“Nestora quiere fuero”: Martí y Miranda

Una de las víctimas, Dulce Rubí, menor de edad, recordó que los hombres de la hoy candidata plurinominal la detuvieron con armas de fuego y la mantuvieron en cautiverio durante tres meses en condiciones infrahumanas.


Fuero a Morena


Los activistas por los derechos humanos Alejandro Martí e Isabel Miranda de Wallace, aseguraron que Nestora Salgado, candidata plurinominal de Morena al Senado de la República, busca un escaño para evadir la justicia mediante el fuero.

En conferencia de prensa conjunta, Martí, fundador de México SOS y Miranda de Wallace, presidenta de Alto al Secuestro, presentaron a dos víctimas de Salgado, quienes narraron las condiciones en que fueron privadas de la libertad por la lideresa de la Policía Comunitaria de Olinalá, Guerrero.

"Hay personas que se acomodan políticamente y que además buscan el fuero para lavar sus culpas, no puede ser, Nestora tiene procesos en su contra, le urge ser senadora y me opongo que haya impunidad en este país, nadie puede encima de la ley y sobre la justicia de los mexicanos y de los menos favorecidos" dijo Martí.

Una de las víctimas, Dulce Rubí, menor de edad, recordó que los hombres de la hoy candidata plurinominal la detuvieron con armas de fuego y la mantuvieron en cautiverio durante tres meses en condiciones infrahumanas junto a otras 80 personas, exigiendo a sus familiares cinco mil pesos a cambio de su liberación.

“(Salgado) Le ordenó a sus hombres que me subieran a una camioneta con armas apuntándome, le pedí que me dijera por qué lo hacía pero no lo hizo. Me llevó a su casa y me obligó a que le firmara un papel” recordó la joven.

Armando Patrón Jiménez también contó su historia. Era síndico procurador de Olinalá cuando fue detenido por los hombres de Nestora. Durante nueve días estuvo encerrado en una celda en la que dormía de pie, sin alimentos ni baño.

"Reclamo el retiro de la candidatura para que no siga cometiendo abusos y se nos haga justicia a las víctimas".
Nestora Salgado fue liberada en 2016 después de 3 años de prisión. De acuerdo con los jueces, debido a que Olinalá se rige por Usos y Costumbres, Salgado y sus hombres en realidad eran autoridades, por lo que no se constituye el delito de secuestro.

Los autos de libertad de Salgado están impugnados por el Ministerio Público, por lo que el caso continúa abierto.
Isabel Miranda de Wallace cuestionó estas determinaciones judiciales y recordó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos emitió una recomendación por este caso.

"¿Dónde estuvo la presunción de inocencia cuando se privó de la libertad a tantas personas? ¿dónde quedó el debido proceso? Las víctimas no tuvieron acceso a un asesor jurídico ¿Dónde estuvo la CNDH y la comisión estatal?

“Permitan que terminen los procesos, que un juez diga si (Salgado) es culpable o inocente y ya le dan el cargo que quiera” finalizó Miranda de Wallace.


@yoinfluyo
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 


Email marketing by Interspire