Últimas noticias:

¿Hay motivos para celebrar el Día del Estudiante en México?

Poco o nada deberá celebrarse en México con motivo del Día del Estudiante (23 de mayo), luego de conocer las cifras de la deserción escolar y el bajo porcentaje que tiene un niño de terminar una carrera universitaria.

Datos del INEGI y de instituciones ligadas al estudio de la educación revelan, por ejemplo, que de cada 100 niños 92 terminan la primaria, 71 la secundaria y sólo 40 el bachillerato. La población de 15 años y más tiene en promedio 8.6 grados de escolaridad, lo que significa poco más del segundo año de secundaria. Al año 2010, del total de la población de 15 a 19 años, sólo el 57 por ciento asistía a la escuela.

Los jóvenes que ingresan a la universidad son pocos. De los que terminan la enseñanza media superior, más de 20 por ciento no ingresa al siguiente nivel. Ahora bien, del total de los jóvenes de entre 19 y 23 años que hay en el país, sólo el 25 por ciento cursa estudios superiores.

Si a lo anterior agregamos que el índice de eficiencia terminal de las instituciones de educación superior es cercano al 50 por ciento, las cosas se complican aún más. No sólo eso, ya que la realidad de los jóvenes mexicanos que tienen oportunidad de cursar algún posgrado es de apenas 5.9 por ciento.

En 2012, los resultados de la prueba PISA sobre el nivel educativo en Matemáticas, Ciencias y Comprensión de Lectura, no fueron nada satisfactorios para México, ya que, por ejemplo, ocupó el lugar 53 en nivel de matemáticas en el mundo. Shangai fue primer lugar. De hecho, los países asiáticos y europeos (en ese orden) encabezan los primeros sitios, debido a que una de sus principales prioridades es preparar a su capital humano.

Al respecto, las brechas se pueden cuantificar de acuerdo a dos factores que afectan el nivel educativo: el promedio nacional de años cursados en México, que es de 8.6 (en Noruega es de 13.9 y el promedio de la OCDE es de 11.9); y que en México sólo son efectivas 562 horas de las 900 que dura el año escolar (en Corea, por ejemplo, las horas efectivas de clases ascienden a mil 195, propiamente el doble de nuestro país).

El origen de la celebración data de 1929

Pocos sabrán que el origen del Día del Estudiante se remonta al año 1929, cuando los jóvenes universitarios se lanzaron a la huelga en favor de la autonomía universitaria.

El 22 de septiembre de 1910, durante el mandato de Porfirio Díaz, se inauguró la Universidad Nacional de México (sin su carácter de autonomía).

La historia de las movilizaciones sociales de los universitarios en México es muy amplia. Específicamente en la UNAM, ocurrieron a partir de 1929, en el marco de la Reforma Universitaria que se extendía por toda América Latina.

La participación multitudinaria de estudiantes y profesores presionó para que el gobierno federal concediera el estatus de autonomía que la universidad gozó desde entonces. A partir de ese año, la universidad obtuvo su nombre definitivo: Universidad Nacional Autónoma de México.

¿Pero qué fue lo que realmente pasó en esa fecha? Después de una serie de eventos y protestas que culminaron en una huelga general, los alumnos fueron agredidos brutalmente por la Policía Federal de Caminos (PF) dentro de las instalaciones de la Escuela de Derecho. Esto sucedió el 23 de mayo, por tal motivo los alumnos reclamaron que ese día fuera recordado como el Día del Estudiante, en honor a los agredidos y que la plaza de Santo Domingo, en la ciudad de México, fuera llamada Plaza 23 de mayo o del Estudiante.

Un mes después se consiguió la autonomía de esa casa de estudios y con el tiempo en muchos de los estados del país se crearon o se tomaron espacios propicios para la relajación y el estudio y se les denominaron “Jardines del Estudiante”, en honor a esa lucha en pos de la autonomía universitaria.

Desde entonces se ha venido celebrando cada 23 de mayo el Día del Estudiante, como un recordatorio de la lucha en pro de una educación más abierta y participativa.

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar