Últimas noticias:

“Atorada” en la Cámara, ley de protección a menores

La minuta de la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes se encuentra “atorada” en la Cámara de Diputados, debido a la redacción y sintaxis de los artículos 50, 58 y 103 que fueron incorporados y aprobados por unanimidad del Senado de la República.


Por la defensa de los niños


La Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara Baja, que preside la diputada Verónica Juárez Piña, se encuentra en sesión permanente para la elaboración del dictamen correspondiente que presentarán al pleno.

No obstante, el análisis del proyecto de decreto permanece en “stand by” porque aún no se logra el consenso necesario entre las distintas fuerzas políticas de la citada Comisión. Los “peros” radican fundamentalmente en determinadas fracciones de los artículos 50, 58 y 103.

La fracción XI del artículo 50 establece que las autoridades de los tres niveles de gobierno, incluidas las delegaciones políticas del DF, se coordinarán para “proporcionar asesoría y orientación sobre el ejercicio responsable de sus derechos sexuales y reproductivos a niñas, niños y adolescentes, así como a quienes ejerzan la patria potestad, tutela o guarda y custodia”.

Del lado de las legisladoras y legisladores del PAN se propone cambiar el texto por el siguiente: “Proporcionar asesoría y orientación sobre la salud sexual y reproductiva de adolescentes”, ya que el concepto de “derechos sexuales y reproductivos” carece de una definición oficial o rigurosa sobre su contenido y alcance.

Las propuestas de agrupaciones civiles

Y es que en este sentido, diversas organizaciones de la sociedad civil, como Red Familia, Consejo Mexicano de la Familia, Comisión Mexicana de Derechos Humanos, Voz Pública, Unión Nacional de Padres de Familia, Familias y Sociedad, Sexo Seguro, Juntos por México y Alianza de Maestros, entre otras, han argumentado que ningún tratado internacional suscrito por el Estado Mexicano y ratificado por el Senado de la República contiene tales derechos, por lo que no se encuentran comprendidos en el reconocimiento de los derechos humanos establecido en el artículo 1º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En el documento entregado a los propios legisladores de la Comisión de Derechos de la Niñez y dentro del foro de análisis que se llevó a cabo la semana, expusieron que en el consenso internacional, no vinculante, se han preferido utilizar términos menos conflictivos por ser más precisos, como: el derecho a la salud sexual y reproductiva, como parte integrante del derecho a la salud. 

“En nuestra Constitución no se encuentran los mencionados ‘derechos sexuales y reproductivos’. En el artículo 4º se establece: el derecho a la paternidad y maternidad responsables: toda persona tiene derecho a decidir de manera libre, responsable e informada sobre el número y espaciamiento de los hijos. No obstante, el ejercicio de esta derecho no corresponde a los niños, niñas y adolescentes, no emancipados, debido a que todavía no son capaces de asumir esta responsabilidad (al igual que como establece la minuta, el contraer matrimonio). 

“Quienes promueven los ‘derechos sexuales y reproductivos’ los entienden desde la planificación familiar: el uso generalizado de anticonceptivos reversibles e irreversibles (esterilización), la anticoncepción de emergencia, hasta el aborto y la reasignación sexo genérica”, argumentan las asociaciones civiles.

La fracción XIII del mismo artículo propone “prohibir, sancionar y erradicar la esterilización forzada de niñas, niños y adolescentes y cualquier forma de violencia obstétrica”, mientras que la propuesta de las organizaciones civiles refiere que se debe eliminar del texto la palabra “forzada” para que el precepto sea general, a fin de que al menor o adolescente, al llegar a la etapa adulta, ejerza libremente el derecho a decidir sobre el número y espaciamiento de sus hijos.

Responsabilidad a la salud es de padres y tutores

La fracción XVII del artículo 50 señala como garantía del derecho a la salud que “en todos los casos se respetará el derecho a la intimidad de niñas, niños y adolescentes”, a lo que la propuesta de redacción pretende adicionar el siguiente texto: “así como el derecho a la información del estado de salud de quienes detenten la patria potestad, tutela, guarda o custodia de niños niñas y adolescentes”.

El principal argumento de dicha adición es que “los principales destinatarios del derecho a la salud de los niños son los ascendientes, tutores y custodios”, como lo establece el artículo 63 de la Ley General de Salud.

“Para cumplir este deber –indican las asociaciones civiles–, los padres (en primer término) tienen derecho a la información respecto de la salud del menor, y a otorgar su consentimiento, en los medicamentos (cualquiera que éstos sean) u hormonas que se les otorguen, en procedimientos invasivos, para poder cuidar de la salud física y mental de sus hijos, lo cual no debe considerarse como una violación al derecho de intimidad de los niños, niñas y adolescentes”.

Por otra parte, la fracción VIII del artículo 58 establece que, en materia de educación, se tendrá presente el siguiente fin: “Promover la educación sexual integral, que contribuya al desarrollo de competencias que le permitan a niñas, niños y adolescentes ejercer sus derechos sexuales y reproductivos”.

La propuesta de cambio de redacción advierte, en cambio, que se deberá “promover junto con quienes detentan la patria potestad, tutela o guarda o custodia la educación sexual conforme a la edad, el desarrollo evolutivo, cognoscitivo y madurez, de los niños, niñas y adolescentes”.

Educación sexual, de acuerdo a desarrollo y madurez de los menores

La argumentación refiere: “Por las razones expuestas se debe eliminar el término derechos sexuales y reproductivos. Como se hace en la fracción VII se incluye la participación de quienes detentan la patria potestad, tutela o guarda o custodia en la educación sexual de los hijos o pupilos, por ser los principales destinatarios del derecho a la educación de acuerdo con los párrafos noveno y décimo del artículo 4º Constitucional y arts. 412 y siguientes del Código Civil Federal y correlativos en las entidades federativas en relación al ejercicio de la patria potestad y artículos 1º y 3º fracción II, 5º  y 24 inciso e) de la Convención sobre los Derechos del Niño”.

Agrega que es importante también considerar, por el rango de edades que se manejan en la ley (menores de 18) la edad, el desarrollo evolutivo, cognoscitivo y madurez, como lo hace al referirse a otros derechos, como al derecho a ser escuchado, contenido en el artículo 71 del propio dictamen.

Finalmente, la fracción IV del artículo 103 propone son obligaciones de quienes ejercen la patria potestad, tutela o guarda y custodia de niñas, niños o adolescentes “impartir en consonancia con la evolución de sus facultades, dirección y orientación apropiada a niñas, niños y adolescentes, sin que ello pueda justificar limitación, vulneración o restricción alguna en el ejercicio de sus derechos”.

La propuesta de redacción pugna por añadir a ese texto, lo siguiente: “y en su caso, restringir sus conductas y hábitos, siempre y cuando atiendan al interés superior de la niñez, salvaguardando sus derechos”.

La argumentación de la asociaciones civiles es que “la fracción IV debe matizarse, tal y como se hace en el derecho a la intimidad, debido a que sin abusar del menor, es probable que cualquier conducta se considere una restricción temporal de algún derecho para guiar y corregir conductas, siempre atendiendo al interés superior del menor”.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Comentarios  

#1 9result 22-09-2016 09:10
madurez, como lo hace al referirse a otros derechos, como al derecho a ser escuchado, contenido en el artículo 71 del propio dictamen
http://9results.in
http://hubjaa.com
http://www.examresult2017.in
Citar

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar