insidiosos (por ejemplo, grabaciones ocultas o grabaciones de agresiones sexuales), así como imágenes originalmente obtenidas con el consentimiento, por lo general en el contexto de una relación privada o confidencial (por ejemplo , las imágenes que con consentimiento otorga su pareja).

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar