Últimas noticias:

Tata Vasco y el Padre Pro ¿Próximamente a los altares?

En entrevista exclusiva para YO INFLUYO, Nemesio Rodríguez Lois, Licenciado en Derecho, autor de varios libros de Historia, conferencista, y colaborador semanal de YO INFLUYO y de varias revistas nacionales y extranjeras, expone su valoración inicial sobre la visita pastoral a México del Papa Francisco.


Visita Francisco


¿Qué impresión te ha causado la visita del Papa?

NRL: ¡Magnífica! Tanto por el entusiasmo con que lo recibió el pueblo, como por la manera clara y directa con que Su Santidad abordó los problemas más apremiantes.

Según tu opinión: ¿Cuál sería el momento más emotivo?

NRL: En cada lugar se dieron anécdotas conmovedoras como, por ejemplo, el caso de aquella niña enferma de cáncer que, en el Hospital “Federico Gómez” le cantó al Papa el “Ave María”, o cuando Su Santidad abrazaba a los presos o bendecía a los enfermos.

Ahora bien, sin lugar a dudas, el de mayor trascendencia fue el momento de casi treinta minutos que pasó orando a pocos centímetros de la Sagrada Imagen de la Virgen de Guadalupe.

¿Tenías algún temor especial antes de que se realizara la visita?

NRL: Sí. Con motivo de la presencia del Santo Padre en San Cristóbal de las Casas, partidarios de la Teología de la Liberación podían haber aprovechado para lograr una especie de “santificación” del fallecido obispo Samuel Ruiz.

No ocurrió así. El Papa Francisco se limitó a rezar ante su tumba, pero sin emitir ningún juicio de valor. Con su oración silenciosa, el Santo Padre no hizo más que cumplir con una de las obras espirituales de Misericordia que nos pide orar por los difuntos.

¿Algún silencio significativo?

NRL: Uno muy importante: A pesar de hallarse en San Cristóbal de las Casas, el Papa en ningún momento mencionó al obispo fray Bartolomé de las Casas, uno de los principales autores de la Leyenda Negra que han difundido los enemigos de España y de la Iglesia.

Ni duda cabe que éste fue un silencio significativo, que dice mucho más que el discurso más elocuente.

En cambio, tampoco deja de ser significativa la pública mención de Don Vasco de Quiroga, cuyo báculo y cáliz utilizó durante la Misa en Morelia. Interpretando dicho gesto, bien podríamos pensar que el proceso de beatificación de Don Vasco recibirá un fuerte impulso en un futuro inmediato.

Aparte de Don Vasco… ¿pudiera haber alguna canonización próximamente?

NRL: Quizás la del beato Miguel Agustín Pro, y digo esto porque el provincial de los jesuitas mexicanos, acompañado por un pequeño grupo de sus religiosos, le entregó al Papa una reliquia de dicho mártir.

En la conferencia de prensa que el Padre Federico Lombardi, S.J., vocero del Vaticano, dio ese mismo día, dio a entender que quizás el próximo año tengamos noticias acerca de la canonización del Padre Pro, quien pudiera ser elevado a los altares siguiendo el mismo procedimiento que se siguió con San Junípero Serra, o sea, tomando en cuenta el culto que dicho personaje recibe desde el momento mismo de su martirio.

¿Qué opinas de la reprimenda a los obispos en catedral?

NRL: Considero que, más que una reprimenda, fue un consejo para recordarles que no son príncipes mundanos, sino pastores al servicio del pueblo de Dios que, en todo momento, deben estar dispuestos a ir en busca de la oveja perdida.

¿Cómo interpretar que el Papa haya dicho que una tentación del demonio es la resignación?

NRL: En el sentido de que los católicos debemos tener el valor civil para salir a la calle dispuestos a dar la batalla en defensa de la Fe, de la moral y de la vida.

En este caso, pensar que todo está perdido de antemano nos hace caer en una postura derrotista y conformista que da lugar a esa resignación que menciona el Papa como tentación del Maligno.

Claro está que esa resignación (derrotismo conformista) tiene una explicación histórica: Durante más de un siglo el catolicismo mexicano sufrió sangrientas persecuciones, tanto por los liberales del siglo XIX, como por los revolucionarios de las primeras décadas del siglo XX.

Aquella persecución violenta terminó, pero, en cambio, a partir de entonces –y en frase del intelectual católico Jorge Traslosheros– se dio lo que se conoce como “persecución de baja intensidad”, la cual, por medio del laicismo, desterró a Dios de la vida pública arrinconándolo en las conciencias y en las sacristías.

Este acontecimiento ocasionó en los católicos mexicanos un complejo de inferioridad y con ello un temor a proclamar abiertamente la Fe; en suma, ocasionó esa resignación contra la que nos pone en guardia el Papa Francisco.

El Papa nos pide a los católicos no solamente que proclamemos abiertamente nuestra Fe, sino que intervengamos en la política, en los medios de comunicación, en las relaciones sociales y en todo el ambiente que nos rodea con el fin de impregnarlo del espíritu de Cristo.

El Papa nos pide, utilizando una pintoresca frase suya, “que salgamos y hagamos lío”.

¿Algún momento desagradable que haya empañado la visita?

NRL: Ninguno durante los días que estuvo en México, sino más bien en el momento en que Su Santidad abordaba el avión en Ciudad Juárez.

Poco antes de que volara de regreso a Ciudad Juárez, por órdenes de la PGR, estaban deteniendo a Jorge Serrano Limón, el hombre que más vidas ha salvado en México al combatir el aborto.

¿Puede interpretarse esto como una revancha de los jacobinos a quienes les duele el fervor con el que las muchedumbres aclamaron al Papa Francisco?

NRL: En uno de sus discursos, el Presidente Enrique Peña Nieto dijo que las causas del Papa eran las causas de México. Pues bien, el Papa, al condenar el aborto por considerarlo consecuencia de “la cultura del descarte”, ni duda cabe que bendice la obra realizada por Jorge Serrano.

Ante esto, ¿tendrá algún argumento el Señor Presidente para permitir que Jorge Serrano sea injustamente encarcelado?

@yoinfluyo

nvilla@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar