Últimas noticias:

Buscan acelerar enfoque de género en quehacer parlamentario

La “ideología de género” sigue avanzando en las instituciones de México, de manera particular, en el derecho positivo, buscando hacer de él una herramienta para el cambio social e ideológico en el país.


Ideología de Género


Bajo la premisa de que la llegada de mujeres a puestos de toma de decisión no garantiza el cumplimiento de la agenda de género por sí sola, y con el objetivo de “acelerar el enfoque de género en el quehacer parlamentario” y trabajar en normas que estén en armonía con los conceptos de igualdad, la Cámara de Diputados y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizaron ayer la apertura de la Maestría en Género y Derecho, organizada por ambas instancias.

La diputada y promovente del evento, Erika Araceli Rodríguez Hernández (PRI), explicó que la igualdad de género contiene varias premisas, a través de las cuales se debe incluir y transversalizar este enfoque en el trabajo legislativo, ya que “la llegada de mujeres a puestos de toma de decisión no garantiza el cumplimiento de la agenda de género por sí sola”.

Se requiere, continuó, dotar de instrumentos analíticos y valorativos a los legisladores, de ahí la necesidad de crear el posgrado para acelerar el enfoque de género en el quehacer parlamentario y trabajar en normas que estén en armonía con los conceptos de igualdad.

Enfatizó que el posgrado es resultado del compromiso de la LXIII Legislatura y la UNAM para que “las” y “los” alumnos de esta primera generación, entre ellos diputados y asesores, elaboren el primer protocolo de actuación que permita legislar con enfoque de género.

La también secretaría de la Comisión de Igualdad de Género, resaltó que la LXIII Legislatura es la más cercana a la paridad de género en la historia de México, al contar con un total de 212 parlamentarias, resultado de la Reforma Política Electoral promulgada el 31 de enero de 2014.

Propuso aspirar a esquemas de igualdad que impliquen modificar las circunstancias que impiden a personas o grupos el ejercicio pleno de sus derechos y el acceso a oportunidades. “Es necesario erradicar no sólo los sesgos en las normas, sino aquellos aspectos que culturalmente inhiben a condiciones de igualdad”, subrayó.

“Sé que con la guía de los académicos de la UNAM, habremos de tener a las y los mejores profesionistas en conocimientos de género para hacer realidad cada uno de los postulados internacionales y sus principios básicos, como son las convenciones de la CEDAW y Bélem do Pará”, dijo, por su parte, la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, Laura Nereida Plascencia Pacheco (PRI).

El director del programa de la maestría, Carlos Reyes Díaz, expresó que el posgrado pretende contribuir no sólo a la impartición del conocimiento, sino a la generación de un protocolo de actuación para legislar con perspectiva de género.

Resaltó que el tema de género y el derecho deben materializarse en todos los ámbitos de la comunidad, por lo que “el aporte que daremos es justamente dar un diálogo constructivo en un asunto que requiere mayor impulso en todos los sentidos y destruir esquemas de inequidad”.

Contribuir con el posgrado permitirá a la UNAM cumplir con una de las misiones más importantes: dotar de herramientas a los sectores productivos y de toma de decisiones, a fin de crear productos que generen una sociedad mejor, indicó.

En el marco de esta ceremonia, la ex ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Olga Sánchez Cordero, ofreció la conferencia magistral “La práctica de legislar con perspectiva de género”, en la estimó que dicho protocolo tendrá el reto de cambiar la manera de aplicar normas, ya que “no basta con crear leyes cuando la realidad es otra”.

Precisó que las diferencias de género se sustentan en roles, características y tareas, construidas artificial y socialmente, que nos impone la sociedad en virtud de las interpretaciones que hacemos de nuestro propio sexo.

Eso propicia, enfatizó, simetrías de poder y condición al acceso a los recursos y oportunidades. Es decir, continuó, las diferencias de género producen desigualdad y estereotipos nocivos, en la medida en que nos imponen una carga y nos niegan beneficios, nos marginan y niegan nuestra dignidad y la diversidad de proyectos de vida.

Al mencionar el protocolo de la SCJN para juzgar con perspectiva de género, señaló que éste responde a lineamientos internacionales y medidas de reparación ordenadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Este documento, explicó, desarrolla cinco nociones: igualdad, no discriminación, estereotipo de género, categorías sospechosas y la perspectiva de género, que son “importantes para que se tomen en cuenta”.

Subrayó que hay aspectos que deben ser permanentes al legislar, hacer políticas públicas, juzgar, aplicar y crear leyes como los criterios de sospecha que señala el artículo 1 constitucional, porque “el ser humano normaliza y naturaliza los comportamientos y las funciones a priori”.

El evento fue inaugurado por el presidente de la Junta de Coordinación Política, César Camacho, en compañía del director general del Centro de Estudios de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), Sadot Sánchez Carreño.

@yoinfluyo

comentarios@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar