Últimas noticias:

Piden a CNDH deslindarse de servilismos y revertir enojo social

La senadora Adriana Dávila Fernández (PAN) sostuvo que el Ombudsman Luis Raúl González Pérez, está obligado a mantenerse al margen de apetitos, filias o fobias políticas; deslindarse de servilismos y dar respuesta oportuna a cada situación de violación de garantías individuales, pues es necesario revertir el aumento de observaciones por parte de organismos internacionales.


Se renovó la CNDH


“La CNDH debe hacer valer la ley sin simulaciones y ésta habrá de aplicarse tanto a las autoridades que sean omisas o cómplices en la violación de derechos humanos, como a los grupos y organizaciones que incurran en una mayor violencia, disfrazada de protesta social”, argumentó la legisladora por Tlaxcala.

Precisó que González Pérez deberá emprender ahora la restructuración de la CNDH con el rescate de los aspectos positivos de la pasada administración, la corrección de lo que así lo amerite y la reorientación de los esfuerzos institucionales.

Puso de relieve que uno de los principales retos del nuevo Ombudsman nacional será recuperar la  confianza de la sociedad en su conjunto, en particular de las víctimas, a fin de revertir la división y enojo que prevalece entre los mexicanos y que puede desatar la venganza social.

La secretaria de la Comisión de Derechos Humanos en la Cámara Alta aseguró que los recientes hechos de violencia en Guerrero y los crecientes señalamientos de organismos internacionales sobre la violación de garantías en el país, revelan que la crisis de derechos humanos ha rebasado a las instituciones de México.

Advirtió en el país se enfrenta la vergüenza colectiva de descomposición del tejido social, la complicidad de las autoridades y, por desgracia, el aumento desmedido de la impunidad. Víctimas y afectados presentan la crudeza de la debilidad institucional, que dan espacio para la frustración, rencor y posible venganza social, advirtió la legisladora.

En este sentido, Dávila Fernández subrayó que lo más grave es el deslinde de autoridades respecto al hallazgo de fosas de restos humanos que no pertenecen a los 43 normalistas desaparecidos, pues se trata de “identidades desconocidas, historias perdidas en la vorágine de la impunidad, hombres y mujeres sin rostro, sin identidad, anónimos, invisibles”.

Hizo hincapié en que también resultan graves las agresiones al senador Alejandro Encinas, el intento de destrucción de la puerta principal de Palacio Nacional, pero es aún peor que no se castigue a los responsables, a quienes incurren en mayor violencia con el pretexto de participar en la manifestación social.

Por lo anteriormente expuesto, la senadora del PAN recalcó que la CNDH debe ser, por tanto, una institución capaz de dar respuesta oportuna y pronta a cada una de las situaciones que han vulnerado los derechos humanos en México.

Adriana Dávila aseveró que bajo ninguna circunstancia la CNDH puede otorgar licencias de tolerancia para el vandalismo creciente, disfrazado de protesta social, que afecta a los demás, y mucho menos solapar, disculpar u omitir señalamientos a las autoridades que no cumplan con los mandatos institucionales establecidos en la reforma de 2011.

“Vivimos en una sociedad cada vez más informada, hay un importante despertar cívico, y los habitantes demandan de los servidores públicos honestidad, congruencia y capacidad para decidir con responsabilidad y cumplir con sus obligaciones, sin simulaciones, con autoridad y especialmente con esa autoridad moral que tanta falta le hace al servicio público”, concluyó el mensaje dirigido al nuevo Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar