“Eventualmente, el PRD desaparecerá”

De acuerdo con Guillermo Torres Quiroz, analista político, esta derrota significará, eventualmente, la desaparición del PRD como lo conocemos.



La elección de 2018 en la Ciudad de México resultó en la debacle del Partido de la Revolución Democrática.

 

Después de más de dos décadas de mantener un control férreo sobre el gobierno local, la Asamblea Legislativa y sus delegaciones, el PRD ha perdido prácticamente toda su fuerza, que ahora se reduce a tres alcaldías: Coyoacán, Venustiano Carranza y Milpa Alta.

 

Alejandra Barrales, su candidata a la Jefatura de Gobierno por la Ciudad de México, perdió frente a la morenista, Claudia Sheinbaum, por una diferencia de 16 puntos porcentuales.

 

Pero hay más, el partido del sol azteca no tendrá ni un solo diputado por mayoría en el nuevo Congreso de la Ciudad de México, por lo que su representación será por la vía plurinominal.

 

La coalición Por la Ciudad de México al Frente sí ganó en dos distritos, pero sus abanderados son panistas de la alcaldía de Benito Juárez, demarcación que también será gobernada por el PAN.

 

En 2015 el PRD obtuvo tres diputados menos que Morena en la Asamblea Legislativa, aunque logró mantener el control político gracias a las alianzas con otros partidos y legisladores.

 

Esta vez su capacidad de negociación quedará reducida el mínimo, pues la bancada del Movimiento de Regeneración Nacional tendrá 40 diputados; el PAN, 10; y el PRD tendrá solamente cinco escaños, los mismos que el PRI.

Si la alianza PRD-PAN-MC se mantuviera durante los próximos tres años, sumarían únicamente 16 legisladores locales, de acuerdo con una proyección realizada por el diario Excelsior.

 

De acuerdo con Guillermo Torres Quiroz, analista político, esta derrota significará, eventualmente, la desaparición del PRD como lo conocemos.

 

“Esto sucederá si no hay una nueva recomposición en el tablero en estos tres años. Es decir, que se alíen con Morena o que se transformen en una fuerza política, utilizando el registro del PRD”.

 

El pasado domingo, el PRD dejó de gobernar Tabasco, Morelos y la Ciudad de México. Michoacán es un caso aparte, pues, aunque Silvano Aureoles llegó al poder cobijado por ese instituto político, durante la campaña anunció abiertamente su apoyo a José Antonio Meade, candidato del PRI a la presidencia.

 

Ahora ¿Esta victoria de Morena significa que habrá un cambio sustancial para la capital del país? Torres Quiroz cree que no, pues gran parte de los candidatos de Morena son experredistas.

 

“Vimos durante los últimos tres años cómo se fueron pasando del PRD a Morena y cómo se fue cristalizando un partido político que hace tres años ganó cinco delegaciones y que ahora prácticamente se está llevando casi carro completo”.

 

“No vamos a ver un cambio drástico, pues es la izquierda que ya gobernaba, ahora con una nueva careta y muchos de esos actores van a repetir

 

El efecto Mikel

 

Si bien no logró su meta de superar los 20 puntos porcentuales, el candidato del PRI a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, sí tuvo un mejor desempeño que el candidato a la presidencia y los otros candidatos.

 

De acuerdo con Guillermo Torres Quiroz, esto pudo deberse al voto del movimiento provida y familia, que encontró en Arriola un aliado.

 

“Sí hubo un voto diferenciado de gente que votó por Mikel pero no votó por Meade; y de gente que votó por Mikel y Meade, pero que no votaron por los candidatos del PRI”.

 

“Hubo gente del movimiento de vida y familia sí le representó casi 200 mil votos a Mikel Arriola” finalizó.

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.