Últimas noticias:

Ciencia y Fe: dos caminos para acceder a la verdad, 25 siglos de unidad, 146 testimonios-3

1. Definición de ciencia, 2. Definición de fe, 3. Unidad entre ambos modos de conocer, 4. La cultura cristiana, 5. El artificioso rompimiento entre ciencia y fe causado por el racionalismo, a partir del siglo XVIII, 6. Un nocivo rompimiento que urge corregir, 7. 146 testimonios de unidad entre ciencia y fe, a lo largo de 25 siglos. 8. Conclusiones generales, 9. Literatura sugerida.

------- o0o -------



México; SCAF, Ciencia y Fe, 03


6. Un nocivo rompimiento que urge corregir

En numerosos ámbitos de nuestra vida personal, familiar y social, percibimos las dolorosas consecuencias de ese artificioso rompimiento, que se han ido agudizando a lo largo de más de dos siglos. Dolorosas realidades que hacen patente la necesidad de acabar con ese rompimiento y restaurar la unidad entre ciencia y fe. Me permito copiar unas consideraciones de un prominente científico mexicano, con las que expone de modo preclaro la urgencia de esa restauración:

“La ciencia nacía como fruto de la razón, del Evangelio y del cristianismo más auténticamente apoyado el él; jamás cruza por la mente de los primeros científicos usar la ciencia como instrumento para separar la ‘verdadera’ realidad, la material de la ‘falsedad’ que la religión nos obliga a instalar en el lugar de ésta, ni mucho ni menos ellos interpretan a la ciencia como el principio de una liberación del pensamiento religioso. La realidad de la primera ciencia occidental, contenía, en primerísimo lugar, al espíritu humano, después al mundo material; mundo al que no se estudiaba con el afán de poseerlo y dominarlo, sino de comprender a través de él la grandeza de Dios y la responsabilidad humana hacia la naturaleza entendida como creación divina. (…)

“A partir de ese momento trágico-al que llamamos la Revolución Científica y la Reforma-se presenta la ruptura de los dos sustentos fundamentales de la cultura occidental: la espiritualidad con su Más allá y el raciocinio materialista con su Más acá. Tragedia cuyas verdaderas dimensiones hoy se han puesto claramente de manifiesto en la decadencia aparentemente incontenible que le hemos impuesto a la naturaleza y a nuestras sociedades.

“Resulta evidente que la única solución que nos puede apartar del camino del suicidio será aquella que aprenda a conciliar-como lo estaba logrando el occidente europeo a fines de la Edad Media-la espiritualidad, que en apariencia solo le concierne a la humanidad, con la materialidad del mundo, en apariencia, también del todo indiferente a nuestro espíritu.

“Para ello será necesario quitarle a la ciencia y a la religión las falsas características que se les han atribuido y comprender que ambas formas de pensamiento, más que antagónicas y excluyentes entre sí son complementarias, que comparten muchas características-todas inherentes a la condición humana- y, finalmente, que ambas tienen un mismo propósito: dignificar la existencia de la humanidad y hacer de cada uno de nosotros un ser alegre, erguido, que recoge el camino de la trascendencia consciente de lo que hacer; respetuoso de los demás seres que habitan esta tierra y de la naturaleza que nos da el sustento y nos permite evolucionar, convivir, amarnos, morir y trascender”(8).

CONTINUARÁ…

NOTAS:

8) A. Fregoso, El sentido común: casa de espejos. Serie Saber y Creer. Textos y pretextos sobre el pensamiento científico y el pensamiento religioso, Libro II, pp. 65-66. He destacado en negritas los conceptos que me parecen más importantes.

* Colaboración de la Sociedad Mexicana de Ciencias, Artes y Fe (SMCAF).

Colección "Ciencias, Artes y Fe en Búsqueda de la Verdad", publicados en Senderos de Verdad-1 (2013)

@yoinfluyo

redaccion@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar