7 criterios de los obispos colombianos para votar

“Apoyemos con nuestro voto, siguiendo la enseñanza de la Iglesia, a quienes defiendan la dignidad de la persona, la vida, en todas sus etapas” recomiendan los obispos colombianos.



Como sucede en México, Colombia está inmersa en un proceso electoral del que saldrá electo el presidente de la República.

 

Por tal motivo, los obispos de aquel país emitieron recientemente un boletín en el que proponen a los ciudadanos siete criterios a tomar en cuenta a la hora de elegir su voto.

 

El proceso electoral colombiano, que actualmente está en su segunda vuelta, se ha vivido en un clima de polarización, tal como sucede en México. Además, Colombia y México viven realidades similares -corrupción, violencia, inseguridad, populismo- por lo que estos atinados criterios de la Conferencia del Episcopado Colombiano, también pueden aplicarse al caso mexicano.

 

A continuación, te presentamos un breve resumen:

 

1. Derrotar la indiferencia e involucrarse en el proceso electoral. El voto es un derecho inalienable y un deber fundamental. Hay que acabar con el alto abstencionismo que históricamente ha caracterizado nuestras elecciones.

 

2. Acabar con la corrupción y reforzar con el voto el comportamiento ético. Es inmoral e ilegal comprar y vender votos por dinero, regalos o puestos, pues esta práctica no sólo vicia el mismo proceso democrático, sino que atenta contra la dignidad de la persona y el desarrollo integral de todos.

 

3. Exigir campañas transparentes y que favorezcan la unidad. Tenemos que lograr que las próximas elecciones y el debate que las precede no generen mayor polarización, y en cambio promuevan el respeto, el diálogo y la creatividad política que necesita el país en este momento.

 

4. Analizar la trayectoria y propuestas de los candidatos. Para dar nuestro voto responsablemente, tenemos que llegar a la convicción moral de que la persona, el proyecto político y el equipo de trabajo que se eligen aportarán realmente al bienestar de todos los colombianos.

 

5. Pensar en las necesidades más urgentes del país. Consideremos bien las problemáticas y las posibilidades que tiene el país, para poder examinar y elegir adecuadamente a los candidatos que logren poner en marcha soluciones de fondo.

 

6. Elegir a quienes les duela la realidad de los colombianos. Debemos elegir a quienes quieran afrontar las situaciones de injusticia, enfermedad, drogadicción, desempleo y falta de oportunidades que está padeciendo el país en las ciudades y en los campos; a quienes estén decididos a comprometerse con los más pobres y puedan poner su mirada en todos aquellos que son excluidos y marginados.

 

7. Asegurar el país sobre valores fundamentales y proteger la institucionalidad. Debemos afrontar, con claridad y determinación, la colonización ideológica de opciones políticas y legislativas que contradicen valores fundamentales y principios antropológicos y éticos arraigados en la naturaleza del ser humano. Apoyemos con nuestro voto, siguiendo la enseñanza de la Iglesia, a quienes defiendan la dignidad de la persona, la vida, en todas sus etapas, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, el derecho primario de los padres en la educación de sus hijos, la libertad religiosa y las instituciones democráticas.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.


Email marketing by Interspire