Últimas noticias:

Iglesia exige respuestas a México y EU por migración infantil

La Arquidiócesis Primada de México lanzó un llamado urgente a los gobiernos de Estados Unidos y México para implementar acciones concretas que permitan garantizar la seguridad y bienestar de la niñez migrante, luego de que el fenómeno se ha agudizado en grado superlativo.


Hoy coloquio histórico


“Los responsables del gobierno norteamericano deben emprender reformas audaces y humanitarias para reconocer que los migrantes están ahí, son parte importante de su economía y han sido forjadores de la grandeza de los Estados Unidos y, por otro lado, México, debe sensibilizarse como sociedad para brindar sin reservas su solidaridad con los miles de niños migrantes que en su tránsito quedan a merced del crimen organizado”, manifestó en su semanario Desde la Fe.

Indicó que ante la emergencia humana se necesitan nuevas reformas incluyentes que hagan posible reconocer a estos niños y niñas bajo la calidad de asilados políticos, protegiéndolos jurídicamente de los actos delincuenciales.

Es también un llamado, dijo, a las autoridades mexicanas para ver su actividad como auténtica vocación respetuosa de los derechos humanos y proteger, con toda la fuerza del Estado, los intereses superiores de la niñez conforme a lo establecido en la Constitución y los Tratados Internacionales.

“Ningún país del mundo puede pensar diversamente en su propio porvenir ignorando estas generaciones de niños y niñas en búsqueda de una mejor calidad de vida; son la primavera de la vida que hemos puesto en el invierno de la discriminación y del odio de una sociedad tenida por globalizada”, argumentó.

En su editorial del domingo, intitulado “Niños migrantes, llamado urgente”, la Arquidiócesis de México señaló que el éxodo de niños se agudiza cada día, alcanzando los niveles más críticos en la historia de los flujos migratorios.

Agregó que diariamente 53 niños son asegurados por las autoridades en su paso por México, menores en soledad aventurándose en uno de los viajes más peligrosos e inhumanos, víctimas no sólo de arteros y crueles delitos, sino también del egoísmo político y cerrazones legislativas, que impiden reformas urgentes en Estados Unidos, una nación cuyo pilar fundacional es la migración misma.

Puntualizó que el problema compromete la seguridad del país vecino y pone en peligro el porvenir entero de América Central y del Norte. “El niño migrante es la cara visible del fracaso de los sistemas políticos fallidos y de sociedades indiferentes que los ven como estorbos fácilmente prescindibles, objetos de trueque, monedas de cambio para ser ultrajados y humillados hasta perder toda esperanza”.

La representación eclesiástica lamentó que seamos testigos del odio que se les profesa a estos infantes cuando ciudadanos estadounidenses los maldicen haciéndolos parias, agentes de contaminación y de enfermedades, enfrentando actos inconcebibles de xenofobia, culpabilizándolos sin fundamento legal para ser deportados y abandonados a su suerte.

“Mientras tanto, el nefasto gobierno de Barack Obama endurece su política migratoria deportando a casi 500 mil personas anualmente, entre las que están los padres y madres divididos por el nuevo muro de odio y de injusticias, desintegrando familias enteras”.

La Arquidiócesis recordó que en 2010, el Censo de Población y Vivienda del INEGI señaló que en México vivían casi 700 mil niños y niñas ciudadanos estadounidenses, cuyos padres mexicanos no pueden entrar a Estados Unidos, “este panorama se complica cuando miles de menores centroamericanos cruzan un territorio francamente hostil donde lo menos importante es su interés superior, huyendo de la violencia para ser víctimas de más violencia propinada por delincuentes y bandas del crimen organizado, y maltratados por la corrupción de las autoridades y cuerpos policiales”.

Por último, afirmó que el gobierno de Estados Unidos ha demostrado su crueldad e incapacidad para responder a la crisis humanitaria, que sin duda ha rebasado todo su poder. “Ahora la responsabilidad recae en la sociedad civil, mientras que las iglesias se convierten en protagonistas al realizar acciones heroicas para paliar las consecuencias del lamentable fenómeno”.

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar