Últimas noticias:

Claudio X. González: Tiene México un sistema educativo simulador

El sistema educativo en México es mentiroso, simulador y fallido, ya que evidencia resultados muy pobres, afirmó Claudio X. González Guajardo, presidente de Mexicanos Primero, al dar a conocer que sólo 76 niños de cada 100 pasan de primaria a secundaria y, de éstos, sólo 48 entran al bachillerato y, finalmente, 21 inician una licenciatura.


Encuentro Empresarial COPARMEX


“¿Qué significa lo anterior?, pues que sólo la quinta parte de una generación accede a educación superior, aunque no todos la terminarán”, explicó, tras precisar que no todos los 21 universitarios terminarán la carrera.

Al participar en el segundo día de trabajos del Encuentro Empresarial 2014, de la Coparmex, con el tema “Evaluación de los resultados de la Reforma Educativa”, González Guajardo sostuvo que a México le urge resolver el tema de la educación, porque de lo contrario no resolverá nada.

Lamentó que el promedio de escolaridad de los mexicanos sea de segundo grado de secundaria (8 años), cuando en Estados Unidos y Canadá (principales socios comerciales de México), es de 13 años, es decir, 5 años más en promedio.

Dijo que no sólo es un tema de años, sino de días y horas, pues a primera vista el ciclo escolar se ve bien, pero a nivel primaria los niños sólo van 4 horas al día, de las cuales el aprovechamiento escolar neto de enseñanza-aprendizaje se reduce a 2 horas diarias, sin incluir cuando hay paros magisteriales.

Explicó que ello coloca a México en el lugar 53 de aprovechamiento escolar, donde los primeros lugares los ocupan naciones asiáticas: Shangai, Singapur, Hong Kong, Taipei y Corea. Chile es el 51 y es el primero en la lista de América Latina.

“La reforma educativa es mil veces más importante que la energética, ya que representa la gasolina del siglo XXI”.

En este orden, el directivo de la agrupación civil reconoció que el actual gobierno se atrevió a hacer la primera reforma legal de verdadero calado en muchas décadas, ya que a través de ella se busca cambiar incentivos para procurar mejores maestros, directores y supervisores; además de que busca reemplazar la corrupción y la ineficiencia por la “meritocracia”.

No es perfecta, dijo, pero sí abre la oportunidad de iniciar el largo proceso de transformación de un sistema de empleos, prebendas y corruptelas, hacia un verdadero sistema educativo con el maestro como figura profesional y digna.

Lamentablemente, señaló que hay casos excepcionales donde la reforma no es impulsada a cabalidad, como en los estados de Michoacán, Guerrero y Oaxaca.

Claudio X. González reveló que alrededor de 95 mil millones de pesos del presupuesto educativo del país no están justificados anualmente, motivo que obligó a la agrupación que preside a instalar en agosto pasado “el abusómetro”, el cual muestra cuánto de ese dinero gasta el gobierno cada día, cada hora y cada minuto.

Detalló que los gastos irregulares o ilegales del presupuesto educativo son usados para pagar los salarios de 298 mil personas, o el 13 por ciento de los docentes de la escuela elemental y secundaria del país; además de que en muchos casos, quienes reciben estos salarios son beneficiarios de subsidios políticos o trabajan para los sindicatos de maestros, pero no están frente a un aula.

Recalcó que de esta manera el gobierno federal y los contribuyentes están financiando al enemigo, porque estamos pagando a los operadores políticos de las cúpulas sindicales, que son los que bloquean las calles para protestar contra la reforma educativa.

“Necesitamos que ese dinero destinado a pagos irregulares sea usado para mejorar la infraestructura educativa, para capacitar a maestros y directores y para becar a jóvenes”, apuntó.

Por tal motivo, reconoció una vez más los propósitos de la Reforma Educativa, entre los que destacan recuperar la rectoría de la educación, profesionalizar a los docentes, transparentar y eficientar el gasto, y lograr la participación social.

Ejemplificó que de esta manera se destinarían ya más recursos a las amantes e hijos de las amantes de líderes magisteriales que están en la nómina.

“La responsabilidad del problema educativo en México es de todos, no es exclusivo de ningún gobierno, pero nosotros como sociedad tenemos gran culpa por no exigir. Los políticos tienen mucho margen para hacer o no hacer, y se mueven de acuerdo a lo que les conviene”.

Finalmente, indicó que quienes reciben la peor educación en México son los pobres. “En México las oportunidades no se reparten equitativamente. Las comunidades indígenas y rurales tienen las peores instalaciones y los docentes menos preparados. Hay mucha injusticia hacia ese sector”, concluyó.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar