Últimas noticias:

Derechos sexuales, “Caballo de Troya” para corromper a jóvenes

Sharon Slater, presidenta de Family Watch International (FWI), alertó que la bandera de los llamados “derechos sexuales” se han convertido en el “Caballo de Troya” que organizaciones internacionales están impulsando en diversos países del mundo, como el caso de México, para tratar de cambiar las normas sexuales y de género en la sociedad.


Los derechos sexuales y reproductivos


“La familia está deliberadamente dejada atrás por muchos gobiernos, no porque no otorgue los mejores resultados, sino por el aumento del avance de presuntos ‘derechos sexuales’ que están en conflicto o chocan contra los derechos de la familia”, sostuvo.

La activista norteamericana estuvo en la Ciudad de México para participar en el Primer Congreso Nacional de Familia y Desarrollo Humano, organizado por la Comisión de la Familia del Senado de la República, donde habló sobre Protección Gubernamental y Social de la Familia.

Invitada por el senador José María Martínez Martínez, presidente de la Comisión de la Familia, la cofundadora de FWI advirtió que, al momento, no hay una definición oficial sobre cuáles son los derechos sexuales.

“Desde la definición de ‘derechos sexuales’ de la Organización Mundial de la Salud (OMS), este término puede ser usado como el Caballo de Troya para que surjan múltiples agendas sexuales controvertidas que dañan a la familia y que violan los valores religiosos y culturales de muchos países”, explicó.

Detalló que de acuerdo a la definición de trabajo de derechos sexuales de la OMS, estos supuestos derechos incluyen:

“Derecho a buscar, recibir e impartir información relativa a la sexualidad”. ¿Pero de qué edad estamos hablando?, ¿qué pasa con los derechos de los padres?, ¿qué pasa con la pornografía y la pornografía infantil?, cuestionó Slater, tras señalar que existen nuevos estudios disponibles acerca del impacto dañino de la pornografía adulta en el cerebro infantil, por lo que de nueva cuenta se preguntó cómo serán protegidos los niños y niñas de todo esto.

“Derecho a la educación sexual”, lo cual, dijo, sólo reduce los valores a la consideración de la OMS, pues habrá que preguntar si promoverá o aprobará el aborto o las relaciones heterosexuales u homosexuales anteriores o fuera del matrimonio y qué pasa con el derecho primordial de los padres a guiar la educación de sus hijos.

“Derecho a relaciones sexuales consensuales y matrimonio”. Punto sobre el que Sharon Slater volvió a plantear algunas interrogantes, como ¿a qué edad?, ¿prostitución?, ¿relaciones sexuales entre un adulto y un menor?, ¿poligamia?

“Necesitamos una definición de trabajo de derechos sexuales para que sepamos de lo que estamos hablando. Los derechos sexuales que se aducen alcanzan a casi todas las áreas, leyes y políticas, empezando por leyes relativas a la anticoncepción, e incluyen asuntos que rodean a expresiones sexuales, a la orientación sexual y aun a operaciones de cambio de sexo, y todo el camino hasta el matrimonio, la adopción y finalmente la educación sexual”, argumentó.

En su amplia exposición, la activista pro familia resaltó que cuando se habla acerca de la niñez o de respetar los derechos de padre y madre, las cosas se ponen más complicadas rápidamente.

Muy grave la desproporción de definiciones

En este sentido, precisó que la Federación Internacional de Paternidad Planificada es una de las mayores organizaciones activistas sobre derechos sexuales en el mundo, la cual provee de educación sexual a la niñez, asegurando que los derechos sexuales se refieren a la sexualidad de las personas o a la orientación sexual o a la identidad de género. “Ellos dicen que los derechos sexuales incluyen un derecho al placer sexual y que los derechos sexuales y reproductivos son reconocidos en todo el mundo como derechos humanos”.

No obstante, aclaró que el término de “derechos sexuales” es uno de los más controvertidos en las negociaciones de las Naciones Unidas y, por lo mismo, es rechazado siempre cuando es propuesto. “Nunca ha sido adoptado en ningún documento de consenso de la ONU precisamente porque es tan ambiguo que puede hacer que signifique cualquier cosa que se quiera”.

Delineó que la Federación Internacional de Paternidad Planificada recibe millones de dólares en fondos de agencias de la ONU para promover la promiscuidad como derecho humano a niños y niñas infectados con VIH, algo que muchos padres no tienen idea de que esto es enseñar a sus hijos bajo el disfraz de educación sexual o de VIH.

Recalcó que Paternidad Planificada instruye a los niños y a la juventud a “explora el cuerpo de tu pareja con tus manos y boca”, a “hablar o actuar tus fantasías”, a “hablar sucio de éstas”, a “jugar contigo mismo, ya que la masturbación es una manera grandiosa de conocer más”.

ONU, principal promotora de “derechos sexuales”

Precisó que las principales agrupaciones de las Naciones Unidas que Promueven los mal llamados “derechos sexuales”, son la Oficina del Alto Comisionado para Derechos Humanos, los Comités de Monitoreo de Cuerpos de Tratados de la ONU, las agencias de la ONU y los relatores y expertos de Naciones Unidas.

Sharon Slater aseveró que entre los comités que son manipulados para impulsar los “derechos sexuales” está el Comité de la ONU-CEDAW, que vigila el cumplimiento de la Convención para la Eliminación de todas las Formas de Discriminación contra las Mujeres. “Este comité también ha sido nombrado por activistas de derechos sexuales hasta el punto de que inventa disposiciones de tratados para decir a los países que deben tolerarlas”.

El Comité CEDAW influyó para aprobar aborto en DF

Refirió que el comité CEDAW fue quien urgió a México para que proveyera el acceso al aborto rápido y fácil. “Y aunque las recomendaciones del comité  no son vinculantes, creo que una de las razones por las que la Ciudad de México legalizó el aborto fue debido a la intensa presión que ustedes sufrieron de varias agencias y comités de la ONU para hacerlo, y así en un evento de las Naciones Unidas hace algunos años, yo recuerdo a un orador enfatizando cómo presionaron a México para la legalización del aborto y cómo esta estrategia podía ser usada en otros países”.

La presidenta de FWI aseguró que los activistas de derechos sexuales saben que si pueden incentivar a la próxima generación para que sean sexualmente promiscuos y que demanden que se les garanticen  derechos sexuales, ellos en buena medida habrían ganado la batalla. “Así es que su mayor objetivo son nuestros hijos, el futuro de cualquier sociedad”, alertó.

Para concluir, Slater hizo un llamado para trabajar en pro de las familias de México, “ya que al final la batalla que estamos peleando es realmente una batalla sobre los corazones y mentes de nuestros niños, los futuros líderes de la sociedad. Es la salud e inocencia de nuestros niños lo que está en juego. Si a través de nuestros esfuerzos somos capaces de proteger a un solo niño, y ayudarles a formar una familia estable y fuerte, habrá valido la pena todo el esfuerzo que hemos puesto”.

@agtz3003

@yoinfluyo

agutierrez@yoinfluyo.com


 

Lo más visto

Síguenos en nuestras redes sociales

Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo Yoinfluyo

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar