Últimas noticias:

Hay una especie de “diarrea” de supuestos derechos: Abascal

El 25 de agosto se llevó a cabo la presentación del libro “Los Derechos Humanos en México, 25 años de trabajo permanente en su estudio, promoción y defensa”, con la presencia y participación del Mtro. Salvador Abascal Carranza; el Dr. Raúl Plascencia Villanueva, ex presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), y el Ministro en retiro Guillermo Ortiz Mayagoitia. “En esta obra se podrá constatar la trayectoria de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos”, se lee en el Prólogo de José Manuel Valverde. 


México; CMDH, presentación de libro


La Actuaria Eugenia Diez Hidalgo, presidenta de la Comisión Mexicana de Derechos Humanos (CMDH) moderó el panel. El Mtro. Salvador Abascal fue el primero en intervenir y señaló que existe una circunstancia preocupante, que es la ideologización de los derechos humanos, tomando como base las “necesidades supuestas o reales de las minorías”, resultando que son ahora éstas las que “mandan en el mundo”, que en mucho se debe a su combatividad y la pasividad del resto de la gente.

Abascal Carranza compartió la idea, tomada de un autor francés, de que existe un consumismo de los derechos humanos. “Demasiados ciudadanos se convierten en consumidores de derechos”, exigiendo cada vez más de éstos y aceptando cada vez menos “deberes compartidos”. Cada práctica de cierto grupo se insta a ser legalizada, bajo la premisa de la no discriminación. Así proliferan éstos, en una especie “de diarrea de los derechos humanos”. Y desde esta óptica, incluso los animales tienen más derechos que los mismos seres humanos, se protege más a las crías de especies como la tortuga que a los mismos bebés que están por nacer.

Al tocar el tema de la libertad religiosa, compartió que la venida de Jesucristo dividió la historia y dignificó por ejemplo la relación entre hombres y mujeres, así como se modificó la esclavitud hasta ser sustituida.

Por lo que hace al Dr. Plascencia, comenzó su intervención diciendo que “el fin mismo de la defensa de los derechos humanos es la vida”, por lo que “una defensa de los derechos humanos que dejase de lado la vida no tendría sentido alguno”, y destacó en este sentido que el libro en comento aborda el tema de manera estupenda.

Por otro lado, comentó que en todo el mundo la materia electoral es un tema de derechos humanos; pero en un país como México se sustraen ciertas materias de este contexto.

Apuntó que, como retos actuales en materia de derechos humanos, está en principalísimo lugar el “derecho al desarrollo”, como condición para el ejercicio de los demás derechos, como la situación del lugar del nacimiento con relación a las oportunidades; la seguridad humana, traducida como acceso al agua, a la alimentación, la violencia en las calles, tema incluso más grave ahora que hace 25 años; la lucha contra la tortura, poder valernos más de pruebas científicas que de “obtener una confesión”; el acceso a la justicia; la presunción de inocencia; la inclusión de personas con discapacidad; el trato a las personas recluidas; la lucha contra la inseguridad y la impunidad; la educación; el acceso a la salud; protección del medio ambiente. En suma, pasar de la pura reforma a la realidad.

Por su parte, el Ministro en retiro Guillermo Ortiz Mayagoitia se refirió a que una vez que los jueces pueden verificar si una norma es conforme a la Constitución y tratados internacionales en materia de derechos humanos, han aumentado abundantemente en cantidad de tesis, no pocas contradictorias en la materia, y otras audaces o protagónicas.

Con respecto al tema de la protección de la vida humana, Ortiz Mayagoitia recordó que en la resolución del año 2002 se consideró que la Constitución protegía la vida de manera expresa en consonancia con el artículo 123 que preveía distintas protecciones hacia la mujer trabajadora en gestación, en atención al no nacido, y con relación al 14 que prohibía privar de la vida a nadie, sino mediante juicio. El acontecimiento que permitió ulteriores interpretaciones se dio cuando, al eliminarse la pena de muerte que se ubicaba legalmente en el artículo 22 de la Constitución, la protección expresa de no privar de la vida a nadie sin juicio del artículo 14 también se eliminó.

El Ministro en retiro considera que la protección a la vida existente en la Constitución se mantiene, no obstante los cambios antes señalados; pero fueron éstos los que permitieron un viraje interpretativo. Así, instrumentalizando lo antes descrito y junto a otros argumentos, es que se puede acceder al aborto en la Ciudad de México sin ofrecer ninguna causa.

El libro es publicado por la Comisión Mexicana de Derechos Humanos A.C., y Minos III Mileno Editores.

@yoinfluyo

jlopez@yoinfluyo.com


 

 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar