Padres de familia se oponen a demolición del Colegio Rébsamen

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México programó para este viernes la demolición del Colegio Rébsamen. Los padres formaron una valla humana para evitarlo.



Padres de los niños que fallecieron a consecuencia del derrumbe del Colegio Enrique Rébsamen el pasado 11 de septiembre hacen guardias desde anoche para impedir la demolición de las instalaciones, donde murieron 26 personas, entre ellas 19 menores.

Ayer, la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México anunció la demolición del colegio, por considerar que hay alto riesgo de colapso y pone en riesgo las edificaciones vecinas.

“Se notifica que de conformidad al acuerdo de fecha 5 de julio de 2018 se determinó que dado el alto riesgo de colapso que existe referente al edificio administrativo... se hace necesario llevar la demolición del edificio”.

El oficio fue firmado por Óscar Cruz Cruz, agente del Ministerio Público de la Fiscalía Desconcentrada de Tlalpan.

Sin embargo, los padres de los niños fallecidos, aseguran que el Colegio no debe demolerse, pues está sujeta a una investigación y es prueba clave en el caso.

“Estamos inconformes, no hemos tenido una respuesta de la procuraduría, se ha roto la mesa de diálogo” aseguró Gustavo López, padre de un menor fallecido.

“Si este edificio tiene riesgo para los vecinos, aquí a 50 pasos hay otro edificio deshabitado y a punto de colapsar, que colinda con otro edificio y que no está en una investigación y eso es lo que nos inquieta mucho. Queremos justicia y queremos que esto no le pase a nadie. No queremos que otro papá sufra esto” agregó.

De acuerdo con el oficio, los particulares interesados tienen oportunidad de llevar a sus peritos para una última actuación, aunque la dependencia cuenta con pruebas, muestras y evidencias suficientes sobre el caso.

Sin embargo, en entrevista radiofónica, Claudia Sheinbaum, virtual jefa de gobierno electa de la Ciudad de México, aseguró que no habrá demolición.

“El jefe de gobierno (José Ramón Amieva) me dijo que la van a parar” dijo en entrevista radiofónica.

“Le pedí al jefe de gobierno que no haya demolición del Rébsamen hasta que no se informe adecuadamente a todos los padres de familia por parte de la procuraduría de los peritajes que se han hecho”.

“Tiene que haber completa apertura para que los padres de familia conozcan los peritajes” puntualizó.

 

@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.