Últimas noticias:

Acuerdos sobre reformas para el progreso del país, pide Iglesia

La Arquidiócesis Primada de México lamentó que en el análisis y deliberaciones de las reformas estructurales que requiere el país para un mejor desarrollo, prevalezcan aún enfrentamientos y posturas irreductibles.


Las reformas estructurales siguen en discusión


“México merece una oportunidad para salir adelante, no se le puede cancelar su futuro; ponemos nuestra confianza en que se alcanzarán los acuerdos necesarios para aprobar las reformas que hoy por hoy son imprescindibles para el país; queremos creer en la buena fe de nuestros legisladores y confiar en que quienes nos representan hagan un trabajo digno y honesto que puedan honrar las generaciones futuras, y que más allá de los legítimos intereses políticos o partidarios, nuestra clase política pueda tener una altura de miras para aprobar reformas tan significativas”, precisó.

En el editorial de su semanario Desde la Fe, titulado “Diálogo para alcanzar acuerdos”, la institución eclesiástica aseguró que, en lo general, es de valorar las reformas alcanzadas hasta el momento, algunas con tropiezos preocupantes en los estados, como la Educativa y la Electoral; sin embargo, están varadas dos reformas que resultan estratégicas para el despegue económico del país, cuyo panorama se antoja cada vez más complejo y preocupante.

Se trata, dijo, de la reforma de Telecomunicaciones, en la que está en juego el desarrollo tecnológico de un rubro verdaderamente estratégico como son las comunicaciones y el uso y beneficio de los usuarios, y la Energética, donde el enfrentamiento y las posiciones parecen irreductibles.

Sobre esta última, expuso que al parecer hoy nadie discute lo impostergable que resulta una reforma constitucional en la materia, la urgencia de hacer de México un país competitivo o la necesidad de la inversión privada en este sector. “Y es que vemos un enfrentamiento de posiciones ideológicas que se tornan irreconciliables y no permiten un debate serio, profundo y productivo, que lleve al entendimiento de las partes”, aclaró.

La Arquidiócesis de México reconoció que a la sociedad en general le ha hecho falta una información adecuada para comprender la importancia y profundidad de esta reforma, así como también es cierto que su complejidad técnica escapa a la comprensión de la mayoría, por lo que resulta difícil forjarse una opinión adecuada, y por esta razón muchas veces se adoptan posturas más ideológicas que realistas.

No obstante, indicó que lo que subyace en el fondo de este atorón es la profunda desconfianza que tienen entre sí las diversas fuerzas políticas y la sospecha continua de la población sobre sus representantes en las cámaras. “Tomando en cuenta estos dos elementos, parece imposible seguir adelante hasta llegar a un consenso que haga posible y legítima tal reforma”, agregó.

Puntualizó que una sociedad democráticamente sana se debe caracterizar, entre muchas otras cosas, por dar cabida a la voz y participación de todas las personas, donde el límite siempre serán el respeto y la convivencia social, la salvaguarda de las legítimas instituciones y el acatamiento de la ley.

Recordó que el inicio del mandato del presidente Enrique Peña Nieto sorprendió a todos cuando logró lo que parecía imposible: reunir a las diversas fuerzas políticas del país para firmar el llamado Pacto por México, una amplia lista de reformas políticas y estructurales, de cuya aprobación depende alcanzar o no el tan añorado desarrollo nacional con su fruto más deseado; es decir, el combate a la pobreza (en la que subyace la mitad de los mexicanos), y el establecimiento del Estado de Derecho en un país con instituciones minadas.

Por lo anteriormente expuesto, la Arquidiócesis de México puntualizó que lo que la ciudadanía espera de las distintas fuerzas políticas es apertura al diálogo, que es la esencia del quehacer parlamentario; la conciliación entre las diversas posturas ideológicas, teniendo como fin no los intereses particulares, sino el bienestar y progreso del país; una verdadera actitud de patriotismo que vele sobre todo por los intereses superiores y futuros de la nación; una genuina preocupación que busque el abatimiento de la pobreza y el beneficio común por encima de los intereses de grupo; así como una visión de futuro que permita explorar racionalmente nuestros recursos naturales para que puedan beneficiar a las generaciones futuras, como algunos países desarrollados lo han hecho ejemplarmente.

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar