Últimas noticias:

Día del Trabajo, ¿un día que los niños debe celebrar?

Marchas, protestas y celebraciones se manifestaron por todo el mundo en el marco del Día Internacional del Trabajo; sin embargo, a pesar de ser una fecha representativa, no siempre es vista con alegría y menos por los millones de desfavorecidos en el ámbito laboral. Ejemplo claro son los niños, quienes en pleno siglo XXI siguen siendo explotados como trabajadores.

De acuerdo con el Índice de Trabajo Infantil 2014 realizado por la firma Maplecroft, México se ubica en la posición 56 de 197 países con mayor prevalencia de trabajo infantil y es superado por países como Haití (51), Angola (58) y Corea del Norte (61).

Por otro lado, un informe del Instituto Nacional para la Evaluación Educativa (INEE) presentado al Senado el pasado 29 de abril señala que el trabajo infantil es un gran obstáculo para la educación.

Ante ello, cabe señalar que en el país 3 millones 35 mil 466 niños y adolescentes de cinco a 17 años trabajaban, de los cuales casi el 40 por ciento no asisten a la escuela, según lo reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Por su parte, el Módulo de Trabajo Infantil 2011 (base de información a cargo del INEGI) destacó en su Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que de los niños ocupados, al menos 882 mil 778 son menores de 14 años.

Además, se menciona que de los infantes que trabajan, 738 mil 277 tienen la primaria incompleta y 688 mil 188 no completaron la secundaria; y peor aún, un millón 330 mil 947 de ellos no son remunerados de ningún modo por su trabajo.

Dicha encuesta arrojó que el principal motivo por el que un niño trabaja es la necesidad de aportación económica en el hogar; de ahí le sigue el apoyo a los padres en un negocio particular; el tercer motivo es por aprender un oficio; después para pagar su escuela y/o sus propios gastos, y el quinto por no querer ir a la escuela.

Es preciso decir que la Constitución Mexicana ha sido modificada en sus artículos tercero y cuarto, para establecer la educación obligatoria hasta la secundaria y para implantar como norma constitucional el respeto a los derechos de los niños y niñas, y la obligación de los padres y del Estado para que otorguen a los niños y niñas educación, salud, alimentación y cuidado.

Lo anterior tiene implicaciones importantes sobre la edad mínima para ingresar a trabajar, ya que la educación básica obligatoria en lugar de terminar a los 12 años, ahora concluye alrededor de los 15 años. Además, por la obligatoriedad de la educación básica, todo niño o niña debe asistir a la escuela en lugar de realizar cualquier tipo de trabajo.

En torno al Día del Trabajo, el cardenal, monseñor José Francisco Robles Ortega, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), en conferencia lamentó la escasez laboral en México. “Un país no se puede concebir sin la fuerza del trabajo, siempre y cuando éste exista para todos, sea digno y justamente remunerado”.

El arzobispo de Guadalajara preciso que la Iglesia no es una institución generadora de trabajos, sino una comunidad evangelizadora que trata de iluminar al mundo laboral, “no sólo a los obreros, sino también a los empresarios y autoridades que tienen en sus manos la posibilidad de impulsar puestos de trabajo; urge concientizar más al respecto”.

@aledesmaso

@yoinfluyo

aledesma@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar