Los empresarios cierran filas por aranceles

Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana, aplaudió medidas espejo anunciadas por la secretaría de Economía.



Los empresarios organizados del país cerraron filas con el gobierno mexicano, ante la decisión de la administración del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de imponer aranceles al acero y aluminio.

 

Juan Pablo Castañón Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial, garantizó el respaldo de los patrones.

 

En entrevista televisiva, el líder empresarial aseguró que el país se encuentra en guerra comercial con Estados Unidos, si se siguen tomando esas medidas, “hoy fueron el acero y el aluminio pero mañana pueden ser otros productos”.

 

Destacó que México tuvo que responder porque “no se pudo quedar callado ante un ataque de esta forma siendo socios comerciales y estando en una negociación por llegar a un acuerdo previo”.

 

Castañón mencionó que “muchos de los aliados empresarios que tenemos en Estados Unidos, están inconformes con la misma, el daño que hace esta medida a México es de dos mil 700 millones de dólares al año, nosotros tuvimos que buscar complementar la medida espejo con algunos productos agropecuarios y buscando que aquí las cadenas de valor no tengan una afectación que estamos trabajando”.

 

No obstante, aclaró que estas medidas del gobierno mexicano son temporales, ya que si el mandatario estadounidense firma el TLCAN, “si somos socios comerciales, regresamos a como estábamos pero tiene que ser en condiciones equitativas para México”.

 

Por su parte, Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana, aplaudió medidas espejo anunciadas por la secretaría de Economía.

 

“Coparmex respalda las medidas anunciadas por el Gobierno mexicano, enfocadas a imponer medidas equivalentes en productos, equiparables al nivel de afectación que ha planteado el gobierno estadounidense, ya que lo anunciado por el gobierno estadounidense distorsionan el comercio internacional”.

 

“México tendrá que analizar de manera objetiva las medidas que se sumarán para responder con firmeza, contundencia y unidad a la imposición de aranceles”.

 

De Hoyos Walther aseguró, sin embargo, que es necesario que México se mantenga en las mesas de negociación por el Tratado de Libre Comercio.

 

“(debemos) seguir proponiendo medidas y acciones convenientes para detonar el desarrollo de la región de América del Norte. Los acuerdos que se alcancen deberán formar parte de soluciones sin plazos fatales ni medidas de presión o chantaje” puntualizó.

 

*Con Información de Notimex

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.