Últimas noticias:

La congruencia, el mayor legado de Carlos Abascal Carranza

El Senado de la República fue el recinto propicio para la presentación de la biografía de un hombre que se distinguió por su congruencia de vida, su fe profunda y su amplia capacidad de diálogo: Carlos Abascal Carranza; dichas virtudes fueron subrayadas por los comentadores del texto escrito por María Luisa Aspe Armella, los senadores Gabriela Cuevas Barrón, Juan Carlos Romero Hicks y Fernando Belauzarán.



“Es momento de recordar que lo que nos debería unir a todos es el profundo amor a nuestra casa común, a nuestro México; recordar que el bien común es y debe ser el fin último de todo poder público”, mencionó Rodrigo Abascal Olascoaga, presidente de la Fundación Carlos Abascal. Haciendo una cita expresa de Don Carlos Abascal –para ser fiel a su pensamiento–, dijo: “recuperemos la política como el método propio de la democracia para escucharnos todos, para conciliar nuestras diferencias, para propiciar el entendimiento”.

Destacó que “el diálogo es propio de la política y la política un privilegio de la democracia”, así como que en este momento de la política se hagan acuerdos y se ponga a México por encima de intereses particulares o de grupo. Agradeció a la compañera, consuelo y consejo de Carlos Abascal, su esposa.

El senador Romero Hicks felicitó a la autora de “Un cristiano en la vida pública: Carlos María Abascal Carranza”, y comentó que Carlos Abascal, a quien conoció personalmente, fue un buen hombre, padre de familia y que habiendo perdido a uno de sus hijos, sufrió por esto. Mencionó que en la época en que dirigió los destinos de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la gente luchaba por la democratización de las instituciones y de igual manera por no perder su patrimonio. En este contexto empuja la nueva cultura laboral, incluso fue aplaudido por integrantes de la CTM en su propia sede. Gacias al diálogo generado y su conocimiento del medio, es que fue llamado a ocupar la Secretaría del Trabajo en el Gobierno de Vicente Fox.

Compartió con los asistentes cómo desde el alto cargo de Secretario de Gobernación supo dialogar y gestionar el conflicto poselectoral de 2006. Supo no caer en provocaciones con respecto al “jacobinismo trasnochado” que cuestionaba su práctica religiosa. Su capacidad del ejercicio público fue elogiada incluso por el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, cuya cita es posible leer en el texto de Aspe Armella. El legislador señaló que Abascal Carranza se sentía amado y visto por Dios.

Romero Hicks recordó cómo unas semanas antes de su fallecimiento comieron juntos, y en el mismo lugar se encontraban líderes sindicales que al notar su presencia, uno a uno acudieron a saludarlo, lo que evidencia el gran respeto que despertó en sus interlocutores, y en esa ocasión le comentó que Dios le había concedido la bendición del cáncer, que lo mantenía más cerca de sus seres queridos y con mayor tiempo para reflexionar.

Fernando Belauzarán, senador del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, quien aclaró que sus posiciones personales son sumamente liberales y por tanto diferentes de las que defendió Abascal Carranza, pero agradeció que haya sido invitado a comentar el libro, y reconoció que Don Carlos fue alguien que construyó confianza, lo que en política vale mucho.

Mencionó que en el contexto actual sería importante contar con un interlocutor como Carlos Abascal y señaló que en su interior éste veía que al servir a la Patria y siendo solidario con sus semejantes estaría sirviendo a Dios, estaría cumpliendo la voluntad de Dios. Señaló cómo se opuso al uso de la fuerza en aquel conflicto poselectoral, incluso ante la solicitud de Felipe Calderón.

Señaló que aun en posiciones tan contradictorias como el aborto, lo que el senador considera una opción, es posible encontrar puntos de acuerdo, como por ejemplo cómo ofrecer políticas públicas para que haya menos abortos, como apoyos a las mujeres, apoyo para que continúen sus estudios, para que esa decisión última sea más difícil y “quizás por ahí podríamos haber caminado”. Y manifestó que el Estado laico debe ser el espacio donde todas las religiones puedan expresarse, así como aquellos que no profesan una religión también puedan hacerlo.

La senadora Gabriela Cuevas Barrón, por su parte, señaló que es importante, según el pensamiento de Abascal Carranza, devolver el amor a la política. Además, enfatizó que es un hombre ligado fuertemente a la transición democrática, que trabajó por transformar el sistema político mexicano y destacó la importancia del texto sobre todo para los que no conocieron a Don Carlos.

Destacó que fue un político con una indiscutible calidad moral, de congruencia entre su pensamiento y sus acciones. La política frecuentemente se ve como un espacio de intereses que se construye desde la coyuntura; no obstante, un personaje como él nos recuerda que es a partir de las convicciones desde donde se pueden tomar mejores y más generosas decisiones, y consideró su congruencia como su mayor legado, que observó como padre de familia, desde su espiritualida,d y como funcionario público. Señaló que muy pocos cargos podrían probar más la conciencia como ser Secretario de Gobernación en México y su siempre tuvo a esta como preeminente.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar