Últimas noticias:

Incumple México protocolos internacionales de defensa de la niñez

El 25 de mayo se cumplen 14 años de la apertura de los protocolos facultativos de la Convención sobre los Derechos del Niño relativos “a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía”, y del referente “a la participación de niños en conflictos armados”, mismos que México firmó el 7 de septiembre del 2000 y los ratificó el 15 de marzo de 2002.

Con ello, el Estado mexicano se comprometió a establecer las acciones dictadas por la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU y ampliar las medidas que permitan garantizar y salvaguardar los derechos y protección de los menores de edad.

No obstante lo anterior, y al cumplirse 12 años de los compromisos internacionales adquiridos por México, la realidad de gran parte de la niñez mexicana muestra un rostro de pobreza, marginación, mortalidad, desnutrición, explotación laboral y sexual, violencia, deserción escolar, entre muchas otras vejaciones.

En México operan más de mil 300 sitios web en los que se muestran imágenes y videos con contenido sexual de niñas, niños y adolescentes, además datos de Google Trends señalan que durante 2012 nuestro país fue una de las naciones que registró mayores búsquedas en Internet relacionadas con pornografía infantil.

A nivel mundial, la pornografía infantil es el tercer delito que mayores ganancias genera para los grupos del crimen organizado y México se encuentra en primer lugar a nivel internacional en la generación de este tipo de material, el cual tiene “una alta demanda” y provoca que miles de niños mexicanos sean víctimas “de esta terrible forma de trata”. De hecho, nuestra nación tiene el nada honroso segundo lugar en producción de material pornográfico, con alrededor de 85 mil niños explotados.

Tan sólo en tres años, el número de cuentas personales desde las que se difunde material pornográfico infantil pasó de 580 en 2010 a más de 12 mil 300 en 2013. Se calcula que los ingresos globales por este delito superan los 3 mil millones de dólares a nivel mundial.

El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revela que hasta 2012 la población de entre cero y 14 años de edad representaba el 29 por ciento de la población total nacional. Este segmento, por lo tanto, es el blanco preferido y fácil de las redes del crimen organizado que hacen de la explotación sexual de los menores de edad su medio de financiamiento.

Estadísticas internacionales señalan que cada segundo, 3 mil 76 usuarios están pasando por un sitio pornográfico y cada segundo, 28 mil 558 usuarios son expuestos a imágenes obscenas.

En el crecimiento de este delito, México ha sido exponencial, ya que ocupaba en 2011 el tercer sitio a nivel mundial en delitos cibernéticos, relacionados con el tráfico y negocio de contenidos fotográficos o en video con menores de edad, en el que calcularon los especialistas a 85 mil menores de edad, obligados a participar en estos materiales.

En 2010, la población infantil y adolescente que se encontraba en situación de pobreza era de 53.8 por ciento (21.4 millones) en comparación con el 46.2 por ciento (52 millones) de la población en general. En el caso de la pobreza extrema, 12.8 por ciento de la población infantil y adolescente la padecía en 2010 (5.1 millones) frente al 10.4 por ciento (11.7 millones) entre la población en general.

Isabel Crowley, representante de UNICEF en México, ha manifestado que “la alta proporción de niñas, niños y adolescentes en pobreza (54 por ciento) y pobreza extrema en México (13 por ciento), constituye una violación de sus derechos, lo cual es inaceptable y muestra la necesidad urgente de tener una adecuada combinación de políticas universales que garanticen el acceso a los servicios básicos y el pleno respeto de los derechos para todos los niños y niñas en México”.

También resaltó que es más alta la probabilidad de que la pobreza en la infancia se vuelva permanente y se reproduzca en la siguiente generación, que en el caso de los adultos, lo cual compromete el desarrollo económico y la cohesión social del país.

De acuerdo con los resultados del Módulo de Trabajo Infantil 2011, en el país hay 1.2 millones de niños de 5 a 14 años que realizan una actividad económica, ello implica una tasa de ocupación de 5.6 por ciento. Una proporción significativa de los niños que trabajan no asiste a la escuela (14.6 por ciento) y los que asisten (85.4 por ciento) combina trabajo y estudio, lo que puede traducirse en un bajo rendimiento escolar.

Además, 13.1 por ciento de los niños de 5 a 14 años que laboran tienen jornadas de más de 34 horas a la semana y 16.7 por ciento no tiene un horario regular de trabajo; 5.9 por ciento trabajan en lugares no apropiados o no permitidos; 21.4 por ciento están expuestos a riesgos en su trabajo y 2.5 por ciento tuvo un accidente, lesión o enfermedad que requirió atención médica.

Otro aspectos que caracterizan el trabajo infantil es que 60.1 por ciento no recibe ingreso por su trabajo; de los que perciben ingresos, 82.1 por ciento recibe hasta un salario mínimo, 15.4 por ciento recibe más de uno y hasta dos salarios mínimos, y sólo 2.5 por ciento recibe más de dos.

A pesar de que es un derecho fundamental, los niños experimentan violencia en el hogar, la escuela y en su comunidad, es decir, en espacios que debieran ser de protección, afecto y estímulo para su desarrollo integral.

En nuestro país, la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia (incorporada al Sistema Nacional para el Desarrollo Integral de la Familia) señala que en 2009 se registró el maltrato de 21 mil 060 niñas y de 19 mil 089 niños.

A raíz de que las administraciones federales se han enfrascado en el combate al crimen organizado, las autoridades no han sido capaces de determinar el número de niñas, niños y adolescentes que han sido víctimas de la guerra.

En 2011, el Comité para los Derechos del Niño de la ONU, en Ginebra, manifestó su preocupación por el elevado número de niños y niñas, víctimas de la lucha contra el crimen organizado en México, cantidad que cifró en al menos mil menores muertos de 2007 a 2011.

Además, lamentó que México no haya tomado las medidas necesarias para evitar el reclutamiento de niños por parte de grupos delictivos.

Por ello, los protocolos facultativos de la Convención sobre los Derechos del Niño relativos “a la venta de niños, la prostitución infantil y la utilización de niños en la pornografía”, y del referente “a la participación de niños en conflictos armados”, parecen letra muerta, debido, sobre todo, a que no forman parte de una estrategia coordinada, sino de un conjunto de acciones que de manera independiente realiza cada dependencia gubernamental y cada entidad federativa.

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar