Últimas noticias:

El esmero por vestir al Niños Dios, bella tradición de México

Una de las fiestas más entrañables para el pueblo de México es La Presentación de Jesús en el Templo o también conocida como de La Candelaria.


Arreglar al Niños Dios para la Fiesta de la Candelaria


Las personas se congregan en Parroquias, Rectorías o Capillas con la imagen del Niño Dios arreglado lo mejor que han podido, restaurado en el caso de que haya sufrido un accidente durante el año o por si el paso del tiempo ya es evidente, pero con su trajecito puesto con esmero, de ser posible nuevo.

Una de las personas que hacen posible que nuestras imágenes reflejen la ternura que despierta el Niño Jesús en los corazones, es Isabel Rodríguez Fierro, quien se dedica durante la temporada previa a la Fiesta de las Candelas a la confección de vestidos para los “niños” y a través de otros colaboradores a la restauración de las imágenes.

La Sra. Isabel tiene alrededor de 20 años dedicándose en estas fechas al arreglo de las imágenes. Comenta que es más frecuente que se pida el vestido del Niño, que no siempre se solicita la restauración, pero un familiar cuenta con todo lo necesario, incluso “poner pestañas”. El negocio atiende de las 8:30 de la mañana y hasta las 9 de la noche.

Nos dice que están de moda los arcángeles y también hay vestidos de San Judas Tadeo; no obstante -comenta su hermana María Trinidad- los sacerdotes no aprueban que se vista al Niño Dios de futbolista, por citar un ejemplo. Es decir, se tiene una cierta idea de los límites en la vestimenta, pero todavía falta un esfuerzo para que arraigue el hecho de que al Niños Jesús no se le puede vestir de ángel o de algún santo, sencillamente porque es Dios mismo.

En cuanto al costo de los vestidos, menciona que depende en mucho del tamaño de la imagen. “Los pequeños son más costosos que los grandes... porque prefiero yo coser un grande que un chiquito”. La señora Isabel explica que a los chicos hay que “darle los últimos toques a que vaya bien cosido, no vaya mal hecho, para que no vaya cosido con la mano o pegado con silicón como hacen muchos”. Ya que cabe señalar que ella y su hermana utilizan máquina.

Finalmente, comenta la Sra. Isabel que con relación a otros años la demanda ha bajado; no obstante, espera que la situación mejore, no sólo para su negocio, sino para todos, y a su vez María Trinidad agrega que quiere que se mejore la temporada, “que Dios nos socorra”.

Seguro lo hará, y nos alegraremos con Simeón al ver al Niño como Luz de las Naciones, que lo encontró en el Templo donde pacientemente espera a todos hoy y siempre.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar