Últimas noticias:

Deja grandes retos educativos el 97 Congreso de la UNPF

La familia es la realidad social más importante, es el pilar básico de la sociedad y la institución más valorada, afirmó Lola Velarde, directora del Instituto de Política Familiar (IPF) en la ONU, quien destacó la importancia de crear políticas a favor de la familia en un país como México, donde más del 90 por ciento de la población vive en conjunto.


La educación debe ser fortaleza de la sociedad


En el marco del 97 Congreso Nacional de la Unión de Padres de Familia (UNPF), realizado este 8 de noviembre en la Ciudad de México, la delegada del IPF citó al investigador mexicano Fernando Pliego Carrasco, quien mediante un estudio en 12 países comprueba que la familia, formada por padre, madre e hijos, es estable y da los mejores resultados para la sociedad.

“Mejores resultados en indicadores educativos, salud física y muchos otros, y viceversa en situaciones de exclusión social, de adicciones y violencia juvenil que en su origen tienen en muchas ocasiones una ruptura familiar; por lo tanto, no da lo mismo para la sociedad. Por eso hay que hacer políticas que apoyen a la familia estable, permanente en el tiempo”, apuntó.

En cuanto a la realidad internacional de la política familiar, la especialista señaló a yoinfluyo.com que con la Declaración Universal de Derechos Humanos se reconoce a la familia como la unidad básica de la sociedad; sin embargo, a partir de la década de los 70, las instituciones internacionales han sido infiltradas por grupos de poder ideologizados y con una agenda clara que busca un proceso de reingeniería social que desde las leyes transforme la cultura.

“Muchas veces se cree que lo que es legal es bueno; por ello, al transformar las leyes, se cambia la cultura y la percepción de la cultura. Lo vemos con el aborto: al ser legal, se cree que es bueno. Lo mismo pasa con los `matrimonios’ entre personas del mismo sexo. Esta transformación se ha dado de una manera fuerte desde Naciones Unidas, porque se encontró como un atajo para llegar a todos los países al mismo tiempo”, detalló.

Como ejemplo de lo anterior, la española indicó que está la Federación Internacional de Planificación Familiar, que es la mayor propietaria de clínicas abortistas en Estados unidos y se financia del aborto.

“En su informe publicado en Internet, ellos declaran que gracias a su labor se han dado cambios legislativos en distintos países del mundo. Tienen 30 mil personas contratadas para lograr sus objetivos, además es común que utilicen un lenguaje ambiguo como los llamados ‘derechos y la salud sexual y reproductiva’ que puede interpretarse como algo positivo; sin embargo, detrás de esta terminología hay una campaña en contra de la naturaleza humana, como la practica del aborto”, mencionó.

Velarde subrayó que por desgracia, en países de Hispanoamérica como México y España, donde la familia es una realidad social muy valorada, la representación política no siempre defiende a la institución en los foros internacionales.

“Durante la reciente agenda 2015 para el desarrollo, el delegado de México habló sobre la intención de abolir a la familia… Muchas veces los representantes en la ONU no se atreven a hablar de este tema porque es controvertido y por ciertos intereses de por medio. Pero también hay aspectos positivos, como el enorme interés de la sociedad civil por participar, crear redes de apoyo mutuo y convencer a los delegados de los países influyendo así en las políticas; esto también ha tenido buenos resultados”, externó.

El congreso de la UNPF también contó con la participación del presidente de la Comisión de Educación del Senado, Juan Carlos Romero Hicks, quien al término de su conferencia “Cómo hacer realidad la Reforma Educativa” exigió a la PGR mantener la búsqueda de normalistas.

“En el país vemos una gran descomposición, una pérdida de valores”, dijo, y urgió a los padres de familia a reforzar la educación desde el hogar, ya que esa “ausencia de valores” ha llevado a tragedias como la que ocurrió en Ayotzinapa.

Por su parte, la presidenta de la UNPF, Consuelo Mendoza, frente a los cientos de asistentes manifestó su solidaridad con los padres de los 43 normalistas desaparecidos, “en la exigencia y clamor de que se sigan buscando a los jóvenes y se esclarezcan los hechos, pues no podemos permitir injusticia y ante esto que vive el país hay una urgencia para exigir una cultura de paz, porque México se nos está desgajando”.

@aledesmaso

@yoinfluyo

aledesma@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar