AMLO puntero. Anaya se mantiene en segundo: Encuesta

A poco menos de una semana de la jornada electoral del 1º de julio, Andrés Manuel López Obrador tiene un 35 por ciento de las intenciones de voto, en tanto que Ricardo Anaya se mantiene en segundo lugar de la contienda con 23 por ciento.



Sin embargo, José Antonio Meade registró un repunte al sumar 21 por ciento de las preferencias electorales, según el más reciente reporte de la encuestadora GEA-ISA.

 

En la medición, el candidato López Obrador, de la coalición “Juntos haremos historia”, perdió 2 puntos; Ricardo Anaya de la coalición “Por México al Frente” se mantuvo el mismo porcentaje, en tanto que Meade de “Todos por México”, subió 4 puntos, para recuperar el nivel que tenía en marzo. La cerrada disputa por el segundo lugar es el dato más relevante del reporte. El ex gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, registra apenas uno por ciento.

 

Si se elimina al 20 por ciento de indefinidos, muchos de ellos abstencionistas, la votación efectiva sería de “44 por ciento López Obrador, 28 por ciento Ricardo Anaya, 26 por ciento José Antonio Meade”, señaló Guillermo Valdés, socio de GEA-ISA.

 

Valdés explicó que la disputa por el segundo lugar ha dificultado el tránsito hacia el voto útil con miras a derrotar a López Obrador.

 

El especialista comentó que la operación del Partido Revolucionario Institucional (PRI) destruyó la imagen positiva que muchos votantes tenían de Ricardo Anaya, lo que se demuestra con el balance entre opiniones positivas y negativas, ya se ha empatado con las de su rival José Antonio Meade

 

Guillermo Valdés indicó el crecimiento de Meade se debe a que en este último tramo de la campaña se ha registrado una gran movilización de los priistas en el contacto con la gente, en busca de mantener diferentes posiciones legislativas y locales. Meade se fortaleció en el sureste y en el área metropolitana de la capital.

 

Con respecto a Ricardo Anaya, Valdés enfatizó que este realizó una menor cantidad de mítines con los electores que cualquier otro de sus rivales, además el tercer y último debate no le redituó en las preferencias de votación.

 

Además, el Partido Acción Nacional, también sufrió daño en su imagen por la coalición que formó con el Partido de la Revolución Democrática y el Partido Movimiento Ciudadano.

 

Del 8 por ciento de quienes declararon que aún podrían cambiar su intención voto, Anaya podría ganar un punto y perder 4; Meade perder 2 y ganar 4, en tanto que López Obrador perder 2 y ganar 6.

 

Por su parte, Ricardo de la Peña, de GEA-ISA, señaló que “no es imposible el triunfo de ningún contendiente”, aunque es “altísimamente improbable” que se registre un resultado muy distinto al que marcan la mayoría de las encuestas.

 

No obstante subrayó que “si eventualmente el día primero de julio los ciudadanos decidiesen votar en un sentido distinto, es un derecho innegable de los ciudadano ejercer su voto como les venga en gana”.

 

El Congreso

 

Sobre las tendencias respecto a la votación para el Senado de la República la encuesta de GEA-ISA reveló que la coalición “Juntos haremos historia” podría obtener hasta el 31 por ciento de la votación lo que representarían hasta 59 senadores, con lo que no alcanza la mayoría absoluta pero sí la mayoría simple. Ponderando el margen de error, podría obtener entre 52 y 66 curules. En este último rozaría la mayoría absoluta.

 

A su vez, la coalición “Todos por México” alcanzaría entre 30 y 41 senadores, en tanto que “Por México al Frente”, contarían entre 27 y 36 curules.

 

Por lo que hace los diputados “el PAN tiene un poco más que el PRI”, lo que daría una integración de Morena, con 238 diputados, que sería la primera fuerza; la segunda bancada sería la de “Por México al Frente” con 146 y en tercer lugar “Todos por México”, con 115 legisladores.

 

“Juntos haremos historia” obtendría 221 y 261, en este caso incluso superaría la mayoría. Por parte de la coalición “Todos por México” llegarían de 104 y 131, y en el caso del Frente, 128 y 161. En general, “Juntos haremos historia alcanzaría mayorías simples y no absolutas necesarias para cambios constitucionales.

 

Finalmente, aunque consideró que, si bien es normal que un político busque que todos sus correligionarios logren ganar todas las curules en el Congreso, Valdés señaló que existe un rasgo de voto diferenciado ya que López Obrador cuenta con intención de voto (35%) que su coalición en la Cámara de diputados (29%).

 

 

@yoinfluyo

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.