¿Inicia la guerra comercial?

En un comunicado, la secretaría de Economía aseguró que México responderá con aranceles a diversos productos para equiparar el daño provocado por la decisión de la administración Trump.



El presidente estadounidense, Donald Trump, parece haber iniciado una guerra comercial con México, Estados Unidos y Canadá, al imponer aranceles al acero, lo que provocó medidas similares de las partes afectadas.

 

Wilbur Ross, secretario de Comercio de Estados Unidos, confirmó que el nuevo impuesto será de 25 por ciento, en el caso del acero y de 10 por ciento al aluminio, quien aseguró que la falta de avances importantes en la renegociación del Tratado de Libre Comercio provocó la decisión de la Casa Blanca.

 

"Los aranceles establecidos por Estados Unidos representan para el sector siderúrgico de México un impacto de 2 mil millones de dólares anuales” confirmó la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero).

 

En un comunicado, la secretaría de Economía aseguró que México responderá con aranceles a diversos productos para equiparar el daño provocado por la decisión de la administración Trump.

 

"México impondrá medidas equivalentes a diversos productos (...) hasta por un monto equiparable al nivel de la afectación”, aunque será hasta el lunes cuando esto quede definido.

 

Canadá, por su parte, anunció que hará lo mismo. El primer ministro, Justin Trudeau, reveló que fue presionado por el gobierno estadounidense para que aceptara en el nuevo acuerdo del TLC una cláusula que permitiera la rescisión del acuerdo a la vuelta de cinco años, a lo que se negó definitivamente.

 

"Como precondición para que nos reuniéramos (con Donald Trump) debíamos aceptar una cláusula de terminación en el Tratado de Libre Comercio. Dije que no podíamos aceptarla, ni como condición para el TLC ni para nada” aseguró.

 

Por la noche, la Casa Blanca emitió un comunicado en el que acusó nuevamente a México y a Estados Unidos de aprovecharse, durante décadas, del comercio estadounidense, “Esos días han terminado”.

 

El presidente Enrique Peña Nieto habló por teléfono con Trudeau y ambos expresaron su rechazo a la imposición de aranceles.

 

Peña Nieto y Trudeau reiteraron su compromiso de continuar en estrecha comunicación, trabajando de manera coordinada para defender un comercio internacional libre y basado en reglas, incluyendo la exitosa modernización del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

 

Ambos mandatarios confirmaron que establecerán medidas espejo como respuesta al anuncio de la Casa Blanca.

 

Pese a todo esto, México mantendrá su postura en la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sin cambiar sus principios básicos, afirmó hoy el jefe de la negociación técnica mexicana Kenneth Smith.

 

“No cambiaremos los principios básicos de cómo estamos operando en esta negociación y se mantendrá el objetivo de concluir un acuerdo que sea bueno para México, que modernice el tratado y que incluya las principales prioridades que nuestro país ha puesto sobre la mesa”, dijo Smith a Notimex.

 

Smith lamentó el anuncio al señalar que “cualquier medida que busque restringir el comercio, ya sea a través de aranceles o de cupos, tiene un impacto negativo en términos de la competitividad regional”.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.