Últimas noticias:

“Riesgo extremo” en México, por trabajo infantil

De acuerdo al Índice de Trabajo Infantil estimado por la empresa de Análisis de Riesgos de Desarrollo Social y Ambiental, Maplecroft, con sede en Inglaterra, México ocupa el lugar 56, de un listado de 197 países, que lo clasifican de “Riesgo Extremo”, ligeramente por debajo de países como Haití (58), Angola (61), Corea del Norte (68) y Colombia (72).


Trabajo infantil


De acuerdo con los resultados del Módulo de Trabajo Infantil 2013 de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), 2.5 millones de niñas, niños y adolescentes de 5 a 17 años realizaba una actividad económica, es decir, formaban parte de la población ocupada.

En ese mismo año, la tasa de ocupación infantil a nivel nacional fue de 8.6 por ciento, con importantes variaciones a nivel nacional: en Colima, por ejemplo, esta tasa alcanzó su máximo nivel, con 14.3 por ciento, y el mínimo ocurrió en Chihuahua, con 3.1 por ciento.

Con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil (que se celebra el 12 de junio), el Instituto Belisario Domínguez, del Senado de la República, dio a conocer también que el 6.1 por ciento de la población infantil que trabajaba en dicho lapso tenía entre 5 y 9 años de edad, 23.3 por ciento entre 10 y 13 años y 70.1 por ciento entre 14 y 17 años.

Además, 36.0 por ciento de la población infantil que trabajaba no asistía a la escuela y la proporción restante, 64.0 por ciento, combina trabajo y estudio; 68.9 por ciento residía en las zonas del país menos urbanizadas (menores a 100 mil habitantes; 30.5 por ciento de las niñas, niños y adolescentes trabajaba en el sector agropecuario; 25.9 por ciento en el comercio; 24.6 por ciento en los servicios; 13.0 por ciento en la manufactura y 4.2 por ciento en la construcción.

Asimismo, 45.7 por ciento de la población infantil era trabajador no remunerado y 4.1 por ciento trabajaba por cuenta propia. El 61.7 por ciento trabajaba para un familiar, 34.0 por ciento para no familiar y 4.2 por ciento eran trabajadores por cuenta propia.

Casi 46 por ciento no recibía ingreso, 28.4 por ciento ganaba hasta un salario mínimo, 17.3 por ciento entre uno y dos salarios mínimos; 5.4 por ciento entre dos y tres salarios mínimos y 1.2 por ciento más de tres salarios mínimos.

Mayor incidencia en zonas rurales

Las tasas de participación infantil en la actividad económica son el doble de altas en las comunidades rurales que en las urbanas; las niñas y los niños ocupados en zonas rurales suelen empezar a trabajar antes.

La situación de las niñas es aún más compleja, caracterizándose por la doble jornada, ya que al trabajo agrícola se le suman las actividades domésticas que realizan en el escaso tiempo libre del que disponen.

Más de 20 por ciento de niñas, niños y adolescentes que trabajan sufren lesiones o enfermedades debidas a su trabajo.

Cabe recordar que la Organización Internacional del Trabajo (OIT), estableció el 12 de junio de cada año para la conmemoración del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, con el propósito de concientizar a la población sobre la necesidad de una acción mundial concertada para poner fin a la explotación del trabajo infantil.

Para este año, el tema central es “No al trabajo infantil – Sí a una educación de calidad”, enfatizando en la importancia de la educación en la prevención y eliminación del trabajo infantil, en particular a través de acciones dirigidas a: ofrecer una educación gratuita y obligatoria; garantizar que todos los niños y niñas tengan un ambiente de aprendizaje seguro y de calidad; disponer de un cuerpo docente debidamente capacitado y profesional; y tratar las causas profundas del trabajo infantil a través de intervenciones coordinadas en el ámbito de la educación y de la protección social y mediante respuestas políticas.

Aquí, en México, en el marco de la conmemoración del Día del Trabajo de 2015, el Presidente de México firmó el Decreto de promulgación del Convenio 138 de la OIT sobre la edad mínima de admisión al empleo.

Con esta firma, nuestro país asumió el compromiso de promover y establecer la edad mínima de 15 años de admisión al empleo, evitar que las niñas y los niños sean empleados antes de esta edad y proteger también a los y las trabajadores adolescentes contra cualquier forma de explotación y trabajo peligroso.

La ratificación del Convenio 138 se suma a la reforma del artículo 123 de la Constitución Política, que elevó la edad mínima de admisión al empleo de 14 a 15 años, y que entró en vigencia el 18 de junio de 2014.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar