Últimas noticias:

Desarrollan cuna térmica que recrea vínculos afectivos madre-hijo

Un grupo de destacados investigadores mexicanos ha desarrollado una cuna inteligente para bebés prematuros que, entre los múltiples atractivos y beneficios que ofrece, destaca el hecho de que recrea los vínculos afectivos madre e hijo.


México; cuna térmica, apego bebé


El proyecto, que se encuentra en la fase de construcción del prototipo, cuenta con una serie de innovaciones orientadas a optimizar el desarrollo emocional del bebé, inclusión tecnológica sustentada en diversos estudios psicológicos que identificaron el impacto negativo de la ausencia del contacto afectivo entre la madre y el neonato prematuro durante sus primeros días de vida.

De acuerdo con la monografía “La estimulación temprana del neonato hospitalizado en la unidad de cuidados intensivos neonatales”, expuesta en la Plataforma Cybertesis, el desarrollo del neonato depende en gran medida de los estímulos apropiados que reciba desde su gestación y nacimiento.

Entretanto, estudios sobre el desarrollo neurocomportamental en los bebés prematuros señalan que pueden sufrir problemas de salud y crecimiento a largo plazo, y algunos se relacionan con dificultades de aprendizaje, bajo coeficiente intelectual, déficit de atención, daño o deterioro de las funciones ejecutivas, umbrales más bajos de fatiga y distractibilidad, entre otros.

Asimismo, el Informe de Acción Global sobre Nacimientos Prematuros plantea la importancia de los cuidados esenciales en los bebés prematuros, entre los que se incluye un programa denominado Madres Canguro, que estipula el contacto piel a piel para favorecer su desarrollo. Según el documento, dicho programa podría salvar hasta 450 mil bebés cada año.

Cuna térmica que incluye atención emocional y afectiva

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), a través de su agencia informativa, dio a conocer los detalles del prototipo que, en una primera etapa, operará a partir del próximo mes de octubre en el Hospital de la Mujer.

Alejandro Hernández Pérez, egresado de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), unidad Azcapotzalco, del Instituto Politécnico Nacional (IPN), e integrante de Geek Factory, empresa responsable del desarrollo de la cuna térmica de calor radiante para cuidados neonatales, explicó que esta tecnología forma parte de la familia de equipos de termorregulación para uso neonatal.

“Tanto la cuna térmica como las incubadoras sirven para regular la temperatura de los bebés que nacen antes de tiempo; en ese sentido, la necesidad de estos equipos es latente; sin embargo, adquirirlos en cantidad suficiente representa grandes montos de inversión”, detalló.

Añadió que debido a ello y a petición del doctor José Luis Cruz, jefe de Neonatología del Hospital de la Mujer, se dieron a la tarea de crear una cuna inteligente adecuada a las necesidades específicas de los bebés mexicanos, pero sobre todo que cubriera algunas otras que se han identificado y que no toman en cuenta los equipos existentes en el mercado.

“Estamos integrando ciertas adecuaciones, como un sistema de estimulación temprana a través de movimientos que simulen que el bebé prematuro aún está en el vientre de la madre y que también pueda escuchar los latidos del corazón de ella y algunos mensajes personalizados, tal como ocurre antes de que el bebé nazca”, precisó.

Por su parte, Jonas Sandoval García, quien concibió la idea original del proyecto de la cuna térmica y que trabaja de manera colaborativa con Geek Factory, explicó que se parte de un equipo ya existente en el mercado al cual se le agregan las funcionalidades descritas.

“La parte de la estimulación la estamos aplicando en un aspecto relativamente descuidado en los bebés prematuros; se trata del emocional. Cubrimos los aspectos fisiológicos como el resto de las cunas térmicas; sin embargo, también rompemos el aislamiento que actualmente sufren los bebés al ser separados de su vínculo más fuerte hasta el momento, que es el desarrollado con la madre durante la gestación”, abundó.

¿Cómo lo lograrán?

A decir de Sandoval García, a través de adecuaciones propias que incluyen el desarrollo de algoritmos (software) e innovación tecnológica y mecánica, se han incluido simulaciones que van desde reproducir mediante grabaciones los latidos de la madre y otros sonidos propios de su organismo, así como mensajes afectivos previamente grabados.

Por su parte, Hernández Pérez señaló que otros aspectos innovadores de la cuna son una cama metabólica que permite censar y almacenar la evolución o pérdida de peso del neonato; asimismo, un monitor de signos vitales básicos de dos canales y cuatro variables (ritmos, saturación de oxígeno, temperatura y presión), que en comparación con los ya existentes no resulta invasivo.

Sumado a ello se encuentra también su sistema para enlazar los resultados del monitoreo a un Expediente Clínico Electrónico (ECE). “Se trata de un expediente electrónico que almacena en tiempo real los resultados de los diferentes monitoreos que aplica la cuna térmica al bebé prematuro, el cual llega directamente a los responsables de la atención médica del neonato”, agregó.

Precisó que también se realizaron algunas innovaciones en el sistema mecánico de la cuna, al cual se le efectuaron pequeñas modificaciones para que cumpla con las necesidades especificadas por el doctor José Luis Cruz. “Por ejemplo, las cunas ya cuentan con un sistema de elevación, pero nosotros lo adaptamos y calibramos mediante nuestro algoritmo matemático para que, además de la elevación, cuente con la capacidad de replicar los movimientos del vientre materno”, manifestó.

La fase clínica

De acuerdo con los participantes del proyecto, se cuenta con una estrecha colaboración con el Hospital de la Mujer, a través del doctor José Luis Cruz, quien se encuentra en espera de la conclusión del prototipo para iniciar las pruebas clínicas.

Referente a la participación del doctor, Luis Gustavo Miranda, director general de Geek Factory, señaló que significa una pieza clave en el proyecto ya que no solamente les solicitó su desarrollo, sino que gracias a su labor se ha dado a la tarea de identificar todas las necesidades que la cuna debe cubrir.

“El Hospital de la Mujer solo espera a que concluyamos con el prototipo para iniciar los protocolos de validación. Hemos platicado con la directora del hospital y el doctor Cruz, quienes tienen todo listo para comenzar las pruebas de clínicas”, detalló.

Ante ello, concluyó que el prototipado está listo, se cuenta con todos los planos y están a punto de iniciar la construcción. “Estimamos contar con el equipo a mediados o finales de octubre de este año para arrancar inmediatamente las pruebas clínicas en el Hospital de la Mujer”, finalizó.

Contexto

De acuerdo con la Organización Mundial de Salud (OMS), se estima que cada año nacen 15 millones de niños prematuros en el mundo. Dicha instancia también señala que más de 1 millón de niños prematuros muere por complicaciones durante el parto; en tanto, el nacimiento antes de tiempo es la principal causa de mortalidad en los neonatos durante las primeras cuatro semanas de vida.

En México, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reporta que hasta el 10 por ciento de los nacimientos registrados en esa institución son prematuros. En ese contexto, muchos de esos bebés necesitan de cuidados especiales que requieren de apoyo tecnológico, como son las incubadoras y cunas térmicas.

En términos de innovación, existen importantes avances en la materia; sin embargo, dichas tecnologías, en la mayoría de los casos, resultan sumamente costosas.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar