Últimas noticias:

Se contradice gobierno federal al promover lactancia materna

Pese a que el gobierno federal busca revertir la baja tendencia que registra la lactancia materna en el país (de apenas 14 por ciento), México no ha ratificado aún el Convenio 183 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), mejor conocido como el Convenio Sobre la Protección de la Maternidad, el cual, desde su entrada en vigor en febrero de 2002, establece que la licencia de maternidad debe aumentar a 14 semanas, como mínimo (actualmente solo son 12 semanas).


México; lactancia materna


Asimismo, refiere que la mujer tiene derecho a una o varias interrupciones por día o a una reducción diaria del tiempo de trabajo para la lactancia de su hijo; además de que el período en que se autoricen las interrupciones para la lactancia o la reducción diaria del tiempo de trabajo, el número y la duración de esas interrupciones y las modalidades relativas a la reducción diaria del tiempo de trabajo, serán fijados por la legislación y la práctica nacionales.

“Estas interrupciones o la reducción diaria del tiempo de trabajo deben contabilizarse como tiempo de trabajo y remunerarse en consecuencia”, aclara el Convenio.

Una cosa es lo que dice la ley y otra la realidad: STPS

Al respecto, el subsecretario de Previsión Social de la STPS, Ignacio Rubí Salazar, reconoció que aunque la protección de la maternidad y la lactancia materna están contempladas en el Artículo 123 de la Constitución Política Mexicana y en la Ley Federal del Trabajo, todavía hace falta mejorar las disposiciones vigentes para hacerlas efectivas. “Una cosa es lo que dice la ley y otra la realidad”.

 Lo anterior, luego de que en las inspecciones que lleva a cabo la Secretaría del Trabajo se ha detectado que algunas empresas destinan el baño como lactario. No obstante, el funcionario federal aclaró que la dependencia está imposibilitada a actuar por no haber un orden técnico que estipule las características de los espacios donde las madres se extraen la leche.

Sostuvo que una vez que la Secretaría de Salud emita las características que deben tener los lactarios, la STPS impulsará la incorporación de cláusulas en los contratos colectivos de trabajo para que se cumpla con la protección a la maternidad, especialmente en lo que se refiere a la lactancia materna.

Al participar en el Tercer Foro Nacional de Lactancia Materna 2015, que se realizó en el Instituto Nacional de Perinatología, Rubí Salazar reconoció que para la ratificación del Convenio 183 de la OIT, aún hace falta que los demás sectores involucrados en el tema realicen consultas con el fin de poder ratificarlo.

El funcionario destacó que entre los beneficios que la lactancia materna proporciona al ámbito laboral está el retorno más rápido al trabajo de una madre cuyo hijo se enfermó, así como la disminución de los costos de los centros de trabajo relacionados con la contratación debido a la deserción de mujeres trabajadoras por estas causas.

Además, el clima laboral mejora de manera significativa cuando la madre trabajadora cuenta con la comprensión, apoyo y solidaridad del patrón y de sus compañeros, lo que repercute en la productividad y competitividad de las empresas, abundó.

Por ello, señaló que la Secretaría del Trabajo impulsa el distintivo “Empresa Familiarmente Responsable”, con el fin de conciliar la vida familiar y personal con el ámbito laboral.

Entorno hostil para la lactancia en México

En tanto, la representante del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia en México (Unicef), Isabel Crowley, destacó que si bien es cierto que la decisión para amamantar y la duración de esta práctica es multifactorial, pues tiene que ver con aspectos individuales y del entorno asociados con servicios de salud y el ámbito laboral, aún hay un entorno hostil para la lactancia en México.

Precisó que la posibilidad de que las madres tengan o aumenten la lactancia se reduce drásticamente en función de la disponibilidad de descanso, la cercanía de espacios de cuidado infantil al centro de trabajo, la existencia de espacios para la extracción y almacenamiento de la leche así como la duración de la licencia posnatal.

En este sentido, refirió que en nuestro país las mujeres que trabajan solo amamantan a sus hijos casi 5 meses, en contraste con las que no laboran y lactan hasta 9 meses.

Mejoraría la productividad

Por ello, pidió difundir los beneficios que la lactancia materna tiene no sólo para los hijos y las madres, sino también para la sociedad y las empresas, ya que ello puede contribuir a mejorar la productividad y la satisfacción laboral, reduciendo los costos derivados del ausentismo, mutación, reclutamiento y capacitación del personal.

Puso de relieve que, de acuerdo a la Unicief, las empresas pueden generar beneficios económicos adicionales de alrededor de 8 por ciento mediante la adopción de iniciativas que faciliten la lactancia a las mujeres trabajadoras, pues compensaría la pérdida de horas trabajadas con una mayor tasa de retorno al trabajo y la disminución del ausentismo laboral de las madres trabajadoras.

“Es momento de revertir las tendencias decrecientes de la lactancia en México y de luchar porque todos los sectores sociales entiendan la importancia y beneficio de la lactancia materna para contribuir a que los niños y niñas del país desarrollen a su pleno potencial desde una edad muy temprana”, agregó.

Fórmulas lácteas y asociados, solo con receta

Finalmente, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Pablo Kuri Morales, informó que en breve se publicarán cambios al reglamento sanitario que prohibirán la promoción de fórmulas y sucedáneos de la leche materna, a menos que haya indicación médica. 

De igual modo, dio a conocer que el gobierno federal trabaja ya en la Norma Oficial Mexicana para la promoción de la lactancia materna, la cual inició sus trabajos el 30 de junio por un grupo de expertos.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar