Últimas noticias:

UNICEF: Sólo 38 de cada 100 bebés mexicanos toman leche materna

El Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en México (UNICEF), dieron a conocer que en nuestro país sólo el 14.4 por ciento de infantes recibe leche materna durante su primer año de vida, motivo por el cual hicieron un llamado al gobierno federal y al Poder Legislativo para que difundan las ventajas que tiene para los recién nacidos consumir este alimento.


La leche materna fortalece a los infantes


En el marco de la Semana Mundial de la Lactancia Materna y como parte del foro que sobre el tema se realizó en la Cámara de Diputados, Mauricio Hernández Ávila, director general del INSP, informó que México tiene uno de los índices más bajos en el consumo de leche materna en el primer año de edad, el cual, precisó, pasó del 22 por ciento al 14.4 en los últimos años.

Informó que estudios revelan que las familias mexicanas destinan 3 mil 500 millones de pesos en la compra de fórmulas lácteas para la alimentación de los infantes en su primer año de vida; la mayor parte de ese dinero va para un solo productor.

Entre las principales causas de esta disminución, dijo, está el que los médicos y enfermeras del país no reciben durante su preparación académica la explicación sobre la importancia de la leche materna, para que puedan llevar el mensaje. “La parte política está lista, ahora nos toca pasar a la parte operativa para tener mejores indicadores”, subrayó.

La representante de UNICEF en México, Isabel Crowley, enfatizó que nuestro país debe redoblar esfuerzos en la materia, ya que únicamente el 38 por ciento de recién nacidos son puestos al seno materno en sus primeras horas de vida. “Como parte de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2014, tenemos que colocar en el centro de la agenda pública este tema, que es un gran pendiente dentro de la sociedad”, consideró.

El presidente y fundador de Un Kilo de Ayuda, José Ignacio Ávalos, declaró que la meta es llegar, para el 2018, a por lo menos un 30 por ciento de alimentación de leche materna exclusiva en el primer año de vida de los infantes. “La interrogante está en si podremos lograrlo, queremos saber si todos, incluyendo sociedad civil, podemos conseguir el objetivo”, sostuvo.

Lactancia sólo es de 10 meses en México

En tanto, la diputada Cristina Olvera Barrios (Nueva Alianza), secretaria de la Comisión de Desarrollo Social, aseguró que según cifras de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensalud 2006 y 2012) la duración promedio de la lactancia en México es de sólo 10.2 meses.

Subrayó que la lactancia materna contribuye a que los menores no presenten problemas de obesidad, diabetes tipo dos, diarrea ni neumonía, siendo estas dos últimas las principales causas de mortalidad infantil.

Olvera Barrios agregó que amamantar a los menores no sólo les permite un desarrollo sensorial cognitivo óptimo, sino que a las madres les ayuda a reducir el riesgo de cáncer de mama y ovario, y la depresión postparto.

Entre las principales conclusiones de este foro, los ponentes (nacionales y extranjeros) coincidieron en señalar que es necesario impulsar una legislación moderna que promueva y proteja la lactancia materna, así como impulsar reformas laborales que amplíen y faciliten a las empleadas amamantar a su hijos durante lapsos establecidos dentro de sus jornadas de trabajo, además de crear espacios de infraestructura para ello.

Inaugurarán lactario en Cámara de Diputados

A nombre de la diputada del PVEM, Carla Alicia Padilla Ramos, su asesora Andrea Aguirre Vidrio anunció que a mediados del presente mes se inaugurará en la Cámara de Diputados un lactario que se instalará en el Centro de Desarrollo Infantil (CENDI), con el propósito de apoyar a las madres trabajadoras en la importante labor de amamantar a sus hijos.

De esta forma, las madres contarán con un lugar apto para que puedan extraer la leche y la refrigeren durante el tiempo que realizan sus labores, y al momento de concluir la jornada de trabajo podrán llevarse el alimento para dárselo al pequeño en el hogar.

Eso permitirá que las madres no resientan la transición entre su área laboral y el hogar, ya que cada vez les resulta más incompatible conjuntar ambas responsabilidades.

Teresita González de Cossío, representante del Centro de Investigación en Nutrición y Salud del Instituto Nacional de Salud Pública (INPS), mencionó que la baja incidencia en la lactancia se presenta con mayor frecuencia en los sectores con menores ingresos económicos y escolaridad baja, por lo que propuso efectuar programas de capacitación al personal de Salud con el propósito de explicar los beneficios de leche materna, ya que su ingesta contribuye a disminuir padecimientos respiratorios en los primeros meses de vida y a fortalecer su sistema inmunológico.

Un mito creer que leche de madres jóvenes no sirve

Por su parte, Alejandra Villafuerte, directora de Implementación del Programa Save Children International de Bolivia, afirmó que el fomento de la lactancia permitirá reducir entre 50 y 60 por ciento la desnutrición de los menores de dos años. Agregó que para aumentar la práctica de la lactancia materna se debe terminar con los mitos, por ejemplo, que la leche de las madres jóvenes no sirve.

En su oportunidad, Ivonne Álvarez Peña, representante del Instituto Nacional de Perinatología, subrayó que los principales problemas a los que se enfrenta la mujer para hacer compatible el trabajo y la lactancia se deben a que la legislación laboral no establece que en los contratos eventuales se permita la licencia por maternidad.

Destacó, por tanto, la urgencia de promover leyes que faciliten el acceso a practicar la lactancia materna, ya que los niños tienen derecho a la salud y a la alimentación adecuada, razón por la cual propuso ampliar la licencia materna de 18 semanas en bebés sanos, y en caso de prematuros otorgar de 24 a 26 semanas.

Eduardo Atalah, integrante de la Comisión Nacional de Lactancia Materna, del Ministerio de Salud de Chile, resaltó la existencia en su país de una legislación sobre el “fuero maternal”, mediante el cual ninguna mujer chilena puede ser suspendida de su empleo a causa del embarazo y, luego del nacimiento, por amamantar a su bebé.

Finalmente, sostuvo que destinar dinero a apoyar la lactancia materna no es gasto sino una inversión, por lo que promoverla debe ser una prioridad nacional, a través de programas integrales, a fin de que se practique durante los primeros seis meses de vida de los infantes.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar