Últimas noticias:

“Alarmante”, la tendencia de consumo de alcohol de menores

La juventud mexicana está consumiendo alcohol a menor edad y lo más preocupante es que dicho consumo no se realiza precisamente en establecimientos comerciales, sino en el seno de sus propios hogares, advirtió la presidenta de la Comisión de Salud, Maki Esther Ortiz Domínguez.


Por la salud de todos


La legisladora del PAN expuso que el inicio del consumo de alcohol en México sucede a edades cada vez más tempranas, comenzando en promedio a los 12 años.

Precisó que las tendencias del consumo del alcohol en la población de 12 a 17 años “son alarmantes”, ya que representan 4.9 millones de consumidores, lo que equivale al 10.8 por ciento de los hombres entre 12 y 17 años y al 1.8 de las mujeres de la misma edad.

“En general, el consumo de alcohol afecta 4.1 por ciento de los adolescentes y el 6.6 de los adultos. De todos los jóvenes que comienzan a beber antes de los 15 años, casi la mitad se convierte en alcohólicos”, subrayó, tras recalcar que el alcoholismo en México es un problema de salud pública que abarca al 65 por ciento de la población de entre 17 y 65 años.

Por lo anteriormente expuesto fue que el Senado de la República aprobó con 82 votos a favor, modificaciones a la Ley General de Salud en sus artículos 112, 185, 186 y 308, a fin de elaborar programas y acciones contra el alcoholismo y el abuso de bebidas alcohólicas en la población juvenil y las consecuencias que esa adicción acarrea.

Un dato más: los pobladores de los estados de Puebla, Tlaxcala, Morelos, el Estado de México, Hidalgo, Querétaro y Guanajuato son los que en el último año presentaron mayor dependencia al alcohol, por encima del promedio nacional.

El consumo es de grandes cantidades

Al argumentar su propuesta ante el pleno, Ortiz Domínguez aseveró que la forma de consumo de alcohol típica en la población mexicana, es de grandes cantidades: cinco copas o más para hombres y cuatro copas o más para mujeres, por cada ocasión de consumo, y que casi 27 millones de personas entre 12 y 65 años beben con este patrón entre menos de una vez al mes y a diario, indicando que aunque no beban con regularidad, el día que lo hacen ingieren grandes cantidades.

Puntualizó que la edad promedio en que se inicia el consumo de alcohol también ha disminuido tanto para los hombres como para las mujeres que tienen 17 años de edad o menos. “Dicha tendencia es preocupante ya que los adolescentes no se encuentran ni física ni mentalmente desarrollados y dichas sustancias pueden influir de manera negativa en su actuación, provocando mayores accidentes no sólo de tipo automovilístico”.

Dijo, además, que al consumir bebidas alcohólicas también pone a los jóvenes en riesgo de afrontar embarazos no deseados, contagio de enfermedades venéreas, agresiones o ataques, depresiones traducidas en problemas con sus estudios y dentro del entorno familiar, entre otros.

Al aprobarse las reformas a los artículos 112, 185, 186 y 308 de la Ley General de Salud, se reforzarán los aspectos de orientación y capacitación de la población en materia de toma de decisiones que puedan afectar la salud física, psicológica y social de las personas, como lo es con el consumo excesivo de alcohol a edades tempranas.

Además, se prevendrán y tratarán las conductas de uso nocivo del alcohol a través de la ejecución de programas contra el alcoholismo de la Secretaría de Salud y el reforzamiento de investigación en la materia, con la finalidad de modificar hábitos y patrones de consumo en los grupos de la población que más se ven vulnerados, como son los niñas, niños y adolescentes e identificar y catalogar a las mejores prácticas para el comercio minorista y responsable de bebidas alcohólicas.

Se adecua el texto de la fracción III del artículo 112 de la Ley General de Salud, únicamente por técnica legislativa, es decir, no cambia el sentido de la propuesta, sólo armoniza el texto con las reformas recientemente aprobadas el pasado 12 de marzo del año en curso por la Asamblea de la Honorable Cámara de Diputados, mismas que se remitieron al Poder Ejecutivo Federal para todos los efectos constitucionales correspondientes.

De tal suerte que quedaría de la siguiente manera: “Artículo 112, fracción III. Orientar y capacitar a la población preferentemente en las habilidades que les permitan tomar decisiones acertadas en materia de nutrición, salud mental, salud bucal, educación sexual, planificación familiar, cuidados paliativos, riesgos de automedicación, prevención de farmacodependencia, salud ocupacional, salud visual, salud auditiva, uso adecuado de los servicios de salud, prevención de accidentes, donación de órganos, tejidos y células con fines terapéuticos, prevención de la discapacidad y rehabilitación de las personas con discapacidad y detección oportuna de enfermedades”.

De acuerdo con el documento, enviado a la Cámara de Diputados, serán la Secretaría de Salud, los gobiernos de las entidades federativas y el Consejo de Salubridad General, los encargados de la ejecución de programas contra el alcoholismo y el abuso de bebidas alcohólicas.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar