Últimas noticias:

Cáncer mamario: un riesgo de los anticonceptivos

El Dispositivo Intrauterino mejor conocido como DIU, que libera progesterona, podría asociarse con una incidencia de cáncer de mama mayor de la esperada.


Ciencia al servicio de la humanidad


En días recientes, el portal de noticias CNN en español publicó una nota con respecto a un estudio realizado por investigadores finlandeses del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital Hyvinkää en Hyvinkää, Finlandia, que revela que el sistema intrauterino que libera levonorgestrel (LNG-SIU) o el dispositivo intrauterino (DIU) que libera progesterona, podrían asociarse al cáncer de mama.

Consultada sobre este tema por yoinfluyo.com, la doctora Pilar Calva Mercado, directora de Formación de Derechos del Concebido A.C., explicó que el Dispositivo Intrauterino que libera la progesterona (hormona que naturalmente la mujer produce en la segunda parte de su ciclo menstrual) sintética o artificial que al ser de depósito en el dispositivo (anticonceptivos) que la contiene, ya sea en una inyección, en la píldora del día después o en implantes, básicamente el efecto o la relación que se ha encontrado con el cáncer, específicamente de mama, se debe, efectivamente, a la presencia de esta hormona que es la progesterona.

Indicó que las hormonas sexuales femeninas son realmente esteroides producidos por el organismo de una persona en la manera cíclica que debe de ser y por ende son buenos. El problema se suscita cuando estas hormonas son contenidas en una herramienta sintética como lo es el DIU en este caso.

“Esto era algo ya conocido con otros tipos de anticonceptivos hormonales, como son los orales, los inyectados, los de depósito como es el parche, como son los implantes; pero es bueno hacer publica esta información”, expuso la Dra. Pilar.

Mencionó que el estudio finlandés hace notar que el dispositivo se utiliza en la pre menopausia (es decir, loa últimos años de regla a la que se llama menopausia), porque hay casos en que la mujer llega a tener sangrados  abundantes y por ello se le pone este tipo dispositivo para disminuir sus sangrados, y es ahí cuando los investigadores encontraron la relación con el cáncer.

Expresó que lamentablemente en muchos de los casos este dispositivo es puesto o impuesto a mujeres e incluso a niñas de entre 10 y 19 años de edad, como método anticonceptivo, como está contemplado en la Cartilla Nacional de Salud, en la Guía Técnica.

“Si extrapolamos a los hormonales que no están contenidos en el DIU, sino que se toman directamente con la pastilla, hay dos autores: Angela Lafrankie y Joel Vaen. Ellos han estudiado que mientras más jovencita sea una mujer, su glándula mamaria esta todavía inmadura y entonces es más fácil que la afecten estos hormonales y le acaben causando cáncer. Sin lugar a duda, es un tema que preocupa, ya que México estaba en los primeros países con cáncer femenino (cáncer cervicouterino), pero hace un par de años estamos en el primer lugar donde existen más casos de cáncer de mama, que lamentablemente no se está atendiendo para evitar los efectos de riesgos que se puedan generar y por lo tanto vale la pena estudiarlo bien”, precisó la doctora.

Manifestó que es lastimoso que haya poca información sobre las consecuencias de estos métodos anticonceptivos impositorios que están regidos por diversas ideologías e intereses particulares, como el económico.

Señaló que desde el punto de vista ético es importante resaltar los efectos adversos de cualquier dispositivo que equivaldrían a un elemento del acto humano, que es la circunstancia, por ello se tiene que analizar dos elementos: el medio y el fin.

“No es bueno utilizar el dispositivo, porque en primer lugar afecta funciones que se están llevado de manera normal y las altera, las lleva a una anormalidad. La medicina y los medicamentos son para darse cuando algo no funciona bien y se necesita  componerlo, siempre poniendo en una balanza lo que se está logrando componer con respecto a los posibles efectos adversos. En el caso del dispositivo intrauterino, es estrictamente un método anticonceptivo, pues no cura nada, la mujer no está enferma de nada en su útero y por ende el cuerpo lo detecta como objeto extraño”, especificó Pilar Calva.

Referente a ello, indicó que estos dispositivos son causantes de promover en el cuerpo de la mujer la llamada “enfermedad inflamatoria pélvica”, la cual quiere decir que se inflama por adentro del endometrio (produciendo endometritis), se inflaman las trompas, produce una salpingitis.

Aclaró que el dispositivo tiene dos mecanismos, uno de ellos es cierto mecanismo de barrera, porque hace más difícil el paso de los espermatozoides, pero no lo hace imposible; por eso es posible que pueda haber embarazo, ya que no se está afectando a la ovulación de la mujer y por lo tanto llega a pasar un espermatozoide.

Por último, la doctora Pilar subrayó que este mecanismo abortivo es grave éticamente y que no existe en si un método cien por ciento efectivo, sino únicamente la abstinencia.

El estudio realizado por investigadores finlandeses fue publicado en la revista “Obstetrics and Gynecology”.

@MarianaMajestic

@yoinfluyo

mmorales@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar