Últimas noticias:

No es lo mismo gimnasia que magnesia: el caso electoral de Hidalgo

El Municipio de San Felipe Orizatlán, Hidalgo, vivió días intensos en los tribunales electorales, por la anulación del triunfo del candidato a Presidente Municipal por el Partido Acción Nacional, Raúl Valdivia Castillo, por hechos de violencia de género e irregularidades con relación a la secrecía del voto. No obstante, todo quedó igual que al final de la jornada electoral del 5 de junio.



La candidata del Partido Revolucionario Institucional, Brenda Lizzete Flores Franco, interpuso el juicio de inconformidad alegando frases que consideraban misóginas, tales como llamarla “niña caprichosa” o “lenta como tortuga”, las cuales se comunicaban a los electores por medio de perifoneo.

En el Juicio de Inconformidad, JIN-053-PRI-065/2016, se determinó que los argumentos de la candidata eran sólo indicios, por lo que no eran idóneos para anular la elección, por lo que la quejosa se inconformó ante la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, con sede en Toluca.

Es en este punto en que los reflectores apuntaron a San Felipe Orizatlán, ya que la citada Sala Regional decidió anular la elección, reconociendo las actitudes del candidato Valdivia como misóginas, además de la presencia de ciudadanos que monitoreaban el desarrollo de la jornada electoral, se les calificó como un elemento que distorsionaba la secrecía del voto.

Así que consideraron tener por acreditadas violaciones generalizadas, sustanciales y determinantes consistentes en violencia política de género en agravio de la candidata del PRI, además de las relacionadas con la secrecía del voto, por la presencia en casillas de los “visores electorales”.

En virtud de estos argumentos, se consideró que era aplicable la hipótesis de nulidad relativa a la existencia de irregularidades graves no reparables que se verificaron en la jornada electoral, tomando en cuenta que la diferencia entre uno y otro candidato no es mayor a 5% en el resultado de la elección, por lo que decidió la anulación de dicha elección. Además, la Sala apercibió al PAN a que se abstenga a reproducir conductas denostativas que atenten contra la dignidad de sus adversarios, más aún tratándose de cuestiones que puedan implicar “violencia política contra las mujeres”, según resolución del expediente ST-JRC-0056-2016, del 15 de agosto de 2016.

La decisión de la Sala Regional, no fue indiferente para los habitantes de San Felipe, quienes participaron en una enorme marcha por las calles del municipio, informando al candidato de Acción Nacional que “llegarían hasta las últimas consecuencias”, por su parte el candidato negó las acusaciones de violencia política de género hacia Brenda Franco, su contendiente.

De esta forma Valdivia combatió la resolución ante el Pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el cual consideró que algunos hechos no pueden ser fehacientemente atribuidos al candidato o al Partido Acción Nacional; por otro lado, algunos dichos que la candidata considera de violencia de género el Tribunal los categoriza como una dura crítica a un rasgo del carácter, no una denostación a la calidad de mujer y más adelante subraya que también deben entenderse las expresiones en su contexto, como la intromisión de otros en las decisiones de gobierno.

En vista de lo anterior, el 31 de agosto el Pleno del Tribunal citado decidió revocar la sentencia de la Sala Regional, por lo que confirma la decisión original del Tribunal Electoral del Estado de Hidalgo, así como la declaración de validez de la elección del Ayuntamiento del San Felipe Orizatlán.

Al respecto, Teresita Aguilar Marmolejo, de la Asociación Nacional Cívica Femenina (ANCIFEM), comentó para este medio que le parece importante distinguir entre "violencia política contra las mujeres" y "adjetivos calificativos" o "dichos u opiniones" entre los diferentes candidatos electorales.

Aguilar Marmolejo no observa en el asunto "dichos machistas" o descalificaciones por el hecho de ser mujer. Según lo publicado en la prensa, el dicho: "el PRI había decidido mal al postular una niña berrinchuda y caprichosa", se refiere a calificativos de una persona en particular, “porque definitivamente ni todas las mujeres son berrinchudas, ni caprichosas. En dado caso, serían características o rasgos de unas cuantas mujeres y no rasgos esenciales femeninos”, agregó.

De esta forma, los dichos del candidato electo de San Felipe Orizatlán, no le parecen razón suficiente para anular una elección, por lo que está de acuerdo en la decisión del Pleno del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar