Últimas noticias:

Vincularán a jóvenes con el trabajo y la escuela en Guerrero

Como parte de su programa de trabajo que se ha propuesto para dar respuesta a la problemática social y de violencia que se vive en el estado de Guerrero, la Arquidiócesis de Acapulco firmó una Acta de Donación por la cual el Gobierno de Taiwán apoyará con 20 mil dólares el arranque de cinco “Centros de Jóvenes por la Paz”, adicionales al que ya impulsa la Arquidiócesis de Acapulco, para promover la reinserción escolar o inserción laboral –según sea el caso– de jóvenes, principalmente de los que están en edad de cursar la Secundaria.


Cultura del Encuentro


Los proyectos apoyados por el gobierno de Taiwán tendrán una duración de 6 meses, del 15 de agosto de 2015 al 15 de febrero de 2016.

En los “Centros de Jóvenes por la Paz”, modelo que la Arquidiócesis de Acapulco está implementando desde hace algunos meses, se capacitará a los muchachos en liderazgo, para que luego hagan labor en sus comunidades; asimismo, se les darán talleres para incubar pequeños negocios, desarrollar su emprendedurismo y fomentar de esta manera la economía social y solidaria.

En la sede de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en la Ciudad de México, el Arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos, explicó que la Arquidiócesis a su cargo ya tiene funcionando un centro con 150 jóvenes, y que el apoyo de Taiwán es para implementar 5 centros más, los cuales ya están determinados en qué lugar van a estar, así como sus respectivos equipos de organización; y por el momento están en la fase de captación e inscripción de jóvenes.

Se trata de llegar a jóvenes que se encuentran en mayor riesgo, en familias más pobres, y ofrecerles este apoyo en los centros, dijo. “La intención es reunir 150 jóvenes en cada uno de estos 5 nuevos centros, a través del deporte, de talleres de capacitación, a través de alternativas para continuar sus estudios. También va a ver relación con las familias para darles continuidad”, precisó.

A pregunta expresa, dijo que la capacitación laboral que se les dará a los muchachos estará en función del tipo de empresas y organizaciones con las que el programa de la Arquidiócesis de Acapulco se vincule. Va a depender de esto y ofreció que, en su momento, podrán dar información al respecto.

Luego de informar que viajó a Cuba para entregarle al Papa Francisco –quien realiza su viaje pastoral a la isla– una carta en la que le explica el trabajo que se está realizando, explicó que la Arquidiócesis de Acapulco lleva unos tres años con su programa de atención a víctimas de la violencia en el estado de Guerrero, y la atención a los jóvenes es una de sus vertientes.

5 puntos del programa de la Arquidiócesis de Acapulco

La oración permanente por la paz, cuya objetivo es lograr la conversión de los corazones; incluso, en varias diócesis han surgido capillas expiatorias.

Atención a las víctimas de la violencia, para lograr su sanación material y espiritual.

Dialogo social, implementando formas concretas de dialogo para generar una sinergia y la búsqueda de propuestas donde todos se involucren. El supuesto básico de esta idea es que, si se logra ir revirtiendo las condiciones que se viven en el estado de Guerrero, éstas se irán revirtiendo también en México.

Preocupación y compromiso por la atención a los jóvenes, que es el punto donde se insertan los “Centros de Jóvenes por la Paz”.

Y finalmente la promoción de un ambiente de paz, en el cual se pueda ir generando desde la Iglesia, desde la sociedad misma, como un lenguaje, como una expresión permanente en torno al tema de la paz, que ayude a construir la paz.

Sobre este último punto, Monseñor Garfias Merlos recordó las palabras del Papa Francisco: “Que no seamos anunciadores de la paz, sino artesanos de la paz”, y añadió que “servir es estar pendiente de la debilidad del hermano”.

Por su parte, Monseñor Eugenio Lira Rugarcía, Obispo Auxiliar de Puebla y Secretario General de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), destacó que de esta manera se quiere lograr un avance de forma concreta en la Arquidiócesis de Acapulco.

Agradeció en este sentido a nombre del Episcopado Mexicano al Sr. Embajador Carlos S.C. Liao, Director General de la Oficina Económica y Cultural de Taipei (Taiwán) en México, todo lo que su Oficina está haciendo por México, en beneficio de la sociedad.

Al respecto, el Embajador Liao confesó que ver la cara y platicar con esos jóvenes deseosos, dispuestos a trabajar por sus comunidades, “nos hizo sentir el ágape, que se traduce en confraternidad, que Taiwán quiere ofrecer, quiere compartir con México".

Y es con esta perspectiva que el Gobierno de Taiwán apoya en México diferentes proyectos, como el de la Arquidiócesis de Acapulco, otros de Cáritas y algunos más de los DIF estatales para que las mujeres aprendan un digno oficio, entre muchos otros.

@yoinfluyo

nvilla@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar